| Artículos | 01 OCT 2001

"Ethernet es y será el futuro de las redes"

Néstor Carralero, director de Marketing para el Sur de Europa de 3Com
Desde sus 10 Mbps iniciales, Ethernet ha sido capaz de evolucionar a 100, 1.000 y ahora 10.000 Mbps. Presente en la inmensa mayoría de las redes corporativas de todo el mundo, esta tecnología ofrece hoy la velocidad, rendimiento y fiabilidad necesarios para soportar las nuevas necesidades de las empresas con el mejor coste total de propiedad. “Todo ello hace que pensar que, además del presente, Ethernet será también el futuro de las redes de alta velocidad”, asegura Néstor Carralero, director de Marketing para el Sur de Europa de 3Com.

Cada vez está más claro que Ethernet será la base del networking de próxima generación. ¿A qué se debe el éxito de esta tecnología frente a otras alternativas, como ATM? ¿Qué ventajas ofrece?
- Ethernet es una tecnología ampliamente aceptada que surgió como la opción más popular de la industria del networking debido a su sencilla utilización y bajo costo, generalmente, al menos un 50% inferior al de otras alternativas. Desde su aparición en el puesto de trabajo, su evolución ha sido imparable; primero ofreció 10 Mbps compartidos, después conmutados, y más tarde 100 Mbps. Una vez más, éstos fueron en un principio compartidos para pasar a ser conmutados, evolucionando después hacia equipos que trabajaban en modo autosensing, es decir a 10 ó 100 Mbps en función del dispositivo que se conectase.
En 1998, Ethernet progresa de nuevo e irrumpe con gran fuerza Gigabit Ethernet (1.000 Mbps), y aunque su posicionamiento en un principio se sitúa en las conexiones troncales de las redes locales, estamos convencidos de que en breve veremos nuevas áreas de aplicación masiva: conexiones de servidores y dispositivos periféricos, grupos de trabajo y de servidores... Y si la mayoría de puertos de PC pasaron en su día de una conexión de 10 Mbps a 100 Mbps, por qué no una conexión a 1 Gps en un futuro cercano.
Los primeros estándares a 1.000 Mbps fueron de fibra, limitando en cierta medida su crecimiento a un determinado tipo de cable de alto coste, pero, después de dos años de estudios y desarrollos en el seno del comité IEEE 802.3, se aprobó el estándar 1000Base-T para hacer funcionar transmisiones en Gigabit Ethernet sobre cables de cobre de 100 metros. Este hecho es una de las cuestiones que han hecho que Ethernet en general y Gigabit Ethernet en particular hayan ganado terreno a otras alternativas que, como ATM, tuvieron su momento, pero que se vieron superadas por las ventajas de esta tecnología, entre las que cabe destacar el coste y disponibilidad de los productos. Todo ello hace pensar que, además del presente, Ethernet será también el futuro de las redes de alta velocidad.

¿Cuál es la ventaja de la conectividad Gigabit Ethernet bajo cableado de cobre?
- La solución más adecuada, sencilla y rentable cuando no se dispone de cableado de fibra es optar por un conmutador Gigabit Ethernet sobre cobre. Este tipo de solución está siendo muy bien aceptada por el mercado empresarial y 3Com Corporación se encuentra en una posición preferente. De hecho, según la consultora Cahners In-Stat, 3Com ha incrementado su posición de liderazgo en el mercado de conmutación Gigabit Ethernet sobre cobre en casi un 8% durante el primer trimestre de 2001, lo que supone el 35,7% del negocio, situándose significativamente por delante del resto de sus competidores.

Las redes han de proporcionar cada vez mayores niveles de fiabilidad y rendimiento. ¿Qué aporta Ethernet al respecto?
- Las redes deben ser fiables tanto a nivel físico como a nivel lógico. A nivel físico la fiabilidad de Ethernet se manifiesta en varios puntos, como redundancia del hardware empleado (matrices de conmutación redundantes, redundancia de placas de gestión, distribución del tráfico entre diferentes equipos, como dobles chasis y conmutadores). A nivel lógico existen diferentes alternativas, como el trunking, los enlaces redundantes o las rutas alternativas. A Nivel 3 existen alternativas mediante protocolos como VRRP en TCP/IP, que permiten una redundancia de los routers que hay en la red.

¿Está Ethernet capacitado para soportar la convergencia de tráficos? ¿Es suficiente lo que ofrece en cuanto a calidad de servicio?
- Categóricamente, sí. El tráfico puede clasificarse y priorizarse usando los estándares 802.1p y 802.1q. Los distintos elementos de conmutación de la red pueden actuar sobre este tráfico etiquetado y priorizar los tráficos críticos. Estos conmutadores deben estar dotados del hardware necesario para realizar la clasificación del tipo de tráfico. Esto garantiza un mínimo tiempo de latencia en la red. A nivel de red, existen los mecanismos de priorización definidos por el protocolo TCP/IP, que se ven más reforzados aún con la aparición de la versión 6 de este protocolo, actualmente en estado de implantación.

¿Cómo está recibiendo el mercado Ethernet a 1 Gbps? ¿Cuáles están siendo sus principales aplicaciones en la empresa?
- La situación actual del mercado empresarial en materia tecnológica se centra en la implementación de nuevas aplicaciones que requieren mayor ancho de banda y velocidad de transmisión. La solución se encuentra en Gigabit Ethernet, el siguiente paso en velocidad y potencia de Ethernet, que además aporta otros beneficios como la escalabilidad y el aprovechamiento de equipos Ethernet previamente adquiridos.
Esta consideración de contención de inversiones que las empresas presentan en la actualidad potencia aún más la respuesta positiva del mercado hacia la tecnología Gigabit Ethernet y más concretamente Gigabit sobre cobre, ya que permite actualizar los sistemas y aumentar su rendimiento de una manera sencilla, con efectividad de costes y sin necesidad de modificar lo que tiene quizá mayor peso en una inversión de este tipo y que es la infraestructura del cableado.
La tecnología Ethernet ha sido primordialmente una tecnología LAN, lo que hace que hoy día las principales aplicaciones de Gigabit Ethernet se encuentren dentro de estos entornos, fundamentalmente en las troncales entre plantas y CDP, y en la conexión a servidores, además de constituir el fundamento en la creación de la red backbone LAN empresarial. No obstante, los proveedores de servicios están planteando Gigabit Ethernet como una solución menos cara y más sencilla también para los entornos MAN y WAN, al aportar alto ancho de banda al mismo tiempo que flexibilidad de acceso y conectividad con redes de fibra óptica.
La mayor necesidad de ancho de banda en las estaciones de trabajo, como consecuencia de las nuevas aplicaciones multimedia, así como la aparición de nuevas tecnologías que utilizan la infraestructura de red (vídeo, vídeo bajo demanda, telefonía en red), es lo que está decidiendo la implantación cada vez mayor de redes Gigabit.

Con la llegada de Ethernet a 1 Gbps y muy pronto a 10 Gbps, esta tecnología se está introduciendo también en los entornos MAN y WAN. ¿Qué futuro tiene Ethernet en estos mercados, dominados por los operadores y proveedores de servicios?
- Con el amplio despliegue de fibra óptica de los operadores, muy pronto se podrá ofrecer un nuevo concepto de acceso a Internet de alta velocidad utilizando Gigabit Ethernet en casa del usuario.
Gigabit Ethernet es una alternativa más

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información