| Artículos | 01 MAR 2005

Integración de datos mediante routers de aplicaciones

Frente a otras opciones más caras, los routers de aplicaciones representan una alternativa emergente que permite a las empresas integrar aplicaciones con independencia de formatos, tanto internamente como con los socios comerciales.

El objetivo de la integración de los datos de distintas aplicaciones es sencillo. Se trata simplemente de permitir que dos sistemas intercambien información entre sí. Pero convertir esa meta en realidad es más duro y complejo, al menos para los responsables de TI. No en vano, el panorama de la tecnología está repleto de promesas fallidas en este sentido, como las basadas en software de alto coste y en el desarrollo personalizado de conectores de datos, así como un sinfín de tecnologías que nunca han funcionado correctamente. Ahora, los routers de aplicaciones podrían resolver definitivamente el problema. Estos dispositivos operan como conversores de formatos que conectan los sistemas existentes en la empresa, ofreciendo un modo efectivo de que las aplicaciones trabajen conjuntamente.
Al igual que los routers multiprotocolo, estos dispositivos se instalan en redes donde resulta imprescindible intercambiar datos procedentes de distintas fuentes, como, por ejemplo, entre una base de datos SQL y un sistema ERP basado en XML. El router actúa, a nivel de red, como el traductor entre los dos sistemas, haciendo posible que la información de la base de datos, los ficheros u otros datos relevantes de la empresa puedan ser entregados de un modo altamente integrado a los repositorios que los requieren.
Estos productos, que ya están siendo adoptados por las empresas Fortune 500 para solucionar los retos que plantea la integración, consisten generalmente en una combinación de hardware y software, además de un portal Web. Juntos, estos componentes cumplen las siguientes funciones:
- Conectividad. Conectan ficheros planos, ficheros XML, servicios Web, EDI, MQ Series y las aplicaciones fundamentales de negocio.
- Transformación de los datos. Incluye un runtime y un entorno de diseño que homogenizan los datos de los sistemas de origen y los sistemas marcados como destino.
- Routing basado en contenido. Permite a los responsables de TI modelar grá-ficamente las condiciones para el encaminamiento de los datos desde los sistemas fuente a uno o más sistemas de destino.
- Monitorización. Permite a los administradores de TI monitorizar el historial completo de las transacciones procesadas por el router de aplicaciones, así como el estado de sus componentes.
- Notificaciones de alerta. Envía notificaciones de error proactivas vía correo electrónico o alertas SNMP cuando surgen errores de datos o de conectividad.

Ahorro de costes
En un primer nivel, las empresas pueden emplear los routers de aplicaciones para conectar dos sistemas que necesitan intercambiar datos, pero, a una escala más amplia, también permiten integrar los datos albergados en oficinas remotas con los residentes en la sede central En cualquier caso, representan un alivio para aquellos departamentos de TI enfrascados en soluciones de integración que, además de caras, no acaban de resolver sus problemas. Este nuevo enfoque añade a sus ricas funcionalidades diversas vías de ahorrar costes, gracias a su bajo coste total de la propiedad (CTO), simplicidad tecnológica, rápidos tiempos de implementación y sus ventajas en cuanto a gestión. En comparación con las tecnologías de software de integración y las soluciones basadas en programación personalizada, también los routers de aplicaciones reducen los costes de desarrollo y evitan los pagos futuros exigidos frecuentemente por las firmas de software.
Por encima de todo, el atractivo de esta nueva propuesta de integración reside fundamentalmente en su simplicidad. Y como no se trata de una proposición de todo o nada, las empresas pueden adoptarla en coexistencia con otros sistemas de integración ya instalados.


Cómo funciona
---------------------
Un router de aplicaciones opera como un conversor que conecta sistemas heredados. Este es un ejemplo de cómo puede ser utilizado para enviar electrónicamente facturas a los clientes en múltiples formatos.

- 1. El sistema ERP crea una nueva factura.
- 2. El router de aplicaciones se conecta con el ERP y extrae la nueva factura en tiempo real.
- 3. El router de aplicaciones determina el cliente de destino al que corresponde la factura mediante routing basado en contenidos.
- 4. El router de aplicaciones transforma los datos de la factura al formato apropiado, en función de los requerimientos del cliente (EDI, XML, Excel, etc.) correspondiente.
- 5. El router de aplicaciones garantiza la entrega de la factura al cliente apropiado mediante los protocolos adecuados, como Secure FTP, http y correo electronico.
- 6. El router de aplicaciones proporciona, vía una consola de gestión Web, una completa visibilidad de todas las transacciones de negocio por él procesados. Si se producen errores en los datos o en el proceso de conectividad, el router envía proactivamente notificaciones de alertas a los administradores de TI de múltiples formas, incluyendo SNMP, buscas, teléfonos móviles y correo electrónico.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información