| Artículos | 01 FEB 2003

El networking de 2003

Ya se considere como objetivo deseable o como sino inevitable, la conversión de la informática en una utility viene siendo, y lo será aún más en los próximos meses, el caldo de cultivo último de las grandes estrategias TIC. En cuanto a desarrollos concretos, servicios Web, redes inalámbricas, telefonía sobre IP, servidores blade y seguridad constituirán este año el yunque donde se forjarán la mayoría de los desarrollos dirigidos a la empresa.

Con el año nuevo recién comenzado, es éste el mejor momento de hacer algunas predicciones para los próximos doce meses. Como prólogo, baste decir que, si algo es seguro es que, se le dé el nombre que se le dé –informática como utility, informática autogestionable o informática autónoma–, la automatización teñirá cualquier discurso sobre TIC en el futuro próximo. HP, IBM y Sun Microsystems han revelado sus estrategias en esta línea, y Cisco cuenta ya con dispositivos capaces de administrarse a sí mismos. En 2003, los planes a largo plazo de muchas grandes compañías del sector comenzarán a tomar forma.
Los estándares de servicios Web continuarán avanzando rápidamente hacia la madurez, pero las empresas seguirán restringiendo la mayoría de los proyectos al interior de sus cortafuegos. La integración de servicios Web entre empresas, quizá el tipo de aplicación donde las ventajas de esta propuesta brillan con mayor intensidad, permanecerá todavía en el filo de lo imposible.
La consolidación a nivel de servidor seguirá avanzando, dado que los usuarios se esfuerzan por economizar al máximo recurriendo a la colocación de aplicaciones en máquinas más potentes. Los blades despegarán, ya que significan la gestión consolidada (consolidating manage- ment). También oiremos hablar mucho sobre la gestión basada en negocio, una idea holística que alude a la posibilidad de gestionar la red atendiendo al rendimiento de las aplicaciones en lugar de por piezas o componentes, como redes, sistemas, aplicaciones en servidores y bases de datos.
La llegada de tarjetas de interfaz 802.11 para redes Ethernet inalámbricas duales, capaces de soportar tanto la norma 802.11a (54 Mbps) como el estándar 802.11b (11 Mbps) acelerará la adopción de lasa WLAN en la empresa, pero 802.11b seguirá sin levantar pasiones entre los potenciales clientes. En cuanto a las redes de acceso inalámbricas basadas en esta tecnología pero desplegadas como infraestructura “pública” irán ganando terreno, aunque habrán de idearse formas de hacerlas rentables.
A bombo y platillo proclamarán los suministradores los beneficios de Session Initiation Protocol (SIP), que sonarán como música a los oídos de unos potenciales clientes deseosos de abrazar la voz sobre IP, pero que aplazan las inversiones en estas soluciones dadas las limitaciones de los estándares hasta ahora implementados en los productos disponibles.
Los servidores basados en PC continuarán su camino ascendente, con potencia y funcionalidades capaces de rivalizar con los sistemas de gama alta empresariales. Es más, prestaciones características hasta ahora de la gama alta, como es la recuperación ante fallos, mantendrán la tendencia manifiesta desde hace tiempo descendiendo para introducirse cada vez más en la oferta de gama más baja. Los fat PC, o PC pesados, combinados con Linux, constituirán un atractivo camino de migración para los clientes de plataformas Sun Sparc.
En el terreno de la seguridad, los fabricantes intensificarán sus esfuerzos por integrar características que en su momento sólo podían conseguirse a través de múltiples productos diferentes en cajas multifuncionales o en el propio equipamiento de networking central. Y, por último, llegarán los auténticos conmutadores Ethernet a 10 Gbps, aunque, por ahora, resultarán demasiado caros como para tener un impacto importante en el mercado empresarial. De momento, su principal campo de aplicación lo constituirán las redes de área metropolitana de los proveedores de servicios.
Estas serán, las principales tendencias que marcarán el networking del año que acabamos de estrenar. A continuación centramos nuestra atención en algunas de ellas: servicios Web, servidores blade, telefonía IP y redes sin cables. Estamos seguros de que las siguientes cuestiones llenarán gran parte de nuestras páginas durante los próximos meses.

Servicios Web
Es mucho el marketing generado alrededor de los Servicios Web o Web Services, un concepto que, en realidad, hablando en llano, hace referencia al middleware que simplifica la conectividad entre aplicaciones Web. Difiere de otros tipos de middleware en que están basados en estándares y especificaciones XML. La idea última es que estos estándares permitirán crear configuraciones en las que será posible que las aplicaciones sencillamente hayan de conectarse y dialogar, frente a la complejidad de códigos resultante de las conexiones punto a punto. Algunas especificaciones cada vez más comunes y estrechamente relacionadas con estos servicios son SOAP, UDDI y WSDL.
El pasado mes de diciembre, Web Services Interoperability Organization (WS-I) –una asociación en la que participan las principales compañías implicadas en desarrollos Web Services, incluidas HP, IBM Bea Systems y Sun- anunciaba la disponibilidad del primer borrador de especificaciones y pautas para el desarrollo de aplicaciones interoperativas a través de los servicios Web. El borrador contiene recomendaciones sobre cómo tienen que ser utilizados los estándares (SOAP 1.1, WSDL 1.1, UDDI 2.0, XML 1.0 y XML Schema) para conseguir la interoperatividad de las aplicaciones a través de los servicios Web. La intención de WS-I es tener una versión definitiva en los primeros meses de 2003.

Segunda generación de .Net
Entre los más recientes adeptos de los Web Services se encuentra Microsoft. Dos años después de la puesta en marcha de la plataforma .Net, la compañía anunciaba el lanzamiento de su segunda generación, estrechamente vinculada al nuevo concepto. Si bien la primera se centró en el desarrollo de tecnologías y aplicaciones, ahora se persigue la conexión de información, personas, y sistemas y dispositivos heterogéneos a través precisamente de servicios Web basados en XML. Dentro de esta segunda fase de su estrategia, Microsoft ha presentado la versión beta de Visual Studio .Net 2003 y la versión Release Candidate 2 de Windows .Net Server 2003, así como .Net Compact Framework para dispositivos inteligentes. En la misma línea, se encuentran el recién anunciado Greenwich, nombre en código para el software de servidor colaborativo y de comunicaciones en tiempo real que incluirá .Net Vision; la segunda versión de Office XP Web Services Toolkit; y un módulo que permitirá que Active Server Pages .Net trabaje sobre el servidor Web de código abierto Apache (mientras ambos corran sobre Windows).
Así, parece que toda la energía desplegada en honor de los servicios Web comienza a canalizarse adoptando la forma de soluciones concretas. A finales de año Sun introducía Sun ONE Identity Server 6.0, una solución de gestión de identidades en la Red basada en los estándares abiertos desarrollados en el marco de la iniciativa Liberty Alliance, y Novell su nuevo servidor basado en U

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información