| Artículos | 01 ENE 2006

Huawei trabajará con Telefónica en Latinoamérica

En su apuesta por la 3G
Arancha Asenjo.
El fabricante de equipos de telecomunicaciones Huawei colaborará con Telefónica para promover el desarrollo de la 3G en América Latina. El acuerdo entronca con su estrategia para convertirse en uno de los principales suministradores de tecnologías móviles a nivel mundial.

Con 1.300 millones de población, China es uno de los mercados más grandes del mundo tanto como consumidor como exportador. El país asiático se ha convertido en el principal suministrador de productos tecnológicos, según un reciente informe de la OCDE, desbancando incluso a Estados Unidos, y en la sexta economía global. Huawei Technologies, fabricante de equipos de telecomunicaciones y una de las firmas más relevantes del país asiático, es fiel reflejo de su mercado de origen: en la primera mitad de 2005 generó un volumen de ventas de 4.100 millones de dólares, un 60% de los cuales procedían de los mercados exteriores.
La estrategia de internacionalización de la compañía pasa por la firma de acuerdos con operadores internacionales, algunos de ellos enraizados en nuestro país. Tal es el caso de Telefónica, al que ya suministra equipos de conexión a Internet de banda ancha para sus filiales latinoamericanas. Ahora, además, ambas compañías han firmado un nuevo contrato para la provisión de infraestructura de red de telefonía móvil de tercera generación también para Latinoamérica. La operación supone, según Fu Jun, director de comunicación corporativa de Huawei, “la validación de la calidad, la interoperatividad y la solvencia tecnológica de Huawei y la constatación de que cualquier empresa del grupo puede utilizar nuestros equipos en la construcción de sus redes”.
Pero la apuesta de Huawei por nuestro país no se limita a Telefónica. El fabricante ha superado los criterios de selección de Vodafone como suministrador de infraestructura de redes móviles, lo que supone el visto bueno para que pueda participar en los concursos que organice el operador en cualquiera de sus filiales, incluida la española. En este sentido, fuentes de la compañía han comentado la posibilidad de llegar a un acuerdo en 2006 con un operador de móviles en nuestro país, sin confirmar su identidad. Incluso, en el devenir de Xfera se ha llegado a mencionar a Huawei como posible proveedor de infraestructura.

Experiencia e innovación
El fabricante chino tiene a sus espaldas una larga lista de operadores móviles con los que ya trabaja, especialmente desde los últimos tres años. En total, sus soluciones soportan más de 20 millones de abonados en 38 redes GSM de todo el mundo. En tecnología 3G, hasta el momento ha desplegado 11 redes comerciales en nueve países y cuenta con otras 50 en fase piloto. Entre los servicios operativos UMTS, destacan la primera red comercial R4 en el mundo y la primera 3G de Medio Oriente de la mano de Etisalat en Emiratos Árabes Unidos; la red 3G de Telfort en los Países Bajos, con soluciones extremo a extremo que abarcan softswitch móvil, HSDPA, nodos B distribuidos y una plataforma de servicios que cubren el 99% de la población; o los servicios 3G de Sunday en Hong Kong.
Huawei se encuentra entre las cinco principales compañías con patentes de infraestructura WCDMA, de las que cuenta con 46 patentes, que representan un 5% del total a nivel mundial, por detrás de Nokia, Ericsson, Interdigital y Qualcomm, según el informe de 2005 publicado por el ETSI. Y, según Fu Jun, la compañía trabaja con el objetivo de avanzar hasta la tercera posición por este concepto.
Los desarrollos de Huawei en torno a la 3G también se centran en HSPDA, que permitirá servicios móviles que requieren mayor ancho de banda, como el videochat, TV o acceso a Internet a velocidades de hasta 14,4 Mbps. Su solución está basada en chips ASIC, en nodos B actualizables a HSDPA, capacidad RNC (radio network controller), SGSN (Serving GPRS Support Node) y GGSN (Gateway GPRS Support Node) para cubrir la necesidad de alto rendimiento de HSDPA, y la tarjeta HSDPA E620. La compañía ya ha llevado a cabo el primer proyecto de actualización a HSDPA con el operador holandés Telfort, mientras que con otros operadores también realiza experiencias similares, aunque todavía en fase de pruebas.
En redes CDMA, Huawei ha logrado ganarse una posición respetable en el mercado, con unos 30 millones de abonados en 60 países. Entre sus principales hitos se encuentra la primera red CDMA de Europa Occidental para al operador portugués Inquam. Sus soluciones CDMA2000 1x se han desplegado en entornos celulares de países como Estados Unidos, Tailandia, México y Portugal, y de bucle local inalámbrico, en China, India, Pakistán y Nigeria, entre otros. Según IDC, el fabricante chino copa el 68% del mercado CDMA WLL y el 65% de CDMA450. Además, ha desplegado diez redes comerciales CDMA2000 1x EV-DO.

El móvil chino
Huawei también está comprometida con el desarrollo y adopción del estándar 3G chino TD-SCDMA (Time Division Synchronous-CDMA), aprobado por la ITU en 1999, junto a ZTE –que mantiene un acuerdo con Ericsson en esta materia– y Datang Telecom, entre otros. El fabricante formalizó una joint-venture con Siemens a principios de 2004 para desarrollar, fabricar y comercializar tecnología TD-SCDMA. El estándar utiliza el modo de división dúplex en el tiempo (TDD), que transmite el tráfico ascendente y descendente sobre diferentes ranuras de tiempo de la misma trama. Esto significa que el espectro ascendente y descendente se asigna de forma flexible dependiendo del tipo de información. Cuando se transmiten datos asimétricos, por ejemplo el correo electrónico o Internet, desde la estación base, se utilizarán más ranuras de tiempo para el canal descendente que para el ascendente, así como conmutación de paquetes con velocidades de datos de hasta 2 Mbps, mientras que con los servicios simétricos, como la voz, se utiliza división simétrica de los canales ascendente y descendente y conmutación de circuitos. La tecnología puede implementarse en una red independiente o complementar a las redes GSM y UMTS con el fin de agilizar el tráfico de datos pesado.
Con el desarrollo de su propio estándar, los fabricantes chinos pretenden contrarrestar la presencia extranjera en su mercado de telefonía móvil, del que sólo representan el 4%. El Gobierno de China aún no ha otorgado las licencias 3G, que se esperan para este 2006, ni ha revelado qué estándar será utilizado, si bien los analistas creen que emplearán las tres normas 3G y que se implementará la tecnología HSDPA. El inicio del servicio se prevé para 2008, coincidiendo con los Juegos Olímpicos de Beijing.
Las expectativas para los proveedores chinos de telefonía móvil son halagüeñas. De hecho, la telefonía celular ha superado recientemente a la telefonía fija al alcanzar 380 millones de usuarios. Y en esta tendencia creciente, el Foro de Desarrollo de Terminales de Telecomunicaciones Móviles de China estima que llegue a sumar hasta 520 y 600 millones de clientes para 2008 y 2010, respectivamente. Las ventas anuales de móviles crecieron en 2005 un 30%, generando ingresos por 12,5 millones de dólares. En cuanto a los servicios móviles, los ingresos supusieron 31 millones de dólares, 20 puntos más que en 2004. Sin duda, la autorización concedida por el Gobierno

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información