| Artículos | 01 SEP 2004

Industria pretende incluir la telefonía móvil en el servicio universal

Se mantendrá el price cup durante 2005
El Ministerio de Industria está manteniendo contactos con empresas del sector y administraciones locales y autonómicas con el fin de incluir la telefonía móvil dentro del servicio universal, junto a la telefonía fija e Internet. Además, se confirma el mantenimiento del price cup durante el próximo año.

El ministro de Industria, José Montilla, reconoció el pasado mes de agosto estar estudiando la posibilidad de incluir la telefonía móvil dentro del servicio universal. Hasta ahora, de acuerdo con la Ley General de Telecomunicaciones, el servicio universal sólo garantiza la telefonía fija, el acceso a Internet, la información sobre números telefónicos y los teléfonos públicos. Según Montilla, con esta medida el Gobierno pretende mejorar el servicio de telefonía móvil en general y de extender la oferta a todo el territorio español, puesto que la cobertura en algunos territorios es “manifiestamente mejorable”. En cualquier caso, dados los retrasos con que se está implantando UMTS, el servicio móvil garantizado sería el actual GSM, aunque también podría incluir GPRS.

Modelo de financiación
La Secretaria de Estado de Telecomunicaciones ya está estudiando la viabilidad de la iniciativa, y mantiene contactos al respecto con la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, comunidades autónomas, ayuntamientos y operadores. Incluso se especula con la posibilidad de que durante el presente mes de septiembre se produzcan avances significativos.
Uno de los aspectos clave que habrá de abordar Industria antes de garantizar por ley el servicio de telefonía móvil a todos los españoles será el de la financiación, pues todavía está por definir si, como viene sucediendo con el servicio universal correspondiente a la telefonía fija e Internet, correrá a cargo exclusivamente del operador dominante o, proporcionalmente, de todos los agentes de este mercado. Incluso cabe la posibilidad de que también intervengan las Administraciones públicas. Este último modelo parece ser el que más apoyos cuenta en el Gobierno, puesto que ya en abril de 2003, en pleno debate sobre la Ley General de Telecomunicaciones, el PSOE, entonces en la oposición, abogó sin éxito por la inclusión de la telefonía móvil en el servicio universal mediante un sistema de financiación mixto en el que también participase el Estado.

Intervención de precios
Montilla, por otra parte, ha insistido recientemente en que se mantendrá durante el próximo año el price cup de Telefónica, el sistema de precios máximos que sirven de referencia al resto del sector y del que el Gobierno del PP anunció su eliminación en 2005. No obstante, consideró “deseable” su desaparición a corto plazo. Sin fijar fecha, ese momento será determinado, según el ministro, en función del informe sobre la evolución de la competencia en el sector que la CMT publique en la próxima primavera.
La decisión de Industria choca con los intereses de la patronal del sector, AETIC, que insiste en que el Gobierno deje de intervenir los precios, cuya fijación, de acuerdo con las nuevas directivas de la Unión Europea, ha de ser determinada libremente por el propio marcado, salvo situaciones de excepcionalidad. El price cap de 2004, aprobado en septiembre del año pasado, establecía la congelación de la factura telefónica mediante una
subida máxima de la cuota de abono del 4,35%, de 12,6195 a 13,1684 euros, y un descenso medio de los precios de las llamadas del 2%.


Impulso al sector del cable
--------------------------------------
En línea con el impulso que el Gobierno quiere dar al mercado de redes de cable, a fin de impulsar la competencia y las inversiones en banda ancha, el Ministerio de Industria ha decido permitir a las compañías que operan en este segmento cancelar los avales asociados a sus concesiones, que hoy ascienden a más de 19 millones de euros. Estos avales se han ido liberando con el cumplimiento de los compromisos que asumieron los operadores de cable (ONO, Auna y los asociados en AOC) cuando les fueron otorgadas las licencias correspondientes para sus respectivas demarcaciones.
Se calcula que, el pasado año, los distintos operadores de cable acabaron a un paso de conseguir los dos millones de clientes, casi el doble que en el ejercicio anterior. A gran escala, los operadores de cable son los únicos que hasta ahora han ofrecido una oferta integrada de servicios, con paquetes comerciales que incluyen telefonía, televisión e Internet a alta velocidad.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información