| Artículos | 01 ABR 2003

Intercambio de cromos

Alejandro García-Morato
La venta de los activos de retransmisión de radio y televisión de Auna se ha convertido en un juego de intereses más políticos que otra cosa. De los dos candidatos que pujan por esas instalaciones, cada uno de ellos tiene sus distintas afiliaciones. Tradia, el grupo vinculado a Acesa y, por lo tanto, a la entidad financiera de La Caixa, es la vía catalana por excelencia, mientras que Red Eléctrica (REE) es la vía centralista. Muy difícilmente aceptaría el Gobierno central dejar en manos catalanas unas instalaciones tan relevantes desde el punto de vista estratégico como son las que están a la venta. De ahí que haya entrado en la puja la eléctrica.
Aunque REE en estos momentos no tiene financiación para hacerse con las antenas de Auna, ha sido de alguna manera impulsada desde el Gobierno a presentarse en la subasta de estas infraestructuras para que el Estado siga teniendo algo que decir con respecto a esos activos. Hay que recordar que REE es aún parcialmente estatal desde el punto de vista accionarial. Lo más curioso es la forma en la que ha entrado en la puja. Inicialmente acudió con una serie de socios de manera informal, para tantear posibilidades. Después se retiró, teniendo en cuenta sus estrecheces financieras y los esfuerzos que había destinado a otras operaciones. Finalmente, de la noche a la mañana, reapareció en el terreno de juego como por arte de magia.
Además de haberse convertido en todo un juego de ajedrez política, la venta de las infraestructuras de retransmisión de televisión de la antigua Retevisión también es todo un alarde de imaginación empresarial. Uno de los planteamientos que se han hecho desde REE, empresa que acude con otros fondos de inversión como soporte financiero, es la de un intercambio de cromos con Auna. REE se quedaría con las antenas de Retevisión a cambio de que Auna Telecomunicaciones, la división de telefonía fija y de cable del holding, se quede con las redes de fibra óptica de la eléctrica. De hecho, una parte de los servicios de Auna “corren” sobre fibra óptica de REE, grupo al que se la tiene alquilada. La única diferencia sería que en lugar de tener un contrato de alquiler con respecto a esa fibra, Auna la tendría en propiedad, dando lugar a un grupo de telecomunicaciones más robusto y más capaz de hacer frente al ex monopolio de Telefónica. Crear un gran grupo de telecomunicaciones alternativo a Telefónica parece la obsesión del Gobierno, especialmente de Joseph Piqué, que parece querer irse del Ministerio de Ciencia y Tecnología dejando armada una entidad de esas características.
Pero en este intercambio de cromos, la pregunta del millón es “qué vale más”. Desde luego, las antenas de Retevisión son un caramelo mucho más apetecible que la fibra óptica, con lo que de ningún modo Auna aceptaría sólo unos cables de fibra a cambio de esas instalaciones. REE, en todo caso, tendría que aportar algo más en forma de pagos líquidos.

Juntos pero no revueltos
La repentina decisión de Telefónica de sacar a bolsa Antena 3 Televisión ha causado todo un terremoto entre los grupos editoriales y de comunicación que aspiran a hacerse con la cadena. Desde el grupo Planeta hasta Correo, pasando por Recoletos Grupo de Comunicación, todos aspiran a hacerse con la presa a precio de saldo. No lo conseguirán. Telefónica se ha propuesto, de forma inteligente, sacar el máximo provecho a su participación. Para ello ha entrado en una especie de carrera para picar a los interesados en Antena 3 Televisión, y así hacer que entre unos y otros vayan elevando el precio. Aunque Planeta y Recoletos tendrían suficientes recursos como para hacerse con Antena 3 Televisión, parece que está habiendo contactos entre los distintos grupos para crear parejas. Una de las que más se habla es la que tratan de hacer Correo y Recoletos, cada uno con los ojos puestos en una cosa: Antena 3 Televisión y su filial Onda Cero.
En cualquier caso, aunque vayan juntos, no tienen que estar revueltos. Pueden hacer tándem para esta operación, pero no por ello unirse para siempre en matrimonio, a pesar de que la pareja Correo-Recoletos siempre ha sido una de las favoritas en todas las quinielas que se hacen en los mentideros económicos.

Cambios en EDS España
De todos es conocido que EDS no está atravesando su mejor momento, especialmente en bolsa. Muchos ven en esta situación la razón por la que el grupo ha decidido acometer un replanteamiento en algunas de sus operaciones a nivel mundial. A España, donde para algunos las cosas no han ido del todo mal, le están afectando los cambios. Javier Revuelta, que asumió la presidencia de EDS en España tras su paso por Telefónica, donde fue la mano derecha del anterior presidente, Juan Villalonga, está preparando su salida de la compañía, lo que podría también afectar a otras personas de su organigrama.
Revuelta, uno de los personajes más relevantes y reconocidos del sector tecnológico en los últimos años en España, ha conseguido que EDS alcanzara algunos buenos contratos, como por ejemplo el cerrado con Telefónica. Ha faltado quizás que el ciclo de inversiones en el sector de las tecnologías de la información le acompañe un poco.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información