| Artículos | 01 FEB 2004

Integración de aplicaciones en ESB

Enterprise Service Bus
ESB (Enterprise Service Bus) representa un gran cambio en el modo de integrar aplicaciones para crear procesos de negocio, como, por ejemplo, órdenes y pedidos online. Se trata de una nueva categoría de middleware de integración que, según Gartner, estará presente en la mayoría de las empresas hacia 2005.

ESB remite a un concepto de troncal orientada a servicios y basada en estándares capaz de conectar y coordinar cientos de aplicaciones mediante la combinación de Servicios Web, XML y gestión y transformación de datos. El modelo de ESB se plasma en una red integrada por nodos de servicios colaboradores, desplegados en “contenedores de servicios”.
Los contenedores de servicios se despliegan en partes específicas de la red, en función de la localización de los puntos extremos de la aplicación y de los puntos de servicios de integración requeridos, tales como la transformación o el encaminamiento inteligente. Estos contenedores de servicios se conectan en una topología de bus lógico mediante los servidores de comunicación.

Mensajes XML
Las aplicaciones interactúan mediante mensajes XML, que meten y sacan contenedores de servicios en los puntos extremos. Las aplicaciones no necesitan ser conscientes de los protocolos de comunicaciones subyacentes ni de las localizaciones físicas; tan sólo ven simples “cajas” que entran y salen. Así, los servicios pueden ser actualizados, trasladados o reemplazados sin tener que interrumpir los sistemas de negocio ni modificar las aplicaciones.
El uso de XML en ESB proporciona una gran flexibilidad y hace a la infraestructura más resistente a los cambios de los negocios y las aplicaciones. Por ejemplo, usando hojas de estilo XML, ESB puede pasar los contenidos de los mensajes de un formato a otro. Las aplicaciones no necesitan adherirse a un formato específico ni hay que enviar los datos a un punto central para su transformación.
ESB trata a todas las aplicaciones como servicios, con independencia de cómo se conecten al bus, permitiendo a las empresas migrar paulatinamente a una arquitectura basada en servicios con un riesgo mínimo y una eficaz planificación de las inversiones. Es sencillo desarrollar interfaces de servicio para aplicaciones creadas en entornos .Net de Microsoft o en Java 2 Platform Enterprise Edition utilizando herramientas de terceros. Es más, ESB proporciona diversas opciones para tratar las aplicaciones existentes. Un enfoque común consiste en usar adaptadores específicos de aplicación o adaptadores file-drop. Un archivo file-drop utiliza mensajes XML para interactuar con un ESB al tiempo que emplea ficheros planos para interactuar con la aplicación pretendida. Los adaptadores de aplicaciones generalmente están escritos por terceras firmas y proporcionan el enlace entre la interfaz de servicio basada en mensajes y las interfaces de código nativo de la aplicación concreta de que se trate.

Encaminamiento inteligente
Cada servicio está descrito en un directorio común. Los desarrolladores conectan las aplicaciones buscando los servicios en el directorio y orquestando sus interacciones mediante encaminamiento inteligente. Un itinerario XML contiene las órdenes necesarias para crear la secuencia de servicios que el mensaje debe pasar para completar un proceso.
El encaminamiento de mensajes puede cambiar de acuerdo a eventos en tiempo real y a sus propios contenidos. Por ejemplo, el desarrollador puede emplear una combinación de expresiones XPATH y de reglas de encaminamiento basadas en JavaScript para dirigir la entrega del mensaje.
Es importante tener en cuenta que las tecnologías usadas en ESB están basadas en estándares, lo que tiene un significativo impacto: los proyectos de integración requerirán mucho menos outsourcing.
IDC describe ESB como un salto tecnológico cualitativo que “revolucionará las TI y aportará un modelo de informática flexible y escalable a las generaciones venideras”. De hecho, su llegada tendrá un enorme impacto en nuestro concepto de “red” y en el modo en que las empresas integran sus sistemas.


Cómo funciona
----------------------
1. La orden del cliente entra en el sistema a través de una aplicación Web.
2. La orden es encaminada a un servicio de chequeo de créditos. Si es aprobada, el servicio genera una factura.
3. La orden se envía a un sistema CRM vía un adaptador de aplicación.
4. La orden es encaminada a un sistema de inventario mediante un adaptador file-drop.
5. El sistema de inventario encamina la orden a un servicio de suministro.
6. La orden es enviada a los socios comerciales que se encargan de la entrega.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información