| Artículos | 01 ABR 2005

El norte de España se hace fuerte en el despliegue de redes de cable

R, Telecable, Ono y Euskaltel
José Lebeña.
En las cuatro comunidades del norte de España, las redes de cable superan los niveles de penetración de ADSL. El número de abonados a sus cableoperadores regionales en algunas demarcaciones, como la asturiana y la gallega, duplica la media nacional.

No sólo olas de frío entran por la cornisa cantábrica. En las cuatro comunidades del norte de España hay un mercado que goza de excelente salud y así lo demuestran las cifras ofrecidas por el Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre el negocio de la banda ancha en España el pasado año. Tras décadas de abandono y retraso en las comunicaciones, la España Verde parece haber tomado ventaja en lo que a la fibra óptica se refiere. Según el INE, en 2004 la media de las conexiones a través de cable en las cuatro comunidades superaba el 19,6%, cifra 9,85 puntos porcentuales por encima de la media nacional, situada en un 9,75%. En este territorio, operan cuatro “cableros”. Concretamente, R, Telecable, Ono y Euskaltel, son las compañías de telecomunicaciones por cable que desarrollan su negocio en Galicia, Asturias, Cantabria y el País Vasco, respectivamente. De éstos, sólo el operador que cubre la demarcación cántabra, Ono, ofrece sus servicios en el resto de España.
La rápida expansión de los cableros en estas Comunidades ha provocado que Telefónica, ante la imposibilidad de operar a través de fibra en estas cuatro demarcaciones, exprima al máximo la capacidad de su red de cobre. Así, el operador dominante, que puede competir con cada una de los cableoperadores en todo los servicios dentro de sus respectivas demarcaciones, ha comenzado a comercializar en las provincias vascas su servicio de televisión interactiva vía ADSL Imagenio, un movimiento con el que pretende plantar cara a Euskaltel, que ofrece su propios servicios de televisión sobre una red basada en fibra óptica.
La posible apertura prematura del mercado del cable y la llegada de la TDT (Televisión Digital Terrestre) traerá pronto una nueva competencia al sector. En este sentido, sin embargo, los cableros no se muestran preocupados, y es que la enorme inversión que es necesario realizar para crear una red como la desplegada por ellos durante los últimos años hace poco viable la aparición de nuevas empresas interesadas en explotar este sector. Por otra parte, y según declaran los responsables de estas compañías, los servicios gratuitos de la TDT no tienen nada que ver con la calidad de la oferta temática de la televisión vía cable, que, además, supone sólo uno de los servicios de los cableoperadores, que también dan telefonía y acceso a Internet.

Despliegues contrarreloj
Sin duda, la cobertura será una de las principales bazas de los cableoperadores para competir en sus respectivas demarcaciones una vez liberalizado el segmento, aunque el número de clientes pasados por el cable es bastante desigual dependiendo de cada uno de ellos. En su afán por cubrir el máximo de zonas posibles, R, por ejemplo, está hoy en disposición de dar servicio a casi el 30% del territorio gallego, incluidos 20 polígonos industriales. Este porcentaje queda, sin embargo, ensombrecido por el 70% de las viviendas asturianas y el 80% del tejido empresarial del Principado a los que llega Telcable. Continuando su estrategia por incrementar su ámbito de actuación, la compañía, con sede en el Parque Tecnológico de Gijón, ampliará a lo largo de este año sus servicios al Concejo de Langreo, término municipal con cerca de 50.500 habitantes.
En cuanto a las cuotas de mercado por clientes del cableoperador vasco, Euskaltel posee el 45% en voz y datos por red fija. De este porcentaje, más de la mitad, el 55%, son abonados que utilizan la red propia de Euskaltel, y representan el 25% del total del mercado de hogares y empresas del País Vasco. A lo largo del presente año, la compañía comenzará a tender su entramado en ocho nuevos municipios; además, cableará nuevos barrios en las principales capitales de la Comunidad. Por otra parte, Euskaltel espera extender su red a numerosas poblaciones rurales con el proyecto Banda Ancha (Itelazpi), cuyo fin es proveer de accesos de alta velocidad a zonas rurales desfavorecidas, de difícil acceso, con baja densidad de población o bajo desarrollo empresarial, que queden fuera de los intereses de despliegue de otros operadores.
Con el objetivo de mejorar los accesos en sus regiones, tanto Telecable como Euskaltel han decidido utilizar alternativas a la fibra en determinados puntos. Dado que, como es bien conocido, la orografía de la mitad norte peninsular es especialmente abrupta, en el País Vasco, y concretamente en Guipúzcoa, Euskaltel ha desplegado redes basadas en tecnologías inalámbricas como LMDS y WIMAX. La asturiana, por su parte, ha optado por ofrecer el acceso a Internet vía satélite en algunos núcleos rurales alejados, donde recuperar la inversión necesaria para llegar directamente con cable sería inviable, a pesar del acuerdo de la operadora con Hidroeléctrica del Cantábrico para aprovechar como infraestructura propia gran parte de las canalizaciones de la eléctrica. Gracias a esta alianza, el cableoperador del Principado sólo ha tenido que invertir en obra nueva en un 10% del total de las canalizaciones por las que ha desplegado su fibra.
El amplio apoyo de las empresas ubicadas en cada una de las comunidades de la cornisa cantábrica, sin duda, ha contribuido al éxito de estos operadores. Corporaciones como BBK, Fagor, Vital, Xunta de Galicia y Caixanova, entre otras, además de universidades, como la UPV, y diversos ayuntamientos, como el de Gijón, utilizan sus servicios.

Marcar la diferencia
El catálogo y las promociones son, además de la cobertura, aspectos a los que los cableoperadores han dedicado especiales esfuerzos. Sus ofertas, además de televisión, incluyen telefonía fija, Internet, circuitos dedicados, redes privadas virtuales, servicios de LAN Extendida Ethernet, accesos básicos RDSI, accesos primarios, servicios de hosting y housing, entre otros. Por ejemplo, R ha desarrollado desde cero uno de los Data Centers más avanzados y completos de Europa, desde el que presta servicios de ASP, hospedaje avanzado, tiendas virtuales, teleformación, vídeo bajo demanda, pasarelas de pago, etc.
Por su parte, Ono, en lo que va de año, ha hecho más atractiva su oferta con dos nuevas promociones. Una de ellas es la posibilidad de que sus clientes hablen gratis entre sí. Y en cuanto a datos, ha multiplicado por cinco la velocidad de acceso a Internet para los abonados a sus servicios de banda ancha. A partir del 1 de abril, el ancho de banda de 600 Kbps que actualmente ofrece la operadora pasará automáticamente y sin coste adicional a ser de 3 megas, en lo que constituye a todas luces un intento de contrarrestar la maraña de ofertas que inundan el mercado de la banda ancha. Según señalaba recientemente Fernando Ojeda, director general de Clientes y Servicios de Ono, “gracias a la gran inversión en red propia que nuestra compañía está realizando en las demarcaciones donde presta servicio a particulares, podemos migrar a nuestros clientes de 600 Kbps al nuevo servicio con el que nos desmarcamos claramente de las actuales ofertas del sector de acceso a Internet en España”.
Al este de la comunidad cántabra, Euskaltel ha introducido también interesantes innovaciones en la transmisión de dato

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información