| Artículos | 01 MAY 2006

La gestión integrada aporta valor al negocio

Jordi Gascón.
Integración es uno de los términos más extendidos en TI y, sin embargo, a menudo se olvida el valor que aporta al negocio. En el pasado, la integración dependía de los eventos y estaba fragmentada, pero actualmente existe tecnología disponible que integra procesos a través de redes, sistemas, bases de datos, aplicaciones, almacenamiento, seguridad y otros dominios de gestión que anteriormente estaban separados. Para ofrecer este nivel de integración, la infraestructura de gestión debe hacer uso de una base de datos de gestión centralizada, flujos de trabajo integrados y políticas comunes. Esta plataforma de integración permitirá una definición común de activos para todos los sistemas de gestión facilitando un sistema completo y equilibrado de comprobaciones.
A menudo, a las empresas les resulta difícil conciliar los activos descubiertos de forma automática, por ejemplo, por un sistema de gestión de red, con los activos que creen poseer y que gestionan. Con una plataforma de integración que recogiera y almacenara en una base de datos de gestión central información detallada sobre los activos, incluyendo datos de configuración, financieros y de utilización, esa información se podría transformar automáticamente en información útil sobre la que actuar. Con una fuente única de información, la empresa tendrá un conocimiento real y un mayor control de sus activos. Además, un único punto de control para todos los procesos de TI y de negocio ayuda a las organizaciones a asegurar la calidad y coherencia.
Para muchas compañías, el servicio de soporte es el punto de gestión central que traduce las políticas de negocio en procesos de trabajo. Cuando un servicio de soporte se integra en el tejido de un departamento de TI, los usuarios finales y el personal de soporte son mucho más productivos.
Los productos de gestión que se benefician de una plataforma de integración pueden asociar los componentes descubiertos en la infraestructura con los servicios de TI que soportan. Además, los productos de gestión pueden recopilar, relacionar y agregar fallos y alertas en el contexto de esos servicios de TI. Este contexto de servicios acorta el tiempo de análisis del problema y la carga de trabajo de soporte.
Cuando varios productos de múltiples disciplinas de TI, como la gestión de redes y sistemas, aprovechan la plataforma de integración, el personal de TI puede hacer análisis de causa-raíz más rápidamente, lo cual reduce el tiempo de identificación de problemas y elimina la duplicación de esfuerzos.
En resumen, las organizaciones pueden obtener un valor significativo para el negocio con la integración de los recursos y procesos. Este valor se genera al mejorar los niveles de servicio, reducir costes, minimizar riesgos, reasignar recursos y capacitar a los usuarios para tomar decisiones sobre el uso de la tecnología con criterios de negocio. Para lograr estos beneficios, los responsables de tecnología deben centrarse en objetivos de integración específicos y concretos, así podrán conseguir un impacto positivo e importante en el rendimiento total de su negocio.

Jordi Gascón, Director Técnico de CA

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información