| Artículos | 01 FEB 2004

El negocio del software como servicio crece un cien por cien anual

Juan Carlos Llorente, director de la división de Telecomunicaciones y Media de Microsoft Ibérica
El software como servicio se ha convertido en una apuesta estratégica clave de Microsoft a largo plazo. Según Juan Carlos Llorente, director de la división de Telecomunicaciones de Microsoft Iberia, “los proveedores de servicios actúan en este nuevo escenario como socios de negocio con los que trabajamos estrechamente para llegar al cliente final”.

¿Cuál es la oferta actual de Microsoft en software como servicio? ¿Es el mismo producto el que se suministra a un ASP y a un usuario empresarial en propiedad?
- La funcionalidad es la misma, pero la implementación del producto es diferente. La aplicación tiene que ser diseñada y desarrollada teniendo en cuenta una serie de condicionantes derivados de la manera específica en que será operada, como su funcionamiento en modo compartido por múltiples clientes o la necesidad de ser aprovisionada y facturada por el proveedor al usuario final.
Nuestra división de telecomunicaciones cuenta con una unidad específica centrada en el desarrollo de este tipo de soluciones. Existen interfaces de aprovisionamiento disponibles para la práctica totalidad de aplicaciones de Microsoft, pero seguimos trabajando con el propósito de facilitar la actuación del proveedor, empaquetando soluciones, adaptando productos y elaborando guías donde se recogen de manera detallada los mejores procedimientos de operación, implementación, configuración y mantenimiento en modo ASP de cada aplicación. En estos momentos, existe ya una guía específica para Windows Server, y trabajamos en los capítulos dedicados a Microsoft Exchange y SharePoint Portal Server. También hemos definido la plataforma Microsoft System Architecture (MSA), que especifica cómo configurar y operar productos de Microsoft para una operación de este tipo desde el punto de vista de la infraestructura de red.
Además de en la oferta de soluciones específicas, nuestra colaboración con los proveedores de servicios se manifiesta en iniciativas conjuntas de marketing y formación de clientes. También hemos puesto en funcionamiento SPLA, un programa de licencias que pretende trasladar al proveedor la flexibilidad del modelo de pago por uso que él mismo aplica a sus clientes. Desde nuestra perspectiva, el proveedor de servicios es un socio de negocio con el que llegamos al verdadero cliente: el usuario final de las aplicaciones.

¿Cuándo y por qué decide Microsoft crear una división específica de telecomunicaciones?
- Esta división se creó hace cinco años, cuando empezamos con la estrategia de software como servicio. Éramos conscientes de que el software que hoy se vende fundamentalmente empaquetado y ligado a una determinada pieza de hardware en el futuro se comercializará también –principalmente, incluso– como una funcionalidad vinculada a un servicio de telecomunicaciones. En consecuencia, como fabricante de software era necesario adaptar nuestros productos y nuestra estrategia de operación y puesta en el mercado a este cambio.
Hace tres años se realizó una revisión de la división con el objetivo de adaptar nuestro funcionamiento a la doble relación que mantenemos como suministrador de tecnología con los operadores de telecomunicaciones y proveedores de servicios. Por una parte, les proporcionamos plataformas para dar servicio al cliente final, en cuanto actúan siguiendo un modelo ASP, pero también para soportar sus procesos internos como usuarios corporativos. Se trata de aplicaciones de las soluciones de Microsoft con un propósito diferente, pero que inevitablemente se condicionan entre sí; los servicios que prestan al usuario final han de ser aprovisionados, facturados, distribuidos, etc, y todos los sistemas que soportan estos procesos deben estar en muchos casos integrados con los recursos internos.
El hecho de contar con un interlocutor único para ambas necesidades les ayuda a conseguir una mayor integración entre ambas, y, por tanto, a aumentar la eficiencia en el uso de nuestra tecnología. Nuestro objetivo, como en cualquier otro segmento, es ayudar al cliente a ganar más gastando menos o, en otras palabras, a hacer más con menos.

¿Qué evolución está experimentando el software como servicio en el negocio de la compañía?
- Desde su lanzamiento, esta línea está registrando crecimientos superiores al 100% anual. Nuestra visión estratégica es que, en el futuro, será el modelo predominante de comercialización de software, y tanto la iniciativa .Net como el compromiso de Microsoft con los servicios Web van en esta dirección. Además, a través del entorno .Net facilitamos también la aceleración de soluciones de terceros disponibles para funcionar sobre nuestras plataformas en este modo de operación.
De cualquier manera, aunque hablemos de futuro, no debemos olvidar que el cambio de paradigma en el suministro de aplicaciones y recursos TI es un fenómeno predominante en el presente a determinados niveles. A día de hoy me atrevería a decir que, incluso, es mayoritario el número de entidades que tienen algunos servidores en una operadora u otro tipo de proveedor de hosting. Desde el punto de vista de los suministradores, el fenómeno también es masivo; todos los grandes fabricantes de software están adaptando sus productos al modo ASP.

Las empresas que hoy ofrecen hosting de aplicaciones responden a perfiles de muy diversa índole, desde operadores a suministradores de servicios TI y hosters. ¿Qué parte del mercado se encuentra en el punto de mira de su estrategia de software como servicio?
- En cuanto a lo que es nuestra oferta de software como servicio, el mercado objetivo es doble. Por un lado, el usuario final, que es todo el mercado, y, por otra el proveedor de servicios en sentido amplio. Se han generado multitud de acrónimos (ASP, ISP, IAP, HAP, etc.), pero lo cierto es que la frontera entre esas figuras se hace cada vez más difusa; la realidad escapa a este tipo de clasificaciones. Existe una riqueza tremenda de ofertas que admite cualquier combinación posible.
La lista de proveedores de servicios de software basados en productos de Microsoft incluyen, entre otros, operadores como Ono, Auna, BT, Colt, Euskaltel, R, Telefónica, Cable & Wireless, Uni2, Comunitel, Jazztel, etc., pero también ISP, como easynet; hosters, como NTT/Verio, acens o arsys; e integradores de sistemas, como HP. Los que aquí llamo operadores pueden también ser considerados como ISP, los ISP, y los hosters como operadores de infraestructuras en determinados sentidos. Todos ellos son también ASP.
Cada proveedor tiene su diferenciación y tiene una prioridad en segmentos de mercado concretos. De hecho, lo que está ocurriendo es que, en función del tipo de cliente final, tienen más peso unos u otros. Si analizamos la gran cuenta, vemos sobre todo a los tradicionales suministradores de servicios u outsourcers –IBM, HP, EDS, Fujitsu, Unisys, Softec, etc.–, mientras que en la pyme, predominan los operadores de telecomunicaciones. A nivel de consumo, es mayor la penetración de empresas que han ido evolucionando su negocio a partir de un modelo de hosting tradicional, como Acens o arsys.

Los ASP no son nada nuevo, pero es ahora cuando este negocio empieza a cuajar en el mercado ¿Qué cambios se han producido para que los clientes se muestren ahora más receptivos a estas propuestas?
- Han cambiado varias cosas. Una de ellas es la aproximación al mercado. Ahora hablamos de proveedores

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información