| Artículos | 01 ABR 2002

El láser, una alternativa a la fibra óptica

La nueva tecnología Free-Space Optic (FSO) permite transmitir información a través de redes ópticas inalámbricas. Una nueva alternativa –algunos dicen que revolucionaria– que, según los analistas se consolidará durante los próximos cinco años.

Uno de los inconvenientes de la transmisión de datos a través de tecnologías de alta velocidad es la necesidad de cablear, ya que el principal medio de transporte de la información en banda ancha es la fibra óptica. Ante esta problemática, en los últimos cinco años han surgido un sinfín de tecnologías de transmisión inalámbricas (LMDS, WAP, GPS, UMTS, Bluetooth...), que culminan en una alternativa de la que hasta ahora casi no se ha oído hablar: Free-Space Optic (FSO); una alternativa sofisticada y revolucionaria que utiliza el láser como medio aéreo de transmisión de la información. Aunque ahora se están realizando las primeras instalaciones, los analistas estiman un volumen de mercado de entre 2.000 y 4.000 millones de dólares para 2005, lo que supone un crecimiento cercano al 85%.
Esta novedosa propuesta permite la transmisión de datos, vídeos o sonidos con gran capacidad de banda ancha a través de sistemas basados en tecnología óptica en espacio libre. Entre sus principales ventajas, junto al ahorro de tiempo y dinero que implica la no necesidad de instalar cables, hay que destacar que FSO tampoco requiere ningún tipo de licencia -como sería el caso de la radiofrecuencia-, lo que permite a empresas, operadores de telecomunicaciones y proveedores de servicios aprovechar al máximo sus conexiones de red.
La tecnología de conexiones láser es barata y fácil de implementar pero soporta distancias cortas. Por ello, lo más razonable es combinarla con la de fibra óptica, ya que un sistema de extremo a extremo basado en esta última resulta en algunos casos demasiado costoso.

Enlaces ópticos inalámbricos
El sistema FSO consiste en la utilización de haces de luz a través de la atmósfera (sustituyendo a los cables de fibra óptica) que soportan conexiones de banda ancha de gran fiabilidad y cuyos resultados económicos son más eficaces y rápidos que los tradicionales sistemas físicos de fibra. Aproximadamente el 93 % de los negocios están rodeados por unos dos kilómetros de fibra óptica pero sorprendentemente muchos no están conectados, ya que esto exige unos costes de entre 200 y 20.000 dólares al mes, en función del alcance y el ancho de banda. Paralelamente, mientras que la demanda de banda ancha sigue aumentando, los plazos para la instalación del cable óptico tienen una media de 14 meses.
Por el contrario, según Eva Ronda, responsable de marketing de LightPointe, empresa especializada en FSO con presencia en nuestro país, crear una red inalámbrica basada en FSO tiene un coste de entre 5.000 y 50.000 dólares. “Su instalación es realmente sencilla, tan sólo requiere de tres pasos: sujeción de los enlaces, alineación del sistema e instalación, lo que se completa en tan sólo dos horas”.
Los sistemas diseñados por LightPointe alcanzan velocidades de hasta 2,5 Gbps y distancias de más mil metros, señalan desde la multinacional, y, además, se acomodan a cualquier protocolo (SONET/SDH, ATM, Ethernet, Fast Ethernet) y a cualquier topología de red. De esta forma, las ventajas de la nueva tecnología de enlaces ópticos se resumen en: la diversidad de amplitudes de banda disponibles (10 Mbps, 20 Mbps, 155Mbps, 622Mbps y 1,25 y 2,5 Gbps); la capacidad de instalación tanto en tejados como en ventanas; una colocación fácil en las redes existentes o creación de nuevas redes; el ahorro de tiempo y dinero en la instalación en comparación con la colocación de fibra de vidrio; y finalmente, que no es necesaria licencia para la instalación ni se necesita permiso y, además, que los costes de la infraestructura de edificación no son altos.
LaserBit es otra empresa firmemente comprometida con la tecnología de transmisión vía láser. Se trata una joint venture americana, británica y húngara con sede en Budapest y dedicada al desarrollo de equipos basados en tecnología láser para la transmisión de voz, datos y vídeo.
El sistema de transmisión Ethernet de LaserBit, uno de sus más recientes desarrollos, proporciona de 10 a 100 Mbps y puede cubrir distancias desde 50 a 5.000 metros. Las velocidades de transmisión de la tecnología LaserBit van desde los 1,544 Mbps a los 155 Mbps, incluyendo protocolo Ethernet de 10 Mbps a 100 Mbps y cuyos precios van desde los 3.250 dólares, algo más de 3.700 euros, a los 24.000 dólares, unos 27.000 dólares. Aunque la compañía ya tiene presencia en más de 30 países de todo el mundo, LaserBit espera darse a conocer en nuestro país para poder hacer su entrada en breve.

¿Revolución?
Con todo, pese al enorme atractivo de esta alternativa, conviene no hacerse demasiadas ilusiones, al menos de momento. España ha tenido la dudosa suerte de ser el primer país del mundo de ver en acción la tecnología en fase plenamente comercial. En noviembre de 2000, el operador español Alúa comenzaba a ofrecer servicios en Madrid con tecnología de la americana Airfiber, y con planes de extenderse rápidamente por todo el territorio nacional e incluso por distintos mercados europeos, donde ya tiene licencias, como Reino Unido, Suecia, Suiza y Holanda. Sin embargo, desde el pasado mes de diciembre este operador de operadores se encuentra en suspensión de pagos al fracasar su segunda ronda de financiación.
En el capital de la empresa participan diversos socios, entre los que cabe destacar las firmas de capital riesgo estadounidenses Crescendo Ventures y Enteprise Partners, así como las españolas Negocios Duero, Grupo Omega y Laser2Net. Estas últimas son las que, inyectando capital para intentar llegar “vivos” al fin de la crisis económica, están haciendo posible que todavía Alúa siga activa, dando servicio a sus clientes, aunque, como dicen intramuros, en estado de “hibernación”.
Con esta tecnología quizá se repita, comentan algunos expertos, la historia de ADSL. O no. Pero lo cierto es que ningún gran operador es ajeno a ella, siquiera en fase de experimentación. Sólo falta que surja el momento justo en que comience a satisfacer sus intereses comerciales para sacarla del morral. ¿Revolución? Nada nuevo bajo el sol. Para una visión detallada de esta tecnología, Comunicaciones World, núm. 156.


Crece el interés de la industria
-------------------------------------------
LightPointe es uno de los fabricantes cuyo desarrollo de FSO se encuentra en estado más avanzado. Se trata de una multinacional de origen estadounidense que ha recibido fondos por valor de 33 millones de dólares por parte de Cisco y Corning para continuar investigando en esta área. Otras compañías, como Lucent, Nortel y British Telecom, han acordado también apoyar a las firmas free-space, entre las que hay que citar otros fabricantes como Harmonix o Endwave.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información