| Artículos | 01 NOV 2002

La CMT multa a Telefónica con 13,5 millones de euros

Por demorar la interconexión por capacidad
El Consejo de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) ha sancionado a Telefónica de España con una multa de 13,5 millones de euros por negarse a proporcionar a los operadores interesados interconexión por capacidad. Además, el operador todavía no ha implantado el nuevo modelo operativo de interconexión por capacidad combinada (voz y datos).

La sanción impuesta a Telefónica se basa en el incumplimiento de la resolución de 9 de agosto de 2001 por la que la CMT aprobaba la nueva Oferta de Interconexión de Referencia (OIR) para el operador dominante en el mercado de telefonía fija. En dicha resolución se establecía un periodo de tiempo de sesenta días para que Telefónica introdujese el nuevo modelo de interconexión operativa por capacidad.
Dicho modelo, que se adoptó tras un periodo de consulta pública, supone una alternativa al tradicional modelo de interconexión por minuto, ya que tiene en cuenta el volumen de datos transmitidos y la capacidad de la red, y persigue evitar los desequilibrios detectados en las condiciones de actuación del operador dominante y las de sus competidores.
En otra resolución posterior, la CMT reiteraba que Telefónica debía ofrecer a los restantes operadores la modalidad de interconexión combinada (voz más Internet), conforme a las condiciones y precios establecidos en la OIR de agosto del año anterior.
En la reciente resolución sancionadora, la CMT entiende que Telefónica ha incurrido en una conducta infractora, por incumplir esta obligación con Lince, privando a los usuarios de la posibilidad de nuevas ofertas. No obstante, el Consejo de la CMT asegura que, al haber apreciado un reciente cambio de la actitud de Telefónica respecto de este asunto, ha decidió reducir sustancialmente la cuantía de la sanción propuesta inicialmente.

Telefónica responde. La respuesta de Telefónica no se ha hecho esperar. La compañía considera “absolutamente injusta y carente de sentido la sanción”, ya que afirma haber cumplido el modelo de interconexión por capacidad establecido en la Ley frente al que pretende imponer la CMT. “La sanción se produce, además, sin que se haya cerrado definitivamente la solicitud de medida cautelar efectuada por Telefónica a la Audiencia Nacional para paralizar el citado modelo de la Comisión”, asegura el operador.
Según Telefónica, “la sanción es desproporcionada ya que, en el contencioso con la CMT, Telefónica de España ha tenido especial cuidado en no perjudicar a los competidores, al actuar en su relación económica con los otros operadores, facturando sus importes de interconexión de acuerdo con el modelo impuesto por el ente regulador, pese a haberlo impugnado, con lo cual el resultado económico es de operatividad absoluta”.

Un “modelo sin precedentes”. Para Telefónica, “el modelo de interconexión por capacidad puesto en marcha por la CMT no tiene precedentes en el mundo, y contradice el real decreto Ley 7/2000, así como el principio impuesto por la propia Comisión, de “continuidad económica”. Dicho principio señala que la interconexión por capacidad debe tener un mismo coste para los operadores que el sistema de interconexión por tiempo, predominante hasta ahora, siempre que el tráfico cursado sea igual en ambos sistemas.
Resulta paradójico, en opinión de Telefónica, que el actual proyecto de Ley de Acompañamiento de los Presupuestos proponga la derogación parcial de Real Decreto Ley mencionado, precisamente para posibilitar la aplicación del modelo al que aspira la CMT, y ésta sancione con dureza una conducta que “se ajusta a la norma vigente y se anticipa a la entrada en vigor de la nueva”.
Afirma el operador que implantó el modelo de interconexión por capacidad, respetando el citado decreto ley de 2000 e impugnó ante la Audiencia Nacional las resoluciones de la CMT administrativas, y por tanto, de inferior rango, que pretendían separarse del mismo, solicitando su paralización cautelar, pendiente aún de resolución definitiva.


A vueltas con el coste del servicio universal
-------------------------------------------------------------
La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) ha rechazado la modificación del sistema de contabilidad de costes propuesto por Telefónica para el año 2001, obligando a la compañía a presentar una nueva propuesta. El método presentado por el operador, basado en el método de “anualidad financiera”, cifraba los costes asociados a la prestación del servicio universal a 770 millones de euros, frente a los 271 millones que resultan aplicando el sistema tradicional.
La nueva propuesta que presente Telefónica deberá incluir también los criterios de revisión del inventario de activos inmovilizados. La CMT pretende que no se incluya en la valoración de los costes corrientes los elementos que, aún estando en servicio, “no sería razonable sustituir por los de tecnología actualizada en un diseño de estructura de planta y dimensionamiento eficiente”.


Cinco operadoras presentan ofertas al concurso de TRAC
--------------------------------------------------------------------------------
Telefónica de España ha recibido un total de cinco ofertas al concurso convocado para dar acceso a Internet a los actuales usuarios de la Telefonía Rural de Acceso Celular (TRAC). En concreto, tres de las ofertas presentadas proceden de operadores LMDS con licencia en la banda de 3,5 GHz (Neo-Sky, Basa e Iberbanda), un operador de móviles (Telefónica Móviles) y un operador LMDS con licencia en la banda de 26 GHz (Broadnet).
El concurso se convocó a finales del mes de julio con el fin de poder presentar a la Administración un plan para permitir el acceso a Internet de los actuales usuarios TRAC. A partir de ahora se abre una etapa de análisis y revisión de las ofertas presentadas, con el fin de construir en este año el plan detallado a presentar a la Administración. El objetivo de dicho plan es que en diciembre de 2004 cualquier usuario actual de TRAC pueda disponer de acceso a Internet.
Según Telefónica, “dado que el componente económico de este proyecto va a repercutir de forma directa en el coste neto del servicio universal, que conforme a la actual legislación debería ser sufragado por todos los operadores, el criterio fundamental de selección contempla prioritariamente los costes de las diferentes opciones”.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios