| Artículos | 01 JUL 2002

"La Administración ha de incentivar la extensión de la Sociedad de la Información"

Jordi Alvinyà, Secretario de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información de la Generalitat
Toñi Herrero.
La renovación del Plan Estratégico definido hace cuatro años, la puesta en marcha de la Administración en línea y la consolidación de las redes de telecomunicaciones son los principales planes de trabajo de Jordi Alvinyà, desde enero al frente de la Secretaría de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información de la Generalitat de Cataluña. Esto incluye, según Alvinyà, “el desarrollo total de la Administració Oberta de Catalunya y del acceso del conjunto de empresas a Internet, al comercio electrónico y a la prestación de servicios”.


Nacida en 1998 fruto del interés de Jordi Pujol en que Cataluña no perdiera el tren de la Sociedad de la Información, la Secretaría de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información actualmente está realizando la revisión del Plan Estratégico “Catalunya en xarxa” (Cataluña en red). ¿Cuáles son las nuevas necesidades que han surgido para hacer necesaria esta revisión?¿Qué líneas se van a seguir?
- Lo que pretendemos hacer se ha intentado plasmar en el nuevo Plan Estratégico que hemos acordado realizar con Localret, consorcio de municipios catalanes una de cuyas principales funciones es potenciar la implantación de las nuevas tecnologías de banda ancha en los distintos municipios. Se decidió actualizar el Plan tras la constatación de que la realidad tecnológica y económica del año 2002 es diferente de la de 1998, cuando se empezó a redactar el documento. En la medida en que la cobertura de redes comienza a estar encarrilada y contamos con una trama de puntos de acceso público a Internet y con recursos de formación, hemos de plantear para los próximos cuatro años un salto cualitativo de consolidación de la Sociedad de la Información muy dirigido a la prestación de servicios. Esto incluye el desarrollo total de la Administració Oberta de Catalunya (AOC, Administración Abierta de Cataluña) y del acceso del conjunto de empresas a la Red, al comercio electrónico y a la prestación de servicios.

La AOC es el estandarte de la Generalitat para su introducción total en la Sociedad de la Información. Sin embargo, según la última encuesta del Observatorio de la Sociedad de la Información, sólo el 28% de los ciudadanos catalanes accede a Internet, por lo que los beneficios de la Administración online sólo llegan a un reducido número de personas. ¿Cómo se piensa llevar a cabo su extensión?
- Aquí entra de nuevo en escena nuestra colaboración con el consorcio Localret en el proyecto Nodat. Pretendemos crear una amplia red de puntos de acceso público a Internet haciendo que la población no tenga excusa para no utilizarla. Además vamos a facilitar formación en el manejo de las TIC, así como una serie de cursos de autoaprendizaje a través de la Red. En el mes de junio se lanzará el proyecto, que irá desarrollándose a lo largo del 2002.
De cualquier modo, es evidente que la gente no utiliza algo simplemente por tener medios para ello y saber cómo se hace. Necesita también un aliciente, unos servicios que les sean de utilidad. Desde la Administración Pública tenemos el reto de poner en marcha servicios que hagan interesante el uso de Internet, y esto es la AOC, la Administración en la Red. Las empresas también han de asumir su parte de responsabilidad en este punto, han de ofrecer servicios que sean atractivos, servicios de pago, pero útiles.
Otro objetivo importante es fomentar la importancia de Internet entre las pymes catalanas ya que son las que tienen capacidad de prestar servicios capaces de lograr que la gente se conecte de manera usual. Y la AOC será a su vez un modo de que las pymes utilicen la Red habitualmente. En este sentido, una de las cosas que pueden incentivar esta incorporación generalizada de las pequeñas y medianas empresas al mundo online es que la propia Administración compre en línea. Se podría crear un marketplace de la Generalitat y de las Administraciones locales para habituar a sus proveedores a contratar en línea. También habrá que encontrar servicios específicos capaces de atraer a los colectivos con una mayor problemática evitando que queden excluidos.

La Generalitat tiene un compromiso muy fuerte con la extensión de la banda ancha a toda Cataluña, un objetivo para cuyo logro es cada vez más evidente la necesidad de la inversión pública, que incluso empieza a ser requerida por colectivos como Localret. ¿Cuál es el trabajo de la Secretaría en esta área?
- En estos momentos estamos desarrollando el proyecto Microcom, que analiza comarca a comarca el estado de la red de telecomunicaciones. Se prevé acabarlo antes del verano. Además se están ejecutando tres pruebas piloto con todos los operadores en comarcas especialmente complicadas desde el punto de vista de despliegue de red (orografía, baja demografía, etc.); también estamos haciendo pruebas de satélite bidireccional. De este análisis queremos extraer las conclusiones que nos permitan determinar cuáles son las tecnologías más convenientes.
No nos casamos con ninguna tecnología concreta porque tanto el cable como GPRS, satélite, LMDS, ADSL y las diversas variantes de xDSL aportan el servicio que se necesita. Estamos analizando cuál de estas inversiones nos proporciona mejor respuesta para extenderla al resto del territorio. Una vez hayan acabado las pruebas piloto estaremos en disposición de decidir hasta dónde podemos confiar en que las empresas actúen por sí mismas y cuando hará falta que las Administraciones Públicas participen activamente.

¿Cómo puede incentivar la Administración la extensión de las telecomunicaciones?
- De muchas maneras: incentivando que las empresas de telecomunicaciones lleguen a estas zonas a cambio de determinados beneficios o bien invirtiendo directamente en los territorios más desfavorecidos como consecuencia de las reglas del libre mercado. Estamos observando que todos los operadores invierten poco –algunos prácticamente nada– y están limitándose a explotar comercialmente las inversiones realizadas en los últimos años. No esperamos un relanzamiento de la inversión en redes a corto plazo y, por eso, las Administraciones han de ayudar.

¿Qué tipo de medidas concretas pueden evitar que estas zonas “desfavorecidas” queden excluidas de la Sociedad de la Información?
- Por ejemplo, a instancia de una propuesta presentada por CiU en el Congreso y admitida por el PP, se ha incorporado el acceso de Internet a la directiva europea sobre el servicio universal de telecomunicaciones. Es fundamental porque supone que todos los ciudadanos de la Unión Europea han de tener asegurado el acceso a la Red, lo que no ha pasado ni siquiera con la telefonía en determinadas zonas rurales. Nos permitirá garantizar una calidad de acceso aceptable; no óptima porque con el servicio universal se habla de los mínimos que se pueden establecer y que cada Estado deberá definir. A pesar de esto sigo pensado que será necesario que las Administraciones Públicas, en todos los niveles, ayudemos, quizás yendo un poco más allá o más rápido porque un retraso de un año en el desarrollo de la Sociedad de la Información puede costar muy caro, al país y a la sociedad.
Y, precisamente, con el proyecto Microcom queremos def

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información