| Artículos | 01 JUN 1999

Estado mundial de la liberalización

Ha pasado casi año y medio desde que el acuerdo alcanzado en el seno de la OMC (Organización Mundial del Comercio) para introducir competencia en los mercados nacionales de telecomunicaciones entrara en vigor. El acuerdo, que cubre voz, datos, fax, líneas alquiladas y servicios inalámbricos, obliga a 72 países de todo el mundo a abrir sus mercados, pero, eso sí, a diferentes velocidades y de acuerdo a diferentes calendarios. Como resultado, mientras en algunos mercados la apertura total ya es un hecho, en otros la competencia real no se producirá hasta al menos dentro de un año más.Aquí, con la ayuda de IDG News Service ?el servicio internacional de noticias de IDG, editora de Comunicaciones World? pretendemos dar una visión del nivel de competencia existente en diversos lugares del mundo.

  Cada país ha sido clasificado según la siguiente escala:
El mercado de servicios locales de voz continúa cerrado a la competencia o ha sido abierto el año pasado.
El monopolio sobre la telefonía fija finalizó durante los dos últimos años, pero el operador dominante sólo tiene uno o dos competidores potentes.
Las normas liberalizadoras están en vigencia desde hace tres o más años, y ya existen varias alternativas competitivas al operador telefónica dominante.


Empieza la competencia en Asia y Australia

El mercado de telecomunicaciones de Asia se está abriendo mucho más lentamente que el de Estados Unidos y Europa Occidental, pero ya están surgiendo claros indicios de cambio. Según Garnet Group, la región ofrece un panorama muy diferente, con escenarios ampliamente liberalizados, como el filipino, y otros fuertemente controlados por las autoridades gubernativas, como el chino y el tailandés. En Australia los tres operadores presentes en julio de 1997, momento en que se abrió el mercado, son ahora 25. Posiciones intermedias mantienen Hong Kong, India, Indonesia, Malasia y Singapur. Taiwan todavía es un monopolio, pero el próximo año entrará en escena un nuevo operador de telefonía fija.

CHINA
Aunque China permitió operar a China Unicon en 1994 en determinados mercados, China Telecom, el operador dominante, mantiene todavía una enorme presencia monopolística. De acuerdo con las cifras de Gartner Group, China Telecom tenía 101,6 millones de clientes a finales de 1998, mientras que Unicom contaba con poco más de 3.000 usuarios en octubre de ese año. En cualquier caso, ambos operadores dependen casi enteramente del gobierno, y, según los analistas, es poco probable que la OMC consiga presionar a China para abrir su mercado de telecomunicaciones a las compañías extranjeras, ya que el sector es considerado por las autoridades del país como una industria estratégica para la economía nacional.

JAPÓN
Aunque el mercado japonés continúa bastante cerrado, la desregulación en marcha está haciendo que las comunicaciones sean más baratas para las multinacionales presentes en el país. Ahora que los revendedores pueden ofrecer servicios de líneas alquiladas sobre las redes de otros operadores, los precios internacionales llevan varios meses cayendo. Por ejemplo, el coste medio de una llamada telefónica de Japón a los Estados Unidos ha pasado de 450 a 200 yens, alrededor de 1,80 dólares. Y, es de esperar, que los precios se reduzcan aún más a partir de julio, cuando los operadores con insfraestructuras sean autorizados a modificar sus tarifas sin autorización previo del gobierno.

Mientras tanto, la desregulación en marcha va eliminando las barreras que separaban a los operadores nacionales e internacionales, permitiendo al gigante de las telecomunicaciones japonesas, Nippon Telegraph & Telephone (NTT), reconvertirse en un pro- veedor global para negocios de todo el mundo, con su oferta Arcstar ?conjunto de servicios para empresas? como punta de lanza.

SINGAPUR
El mercado de telecomunicaciones de Singapur dará su primer paso hacia la liberalización cuando en abril del año 2000 el consorcio StarHub asuma el monopolio de SingTel. StarHub es una sociedad conjunta entre Singapore Power, Singapore Technologies, BT y NTT. En vez de alquilar capacidad a SingTel, el consorcio construirá su propia red troncal tendiendo fibra a través de los conductos de cable de Singapore Power. SingTel ha anunciado recientemente rebajas superiores al 40 por ciento en llamadas internacionales y en RDSI como anticipación a la llegada de la competencia.

TAILANDIA
Según los analistas, los retrasos con que se está abordando la modificación de las leyes de Tailandia probablemente obstaculizarán su ya de por sí lento camino hacia la liberalización. Tailandia ha iniciado la apertura privatizando sus dos operadores principales, Telecommunications Organization of Thailand y Communications Authority of Thailand, y espera tener en marcha un nuevo organismo regulador en octubre. Pero pocos observadores creen que el gobierno respete esa fecha, y hasta que los legisladores impulsen nuevas normas el mercado continuará cerrado a los operadores extranjeros. La situación es tal que, según algunos analistas, el mercado tailandés no estará totalmente abierto hasta el año 2006.


África se abre lentamente

Las naciones africanas se están moviendo gradualmente hacia la reforma de sus mercados, generalmente mediante la privatización de los operadores dominantes y la mejora de sus actividades antes de introducir competencia. Países como Guinea, Senegal y Sudáfrica están siguiendo este camino, asegurando a sus operadores ahora privatizados y antes propiedad del Estado un período de exclusividad, normalmente de cuatro a siete años.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información