| Artículos | 01 SEP 2004

"La 3G no es para todo el mundo"

Arun Sarin, CEO del Grupo Vodafone
Esther Macías.
“La 3G no es para todo el mundo” aseguraba Arun Sarin, CEO del Grupo Vodafone, en un encuentro con la prensa realizado en las nuevas oficinas de operador en Newbury (Reino Unido) para justificar su estrategia corporativa, basada en la segmentación de clientes.

(Newbury/Reino Unido). Las nuevas oficinas del Grupo Vodafone en la ciudad británica de Newbury fue el escenario elegido por el operador para dar a conocer su visión de mercado y su estrategia de futuro. Una estrategia marcada fundamentalmente por dos objetivos, la segmentación de clientes y la unificación de la imagen corporativa. En cuanto al primero, Arun Sarin, CEO del grupo, está convencido de que sólo los clientes con grandes demandas de capacidad de banda ancha solicitarán los servicios 3G, por lo que se impone la segmentación de la demanda. “Actualmente lo que hace furor en Japón es un sencillo terminal con una tecla para el acceso a Internet y otra para las llamadas. Un dispositivo que pensamos traer a Europa para aquellos usuarios que demanden un uso más simple de la tecnología móvil pues, para los más sofisticados, tendremos otra oferta”.

Oportunidades de crecimiento
En cuanto al segundo objetivo, el grupo trata de reflejar la imagen de una sola compañía, un solo Vodafone, aunque esté presente en 26 países muy diferentes entre sí y haya sido creado mediante la compra de numerosas operadoras. Según Sarin, esta imagen única “nos permitirá mejorar la experiencia del usuario con las comunicaciones de datos, reducir el time to market de los productos, optimizar nuestra estrategia y disminuir los costes de nuestra oferta”.
Sarin centró su intervención en las oportunidades de crecimiento que se le presentan a su compañía en un mercado en el que todavía sólo un 20% de las llamadas de voz se producen a través de telefonía móvil: “La tendencia es que las comunicaciones que se hacen hoy por telefonía fija se vayan desplazando a las redes móviles en los próximos tres años, gracias a un descenso generalizado de los precios, lo que nos permitirá aumentar los ingresos”. Para resaltar el auge de la telefonía móvil Sarin echo mano de los resultados de diversos estudios: “Mientras el número de PC que hay en el mundo alcanza 700 millones, el de usuarios de Internet 600 millones, el de hogares conectados a banda ancha 80 millones y el de usuarios de Internet móvil 180, ya hay 1.300 millones de teléfonos móviles en todo el planeta”.
El CEO de la compañía destacó los contenidos como motor de la telefonía móvil en los próximos años. “Con la oferta de contenido nos estamos adentrando en un nuevo espacio, convirtiéndonos en editores. Así, hemos creado el Grupo de Estandarización de Contenido para mejorar la personalización”. Por otra parte, para el operador es fundamental establecer sinergias con el mundo de las TI. “Estamos trabajando con proveedores como Microsoft, Oracle, Cisco, HP o IBM para incrementar la productividad del mercado de las TI mediante la eliminación de cables en los negocios, posibilitando la “oficina móvil” y permitiendo el acceso a la información en cualquier momento y desde cualquier lugar, así como dotando de movilidad a las aplicaciones de empresa como los CRM”.

Hacia la 3,5G
Ante las voces que aseguran que las tecnologías inalámbricas por radiofrecuencia Wi-Fi y WIMAX (para distancias de hasta 50 kilómetros) pueden robar cuota de mercado a la tercera generación, los directivos de Vodafone lo tienen claro: estas alternativas “no tienen el potencial de la 3G para ser usadas en mercados masivos”, apuntó Sarin. Además, “WIMAX no se empezará a comercializarse masivamente hasta 2007 o 2008, mientras que 3G ya está aquí”, señaló Alan Harper, director de Estrategia del grupo. En cualquier caso, según Thomas Geitner, director de Tecnología del grupo, “aunque Vodafone no tiene intención de construir redes Wi-Fi o WIMAX como otros operadores, sí ofreceremos el servicio para los clientes que deseen utilizarlo a través de una tarjeta 3G/WLAN”.
Harper destacó las posibilidades de aumentar la capacidad de la banda ancha móvil, la tendencia hacia las redes multiservicios IP y las mejoras de las prestaciones de los terminales, que, en 2008, albergarán hasta 40 gigabits de almacenamiento”. La compañía ya está trabajando en la 3,5G, gracias a la tecnología HSDPA (High Speed Downlink Packet Access), que permite aumentar la velocidad de transmisión de datos de UMTS hasta los
900 Kbps. Este paso, que conlleva nuevos terminales y servicios, empezará a desplegarse en 2006.


Ofensiva en otoño
--------------------------
Después de la expectación que ha generado la 3G, tras su entrada en operación en España a finales de mayo, será este otoño cuando Vodafone lo lance masivamente. Según José Luis Cuerda, director de Estrategia de Servicios de la filial española, será entonces cuando la compañía pondrá a disposición de los clientes más terminales a precios que oscilen entre 250 y 300 euros, frente a los actuales 599 euros.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información