| Artículos | 01 MAR 2006

Grid irrumpe en la empresa

Ramón J. Millán y Francisco Sánchez.

Grid computing es un nuevo paradigma de computación distribuida propuesto por Ian Foster y Carl Kesselman a mediados de los años 90 como una revolucionaría tecnología para resolver problemas complejos entre diversas organizaciones optimizando costes y tiempo. Hoy, cuando es ya una realidad en el ámbito científico y académico, la computación grid prepara el salto definitivo al mundo de la empresa.

Grid computing está dejando de ser una herramienta tecnológica dedicada exclusivamente a unir recursos informáticos en grandes redes de computación de centros académicos y de investigación para empezar a estar presente también en los entornos de empresa como alternativa estratégica para el nuevo concepto de centro de datos. En este centro de datos de próxima generación, la grid computing representa para muchos el paradigma último de la informática distribuida, en combinación con las nuevas tendencias que, como la virtualización, la utility computing, la autonomic computing o la informática bajo demanda, están cambiando radicalmente la visión de los recursos TIC, que ahora dejan de ser considerados desde una perspectiva física para ser concebidos desde un punto de vista lógico.

Los inicios del desarrollo de la tecnología grid se enfocaron, básicamente, en asuntos técnicos, como mantener unido el flujo de datos dentro de una estructura federada, formada por un gran número de ordenadores de centros de investigación interconectados. Esta puesta en práctica, que ya ha probado ampliamente su validez, dispone de la suficiente credibilidad como para abrir ahora una nueva fase de desarrollo en la que cobrará un papel más decisivo para las empresas. De hecho, según una encuesta realizada en Norteamérica por Forrester Research en 2005, el 37% de las 149 empresas sondeadas de diversos sectores aseguraba estar desplegando, haber ya implementado o estar adoptando en fase piloto algún tipo de tecnología grid. Para nuestro continente, IDC aportaba hace algo más de un año la cifra de 1.800 millones de dólares como el volumen de negocio que, en 2008, generará la grid computing sólo en el segmento de servidores. A raíz de estos datos, la consultora afirmaba que actualmente la tecnología grid en Europa Occidental todavía se mueve, salvo excepciones, en las fases de pruebas y que, como ha ocurrido en el pasado con otras tecnologías, su adopción dependerá mucho del éxito de los proyectos de referencia pioneros y de la percepción que se tenga de la relación coste-beneficio.

Arquitectura grid
Las aplicaciones que se desarrollen para ser ejecutadas en un ordenador concreto deberán ser adaptadas teniendo en cuenta la arquitectura del grid. Habitualmente se describe la arquitectura del grid en términos de ?capas?, cada una de ellas con una determinada función. Las capas más altas son las más cercanas al usuario y las inferiores las más próximas a las redes de computación (capa de aplicación, capa de middleware, capa de recursos y capa de red).


En España, más concretamente, el aumento del interés corporativo por la grid computing se pone de manifiesto en el estudio ?Oracle Grid Index?, elaborado en 2005 por la consultora Quocirca para Oracle entre 1.356 grandes empresas europeas, 75 de ellas españolas. De acuerdo con las conclusiones del estudio, en el último año nuestro país ha pasado de ocupar el último puesto de Europa en índice de conocimiento de esta tecnología (con un 2,38%) a situarse en tercera posición (4,19%), sólo por detrás de Alemania y los países nórdicos.
Este interés creciente por grid computing se manifiesta en un amplio rango de empresas de distintos sectores. En realidad, sus beneficios, gracias a la integración de recursos distribuidos, tendrán repercusión en muchísimos campos, como la medicina (imágenes, diagnosis y tratamiento), bioinformática (estudios en genómica y proteómica), nanotecnología (diseño de nuevos materiales a escala molecular), ingeniería (diseño, simulación, análisis de fallos y acceso remoto a instrumentos de control) y recursos naturales y medio ambiente (previsión meteorológica, observación del planeta, modelos y predicción de sistemas complejos). También sectores como la Administración y finanzas están abriéndose a la tecnología.

Compartición y virtualización
Las ventajas potenciales de grid computing para el mundo corporativo son evidentes, como fácilmente se puede concluir de la propia naturaleza de la tecnología, entendida como el conjunto de herramientas que permiten sacar partido de los recursos informáticos de una o varias organizaciones no utilizados en un momento dado para ponerlos al servicio de las tareas de procesamiento en función de las necesidades. Así, pues, hay que entenderla como una red de recursos virtualizados cuyo objetivo es conseguir la optimización y la priorización de tareas. Integrando las capacidades de computación, almacenamiento, software y servicios puede crearse un nuevo sistema que logra la máxima optimización de los recursos y garantiza la escalabilidad de los negocios.

Para IDC, grid computing, junto con los conceptos de utility computing y on-demand, surge como una nueva área tecnológica que se distingue de la informática distribuida convencional por su foco en la compartición de recursos a gran escala, el carácter innovador de sus aplicaciones y su orientación al alto rendimiento. Su adopción se está viendo impulsada por la tendencia hacia la consolidación de recursos y de su gestión, así como por el imperativo de sacar el mayor partido a las inversiones en TI, mejorando el nivel de utilización y reduciendo los costes operacionales y de mantenimiento. Igualmente, grid se está beneficiando de la cada vez mayor presencia de Linux y el software de código abierto en las corporaciones, pues buena parte de la funcionalidad de esta tecnología se basa en este tipo de software.

Estos factores destacados por IDC se ven acompañados también por la tendencia hacia el concepto de empresa extendida y la penetración de Internet en los negocios: a medida que crezca el número de usuarios y empresas con acceso e influencia en los datos de la empresa, más allá de sus límites físicos, aumentará la demanda de un modelo de planificación de la capacidad más flexible, para el que grid resulta idóneo. También el outsourcing impulsará el crecimiento de grid, puesto que esta tecnología permite a los outsourcers reducir costes operacionales y de capital, al proporcionar una infraestructura flexible capaz de satisfacer las demandas de múltiples clientes y cargas de trabajo.

Convergencia de tendencias
Según IDC, grid computing es el resultado de la coincidencia en el tiempo de diversas tendencias, como:

- Los nuevos estándares para comunicaciones de objeto a objeto simplifican la construcción de redes multimarca y multiaplicación.

- La disponibilidad de microprocesadores de alto rendimiento permiten desplegar grandes aplicaciones sobre múltiples sistemas de bajo coste, en vez de sobre un único sistema de rango medio.

- La tecnología de networking de alta velocidad, cada vez más barata, proporciona mayores niveles de rendimiento cuando se despliega en arquitecturas TI distribuidas.


Beneficios cuantificables

Una de las mayores contribuciones de grid es su enorme potencial para aumentar la rentabilidad de las inversiones en TI, incrementando los niveles de utilización y reduciendo los costes en capital y operacionales que supone gestionar un excesivo número de sistemas y recursos. Las consultoras llevan tiem

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información