| Artículos | 01 MAY 2005

¿Están las empresas españolas preparadas para la telefonía IP?

Sebastián Muriel y Aristóteles Cañero.
La telefonía IP es ya una realidad. La pregunta es ¿cuándo, cómo y con quién migrar a los nuevos servicios convergentes? En el proceso de toma de decisiones es de suma importancia realizar una evaluación detenida del impacto de este tipo de servicios sobre los empleados, las redes de comunicaciones actuales y, fundamentalmente, sobre la rentabilidad del negocio. Dentro de la práctica de consultoría de negocio de PricewaterhouseCoopers, colaboramos con empresas de todos los sectores de actividad en la definición de su estrategia de migración a la telefonía IP. Como apoyo a esta decisión, compleja, se trabaja básicamente en tres factores clave de éxito: - Abordar la migración sólo después de hacer un completo análisis de retorno de la inversión (ROI) y coste de la propiedad (TCO). En este sentido, se recomienda evaluar los beneficios económicos de las inversiones en TIC y la definición de acciones concretas para disminuir los costes en tecnología. - Buscar, diseñar y desarrollar aplicaciones que proporcionen la máxima interoperabilidad con la infraestructura de sistemas de información existente; y que garanticen el máximo aprovechamiento de las ventajas de la nueva tecnología. - La planificación hacia una red convergente se puede desplegar a diferentes ritmos, dependiendo de muchas variables. Habrá que evaluar la adecuación de la red de datos actual, la disposición del personal, las necesidades de formación, etc. También hay que determinar si es necesario que convivan simultáneamente infraestructuras analógicas e IP, permitiendo desarrollar un proceso de migración de forma gradual con la implantación de soluciones mixtas VoIP y PBX. Retos estratégicos Los principales retos a tener en cuenta en la definición de una estrategia de migración a la telefonía IP son el estudio de los requerimientos técnicos y el presupuesto necesario para la compra de infraestructura. ¿Se adoptarán soluciones propietarias o basadas en estándares? Las empresas deben seleccionar la solución técnica que mejor se adecue a la estrategia de negocio de la empresa, a su presupuesto en TIC y a sus necesidades concretas de comunicaciones. Un estudio independiente puede evaluar los diferentes proveedores de equipamiento, así como las ofertas de operadoras en régimen de externalización. Otro factor a tener en cuenta es la calidad y fiabilidad del servicio. Los servicios de voz sobre IP requieren un alto grado de disponibilidad, garantías de ancho de banda y reducidos valores en retardos y pérdidas de paquetes. Por ello, se recomienda un asesoramiento técnico de la red existente para poder asegurar que es capaz de soportar el nuevo tráfico. Algunos parámetros críticos a evaluar antes de tomar la decisión son el ancho de banda disponible (podría ser necesario aumentar el caudal disponible actualmente), el porcentaje de paquetes perdidos (debe ser inferior al 1%), los retardos (inferiores a los 150 milisegundos) y el jitter (inferior a 20 milisegundos). En cuanto a los niveles de seguridad, en las comunicaciones de voz sobre IP no son diferentes a los habituales en cualquier red de datos. Aún así, hay que considerar que cuando el tráfico susceptible de ser atacado incluye comunicaciones de disponibilidad total (voz y/o vídeo), se precisan unos requisitos de seguridad algo mayores. También hay que considerar el desarrollo de nuevas aplicaciones y la integración con las aplicaciones heredadas. Es importante contemplar el plan de migración en términos de necesidades específicas de productos desarrollados a medida, construcción de nuevas aplicaciones, falta de apoyo de un tercero. En estos casos es interesante contar con el asesoramiento independiente en la identificación, selección y determinación de alianzas con los socios tecnológicos adecuados. Por último, es importante tener en cuenta los aspectos de integración con la organización, como el entrenamiento y formación del personal, el tiempo de aprendizaje y la necesidad de contratación de personal cualificado. En definitiva, el coste de migración a la telefonía IP no debe medirse sólo en función de su precio de adquisición, sino que también deben tenerse en cuenta otros conceptos más intangibles, como el tiempo de no disponibilidad de la solución o las ventajas en productividad, que pueden ser determinantes a la hora de tomar una decisión. Por ello, se recomienda una aproximación a través del coste total de propiedad (TCO), indicador que permite medir el coste de las inversiones necesarias para llevar a cabo un proyecto de estas características. Este estudio, realizado por un operador, puede permitir comparar dos o más soluciones tecnológicas diferentes y ver cómo se ajustan a las necesidades concretas y específicas de una empresa. Tiempo de recuperación de las inversiones ------------------------------------------------------------- En el primer año 29% En los dos primeros años 20% En los primeros seis meses 13% En tres años o más 11% Durante despliegue 6% NS/NC 21% Fuente: Netmedia Research, 2004 Sebastián Muriel y Aristóteles Cañero PricewaterhouseCoopers

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información