| Artículos | 01 MAY 2011

Intel Xeon E7 mejora el rendimiento de Cisco UCS en un 70%

Alfonso de Andrés, director de Canal de Cisco España y Jorge Córdova, director de Canal de Intel para España y Portugal
Cisco e Intel han reforzado su alianza en el centro de datos con la incorporación a la plataforma UCS (Unified Computing System) de los nuevos procesadores Xeon E7. Como resultado, UCS mejora el procesamiento de aplicaciones en entornos virtuales un 70% y reduce su consumo en un 25%.

¿Qué problemática viene a resolver UCS en el centro de datos?
- Alfonso de Andrés: En las dos últimas décadas, los Centros de Datos han ido creciendo de forma descoordinada y en la mayoría de los casos están sobredimensionados e infrautilizados. Es necesario reducir su complejidad, minimizar el consumo energético, eliminar duplicidades y simplificar la gestión. Cisco UCS responde a estas demandas del CPD y lo prepara para dar el salto a las TI como servicio, de forma que las empresas puedan centrarse en la innovación.

¿Qué retos ha introducido en el centro de datos la explosión de la virtualización?
- Jorge Córdova: El abaratamiento del hardware de servidor en los años 90 permitió añadir capacidad extra a la infraestructura TI por poco dinero, generando una explosión de servidores en el centro de datos. Hoy, este fenómeno ha sido reemplazado por la explosión de la virtualización. Al poder crear y desplegar nuevas máquinas virtuales en minutos y aparentemente sin costes, hay una proliferación descontrolada de estas máquinas. La virtualización permite reducir drásticamente los gastos en hardware para dar soporte a aplicaciones y procesos críticos, y es un modo rentable de construir redundancia y backup. Pero cada nuevo servidor, sea real o virtual, conlleva una gran carga adicional en conectividad de red, ancho de banda , complejidad del cableado, memoria, almacenamiento y refrigeración; y por encima de todo, necesita administración y gestión, tareas que, según IDC, acaparan el 80% de los proyectos TI, dejando sólo el 20% restante para invertir en que la tecnología funcione de acuerdo con las necesidades del negocio.

¿Cómo se puede afrontar con UCS esta compleja situación?
- Alfonso de Andrés: Los CPDs de hoy no proporcionan las características de flexibilidad y conectividad necesarias para mantener de forma centralizada los datos críticos de negocio y poder acceder a las aplicaciones y recursos corporativos en cualquier momento y lugar. Gracias a la computación unificada, Cisco UCS invierte esa tendencia reduciendo enormemente la complejidad del data center, pero con la flexibilidad necesaria para adoptar el nuevo modelo de Cloud Computing y las TI como servicio, una aproximación que permite evolucionar tan rápidamente como evolucionan las formas de negocio.

¿Qué aporta en concreto UCS?
- Alfonso de Andrés: Cisco UCS, junto con la línea de productos Nexus y las tecnologías Unified Fabric, constituye la primera plataforma de la industria capaz de unificar los servidores, la computación, las redes, el acceso al almacenamiento, la virtualización y toda la gestión en un único sistema estándar y modular que reduce la complejidad, amplía los activos de capital y mejora la agilidad. Cisco UCS representa así una simplificación radical frente a las arquitecturas tradicionales, reduciendo el número de dispositivos que deben adquirirse, cablearse, configurarse, alimentarse, refrigerarse y securizarse. Como resultado, los costes de capital se reducen de forma generalizada un 20%, mientras el ahorro en costes operativos y en consumo energético alcanza con facilidad el 30%.

¿Cómo está siendo recibido UCS por el mercado?
- Alfonso de Andrés: UCS se sustenta sobre un ecosistema de partners que en este momento cuenta con 345 a nivel mundial y 10 en España. Asimismo, se han desarrollado para la plataforma más de 10.000 aplicaciones y disponemos de una cartera de clientes a nivel mundial que ya ronda los 4.000, de los que 500 están en Europa. Podemos decir que el resultado es bastante satisfactorio ya que hemos conseguido un crecimiento de un 700% interanual y una facturación que se sitúa alrededor de los 650 millones de dólares anuales, lo que supone estar cerca del objetivo que nos planteamos, superar los 1.000 millones de dólares.

Recientemente, Intel ha integrado sus nuevos procesadores Xeon E7 en el ecosistema de UCS. ¿Qué ventajas aportan los nuevos Xeon E7?
- Jorge Córdova: La reducción de costes operativos, el consumo energético y el período de ROI, al tiempo que aumentan el rendimiento. Los nuevos procesadores incrementan la potencia un 40% con respecto a la familia anterior y un 25% en lo que a virtualización se refiere, además de reducir los costes operativos cerca de un 95%.

En concreto, ¿qué mejoras consigue UCS con Xeon E7?
- Jorge Córdova: Los nuevos procesadores Intel Xeon E7 que están en el núcleo de UCS proporcionan un 25% más de rendimiento por vatio que sus predecesores, ayudando a reducir significativamente los costes de energía y refrigeración. Además, mejoran en un 70% el rendimiento; las transacciones de base de datos típicamente se realizan un 40% más rápido con procesadores E7.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información