| Artículos | 01 MAY 2002

Ericsson: siguen las penas

Las bolsas europeas abrieron el lunes 22 de abril en rojo y alarmadas ante los malísimos resultados de Ericsson, haciendo vivir de nuevo a las tecnológicas una jornada negra. Y es que, pese a algunos indicios de recuperación en el sector de las TIC en general, siguen las penas para los fabricantes de telecomunicaciones. Las malas nuevas anunciadas por Ericsson confirmaban además el pesimismo hecho público poco antes por Nokia, que rebajó su previsión de ventas para este año.
En concreto, Ericsson anunció que durante el primer trimestre de 2002 registró unas pérdidas netas de 403 millones de euros y su intención de reducir cerca de 20.000 puestos de trabajos, casi la cuarta parte de su plantilla. Según ell director general de la compañía, Kurt Hellstroem, 10.000 de los 85.000 empleados con que cuenta la multinacional serán despedidos en 2002, y otros 10.000 en 2003. De estos despidos, la mitad se producirán en Suecia.
Según el director general de Ericsson, esta reestructuración debería ser beneficiaria para la compañía y así conseguir resultados positivos en 2003. Las cuentas de la firma sueca han retrocedido un 25,7%, pasando de 49.800 millones de coronas suecas a 37.000 millones, mientras que la pérdida operacional ha llegado a los 4.500 millones de coronas frente a los 4.200 millones de hace un año.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios