| Artículos | 01 ENE 2003

Ideas de 2002, ideas para 2003

Jenaro García.
Concluido un año polémico para el sector de las telecomunicaciones, convendría destacar aquellas ideas que tienen una posible derivación para el futuro a corto y medio plazo.

Durante 2002, una de las iniciativas que más me ha llamado la atención es la de Skytowers. Tras la caída del operador Iridium, con sus sistemas satelitales para dar cobertura a los teléfonos móviles de uso global, la idea de fletar aviones para ponerlos en el cielo y desde allí proporcionar servicio de torre de telecomunicaciones no parece la más adecuada. No obstante, tiene sus ventajas entre las que destaca la de acabar con los posibles problemas de salud derivados de las torres de celulares.
Otro de los fenómenos de relevancia ha sido la eclosión de los SMS. Como en el caso de Internet, que surgió sin ruido, los SMS surgieron repentinamente cuando los jóvenes comenzaron a utilizar el teléfono móvil. Años antes, sus padres no dieron importancia a estos servicios de mensajes cortos, dado que no estaban introducidos en la cultura de las teclas y porque no era un servicio de masas por aquel entonces. Hoy en día la clave del crecimiento de las empresas del sector es estar en menor competencia que en otros sectores, donde se ha centrado una gran expectación empresarial y posteriormente ha quedado en agua de borrajas. Un ejemplo claro es de la tecnología WAP.

El sueño del cable. Sin embargo, una de las iniciativas que en 2002 ha permanecido dormida es el cable. Nunca un negocio creó tantas expectativas y fue tan fugaz su brillo. No tendrá un buen año en 2003, y continuará así hasta que no se desarrollen estrategias centradas en el cliente. Si los operadores de cable continúan así, dejarán pasar la ventana de oportunidad que se está cerrando a toda velocidad. Esa ventana se cierra fundamentalmente por la entrada en liza de tecnologías que no han influido en la eclosión y desarrollo de otros cableros a nivel internacional. Ninguno de ellos recibieron la competencia de las tecnologías ADSL, SDSL, VDSL; el llamado DSL o la banda ancha sobre la línea de teléfono de abonado es la idea estrella de 2002. Al menos es lo que todos pensamos. La otra paradoja es que el éxito de ADSL es a plazo fijo, dado que, a más usuarios, se produce una disminución de la calidad del servicio, que, cuando llegue a su masa crítica, estará cerca de su fin. Esto exige tecnologías que puedan reemplazar a ADSL sin costes elevados y de una forma suficientemente transparente para el usuario.
Otro de los movimientos que está dejando mucha gente fuera de juego es el ancho de banda de Internet *Gratis*. Durante 2002 ha continuado una tendencia clara de la que Iber-X ha sido testigo y entorno precipitador, la bajada del precio del ancho de banda de Internet. Esta tendencia va a continuar en 2003, pero con una novedad que se viene previendo y que en algunos casos ya se está dando: el servicio de Internet gratis en el mercado wholesale (mayorista).
Por último, hay que destacar la consolidación de los proveedores de servicios LMDS de transmisión de datos por radio. Se trata de un servicio que ha comenzado su despegue en 2002 con no pocas incidencias: quiebra de operadores, fusiones y adquisiciones varias, etc. Lo que todo esto demuestra es que es una solución altamente eficiente para el sector de servicios de las empresas, no para el residencial.
En definitiva, estamos ante una oportunidad única de aprovechar muchos de los modelos encumbrados en el final de los 90 y hoy denostados, algunos de los cuales son altamente convenientes para nuestro sector y nuestra sociedad. Pero esto debe realizarse con una gran dosis de audacia.

Jenaro García, Director General de Iber-X

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información