| Artículos | 01 SEP 2004

"La 3G nos está abriendo el mercado europeo"

Paul Jacobs, vicepresidente ejecutivo y presidente de Wireless and Internet Group de Qualcomm
Fernando Ujaldón.
El despliegue de las redes 3G y el lanzamiento de los servicios comerciales basados en esta tecnología representan para Qualcomm una importante oportunidad de crecimiento a nivel mundial. En Europa, por ejemplo, el hecho de que UMTS se apoye en tecnologías CDMA, derriba, según Paul Jacobs, vicepresidente ejecutivo de la compañía, la barrera que a la expansión de su negocio elevaba el estándar GSM.

Durante muchos años GSM se ha mantenido como un estándar principalmente europeo, mientras CDMA dominaba otros mercados, como Estados Unidos, configurándose así dos negocios con reglas diferentes e irreconciliables. ¿Se ha reproducido esta dicotomía en el mercado 3G?
- El panorama ha cambiado sustancialmente. Tal confrontación se está transformando en irrelevante en el contexto mundial de desarrollo del espectro de redes de tercera generación. Y esta ha sido también la actitud asumida por Qualcomm: no nos interesa si el nombre de las redes 3G es UMTS o W-CDMA; nos preocupa más estar dentro del negocio y ocupar una posición significativa en él. Creo que continuar discutiendo acerca de los méritos de un estándar u otro resulta una tarea infructuosa. La lección aprendida estos años es que serán varias las normas que seguirán utilizándose por largo tiempo, aunque CDMA y sus evoluciones continuarán su crecimiento desempeñando, sin duda, un papel importante como parte del futuro móvil.

¿Ha puesto entonces Qualcomm, como tradicional suministrador de soluciones basadas en CDMA, paños fríos en una de las más importantes batallas del negocio de la movilidad, como es la de los estándares, ante el peso de las evidencias? Recordemos que a nivel mundial los usuarios de CDMA constituyen cerca del 15%, mientras que los de GSM contabilizan el 70%.
- No estoy de acuerdo con esa apreciación, porque hay que recordar que la clave del asunto está en la tercera generación de teléfonos móviles. En el contexto europeo no siempre se señala que la norma de las redes UMTS está basada en tecnología de espectro de ancho de banda CDMA. Desde esta perspectiva, en cambio, la posición de Qualcomm en el plano mundial es ciertamente ventajosa, dado que somos especialistas en esta tecnología.
Por otra parte, no escapa a nadie que obtener beneficios de los derechos provenientes de la patentes de CDMA (Qualcomm posee algo más del 90% de todas ellas) del 15% de los usuarios mundiales de telefonía móvil constituye un excelente negocio. Cada vez que se vende un chip basado en CDMA o un operador utiliza un estándar, nuestra compañía está obteniendo dinero. Esta es una de las explicaciones del importante crecimiento de los ingresos que experimenta la compañía año a año (en 2003 llegó al 57%) y de los dividendos que hemos pagado a nuestros accionistas, incluso en momentos en que prácticamente toda la industria estaba atravesando una dura crisis de la que muchos no han conseguido recuperarse. Buena parte de los ingresos de efectivo que obtiene Qualcomm son resultado del éxito de la tecnología CDMA, particularmente del gran impulso que ha recibido en el sector de las telecomunicaciones con el despliegue mundial de las redes 3G.

¿Cuáles son los principales escenarios geográficos en los que la compañía tiene hoy puesta su mira estratégica?
- Confiamos en que gran parte del crecimiento de Qualcomm en los próximos años provenga de Europa. Para empezar, el hecho de que una parte de las tecnologías de redes en las que se basa UMTS esté cubierta por una patente de CDMA es obviamente beneficioso para nuestro futuro. Está claro que para Qualcomm el despliegue de las redes 3G ha significado la posibilidad de introducirse en el terreno europeo, que, con la segunda generación, constituía para nosotros un negocio con barreras infranqueables debido a la hegemonía de GSM. Durante años la compañía no tuvo nada que ver con Europa, pero actualmente estamos trabajando ya conjuntamente con operadores en el desarrollo de sus planes de UMTS. Algunos de ellos manifiestan además un especial interés en contar con terminales duales que soporten UMTS y al mismo tiempo otros estándares 3G. Esto supone un cambio de actitud significativo dado que, hace unos años, intentamos posicionar terminales en Europa que soportaran GSM/CDMA pero resultó imposible. Nuestros planes incluyen la distribución de chipsets duales UMTS/CDMA2001x durante 2005y 2006.
Así, lo cierto es que la relación de Qualcomm con el mercado europeo ha cambiado radicalmente en los últimos años. En general, percibimos que las compañías tienen una mayor receptividad. El pasado año entregamos más de 2.000 terminales UMTS a los operadores para la realización de pruebas en sus redes y ya tenemos dos generaciones de chipstes de este tipo en manos de los clientes. La 3G favorece la expansión de nuestro negocio y estamos convencidos de que se introducirá con fuerza en el mercado, fundamentalmente por las aplicaciones derivadas de la integración de GPS y multimedia. Las exageradas expectativas que se pusieron en el negocio de tercera generación terminaron haciendo daño a este negocio, pero fue una crisis transitoria. Estoy convencido de que la 3G comenzará a desarrollar rápidamente su potencial a partir del próximo año.

Ahora que la tercera generación es ya una realidad comercial disponible en los principales mercados, ¿Cómo cree que será la respuesta por parte de los usuarios?
- Los contenidos y las aplicaciones serán los verdaderos motores del mercado 3G; si existen contenidos que tengan sentido para los usuarios, el número de éstos aumentará. Teniendo en cuenta la experiencia previa de Qualcomm, nuestra línea de actuación es priorizar las inversiones y actuaciones en el terreno de los contenidos y el software, por encima del negocio de terminales. Los desarrolladores de contenido están en un negocio que adquiere cada vez mayor importancia y por el que nosotros hemos apostado fuerte con nuestra plataforma de desarrollo de contenidos Brew. Sucede que muchos de los principales jugadores del sector lo consideran como un terreno que no requiere grandes inversiones y que, sin embargo, tiene un alto nivel de retorno. Por el contrario, nuestra postura respecto de los contenidos es, de alguna forma, estratégica. La apuesta de Qualcomm por Brew no se circunscribe directamente en las ganancias que puedan ser generadas por las aplicaciones en sí, sino que principalmente constituye nuestro aporte a la industria móvil en general.
La solución Brew ofrece la posibilidad de construir productos y servicios que conectan entre sí a los integrantes de la cadena de valor del mercado de comunicaciones móviles, compuesta por desarrolladores, proveedores de contenido, fabricantes de dispositivos, operadores y consumidores. Dentro de la estrategia de Qualcomm se ha convertido en la clave para impulsar el despliegue de tecnología de tercera generación. El éxito de la 3G depende de los contenidos y hemos decidido comprometemos sin reservas para impulsarlos. La espiral resultante es la que nos interesa: más oferta de servicios y contenidos, más usuarios, más redes, más negocio.

Coincidirá en que el reto es considerable, porque los contenidos constituyen también el eje estratégico de muchos otros agentes del negocio de móviles.
- El vencer la batalla de marketing que existe detrás de todo el negocio de la

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información