| Artículos | 01 MAY 2003

Huawei vs. Cisco: continúa el cruce de acusaciones

Entre acusaciones y defensas continúa la causa abierta por Cisco contra Huawei, de gran interés para todo el mercado de networking en general y muy especialmente para 3Com, que recientemente establecía una alianza global con el fabricante chino para vender con marca propia todas sus soluciones de redes corporativas. Una alianza que supone para Cisco la apertura de un nuevo frente competitivo sobre todo en el segmento de redes corporativas para grandes empresas.
Todo comenzó el pasado mes de enero, cuando –como informó Comunicaciones World- Cisco interpuso una demanda contra Huawei acusándola de copiar partes de su software, especialmente del sistema operativo IOS y de CLI, así como de su documentación, además de haber infringido varias de sus patentes. Poco después, la retirada por Huawei y su subsidiaria de distribución en Estados Unidos, Futurewei Technologies, de los routers y conmutadores Quidway del mercado estadounidense fue interpretada como un reconocimiento tácito de la veracidad de las acusaciones de Cisco.

¿Negligencia o acción intencionada? Desde entonces, la causa ha seguido entre dimes y diretes judiciales por parte de ambos fabricantes, acusaciones, recusaciones y defensas. En resumidas cuentas, desde un primer momento el fabricante chino reconoció que, en efecto, se había producido una copia de determinadas partes del código fuente, pero sin el conocimiento y aprobación de la compañía, achacable exclusivamente a un empleado que habría obtenido tal información “de fuentes externas”.
Pero a Cisco no acaban de convencerle las explicaciones de Huawei y le acusa de tratar de eludir las responsabilidades que podrían derivarse de un requerimiento judicial que investigue en detalle su conducta ilícita. Ésta sería, según Cisco, la auténtica razón de sus alegaciones, que asocian a hechos aislados emprendidos por empleados de bajo nivel un comportamiento que, en realidad, según apuntan diversas circunstancias, ha de ser interpretado de manera bien distinta.
Aparte de la copia de segmentos significativos del código fuente utilizado en sus routers, según la compañía, Huawei también ha incorporado ilícitamente a sus productos material públicamente disponible pero registrado por Cisco. Esta utilización extensiva e intensiva de su tecnología, argumenta el fabricante, sería impensable sin el consentimiento de un más alto nivel de gestión del reconocido por Huawei. Además, el gigante del networking considera que la decisión del fabricante chino de retirar del mercado estadounidense sus conmutadores y routers Quidway, los productos que incluyen el código origen de la discordia, no es otra cosa que un intento de levantar una cortina de humo.
Por su parte, Huawei argumenta que detrás del comportamiento de Cisco, lo que realmente se esconde no es otra cosa que el deseo de proteger sus márgenes de beneficios y su posición dominante en el mercado estadounidense. De hecho, Cisco está tomando una agresiva posición ante la competencia proveniente de nuevos competidores en el networking internacional que, como Dell y la propia Huawei, se están moviendo en el negocio con precios muy atractivos. En plena crisis económica, el fabricante asiático ha aumentado su negocio fuera de China en un cien por cien, en un proceso de expansión que ha hecho que, en la actualidad, la facturación de la compañía generada fura de su mercado de origen represente el 20% de sus ingresos totales.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información