| Artículos | 01 MAY 2006

"El entorno de trabajo será imprevisible, flexible, móvil"

Philip Ross, CEO de Cordless Group y consultor especializado en nuevos entornos laborales
Philip Ross, consultor especializado en la evolución de las formas y los entornos trabajo y autor de varias obras sobre la materia, nos aporta su visión del impacto que a nivel mundial está teniendo ya la primacía de valores como la creatividad, el dinamismo, la innovación y la flexibilidad en las empresas.

Se está produciendo una paulatina pero también radical transformación en las formas de trabajo y en los valores empresariales, que hoy priman el dinamismo, la interacción y la innovación. ¿Cómo se reflejarán estos cambios en la apariencia de los lugares donde se trabaja?
- Básicamente, los lugares donde los profesionales desempeñan sus actividades se harán mucho menos predecibles. Las personas dejarán de trabajar en compartimientos estancos, como su propio despacho o estación de trabajo, y pasarán a realizar sus tareas en entornos más flexibles y móviles, que variarán según el momento y las circunstancias. Esta movilidad y esta flexibilidad permitirán además que muchos empleados puedan elegir por sí mismos desde donde prefieren desarrollar su actividad profesional. El trabajo estará fundamentalmente organizado alrededor de procesos, equipos y transacciones, en lugar de por departamentos, como ha sido la norma hasta ahora. El espacio de oficina en el futuro tendrá una apariencia más doméstica y amigable, ofreciendo al empleado la posibilidad de elegir emplazamientos dentro y fuera de las empresas, donde el diseño de muchos lugares recordará más a la sala “business” de un aeropuerto o de un hotel que a las oficinas tradicionales.

Qué papel juegan las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) en esta transformación?
- Los avances tecnológicos están actuando simultáneamente como motor e instrumento del cambio. Muchas de las tendencias hacia lo que podríamos denominar “nuevas formas de trabajo” se plasman en innovaciones inmediatamente perceptibles en el ámbito de los espacios, pero que requieren de las tecnologías para convertirlos en lugares “productivos” para la organización. Por ejemplo, las zonas de descanso en las empresas serían menos ventajosas para el negocio si no acogieran dispositivos portátiles y conectividad inalámbrica. Ahora es realmente la nueva tecnología la que está dirigiendo la transformación. La telefonía IP, la conectividad inalámbrica de alta velocidad, Internet, la identificación por radiofrecuencia (RFID), los PC ultramóviles y los teléfonos inteligentes con soporte de Wi-Fi son tan sólo algunos ejemplos de tecnologías que están modificando la naturaleza del trabajo y de los lugares donde se desarrolla. Y estas tecnologías son disruptivas, tienen el potencial de cambiarlo todo.

¿Por qué hoy la innovación y la creatividad se han convertido en activos tan importantes para las organizaciones? ¿Qué tipo de entornos o procesos pueden fomentar estos nuevos valores?
- Su importancia se deriva sencillamente del hecho de que, en la actualidad, son condiciones esenciales para el éxito. Sin un constante desarrollo de nuevos productos y servicios, cualquier organización se verá abocada a un futuro incierto y, finalmente, al fracaso. Para conseguir las ventajas competitivas derivadas de una mayor capacidad de innovación y creatividad, las empresas deberán aprovechar sus principales activos: las personas que en ellas trabajan. Y las personas no tienen ideas por decreto. Se trata por tanto de un valor esencial, pero difícil de controlar, dado que la gente no se vuelve creativa por propia voluntad o en reuniones planificadas de antemano. Debe favorecerse su creatividad mediante medios más sutiles. Los encuentros ocasionales; las reuniones “serendipitous”, cuya principal finalidad es favorecer chispazos de creatividad que se materialicen en descubrimientos afortunados y fortuitos; los espacios de trabajo en equipo; y los entornos orientados al cliente son algunas de las múltiples alternativas con las que es posible fomentar una cultura corporativa más estimulante para la motivación y la creatividad.

¿Qué ventajas aportan estos nuevos valores y formas de trabajar, tanto desde el punto de vista del empleado como del de la empresa?
- La posibilidad de elección, la mejora del equilibrio entre vida laboral y privada, y el mayor control del trabajador sobre sus tareas son tres de los factores citados con frecuencia en este sentido. Por lo que respecta a la empresa, sólo teniendo en cuenta los posibles ahorros de costes, los beneficios pueden resultar impresionantes. Por ejemplo, una compañía de seguros de Holanda consiguió ahorros de 90 millones de euros (CapEx) en un edificio y una reducción de costes operacionales continuos de 8 millones de euros mediante la introducción de los nuevos estilos de trabajo facilitados por nuevas tecnologías en una organización de unas 3.200 personas.
En términos generales, el ahorro económico asociado a la reducción de espacio en oficina, estrechamente ligada a las nuevas formas de trabajo que fomentan una mayor movilidad y flexibilidad, suele actuar muchas veces como detonante para decidir a las empresas. Por otra parte, muchas compañías se miran en sus competidores, y cuando una organización toma la iniciativa en un sector, suele producirse un movimiento en cadena.

¿Cuáles son los principales obstáculos que una organización encontrará durante el proceso de transformación y cómo debe enfrentarse a ellos para superarlos?
- Las personas son a menudo reacias al cambio. Además, suelen encontrar difícil tomar conciencia clara de lo que desean cuando no tienen idea de lo que realmente pueden tener. Por eso tienden a refugiarse en lo que conocen. Sin embargo, existen múltiples formas de superar este tipo de situaciones. Una alternativa es la puesta en marcha de diversas iniciativas, desde proyectos pilotos a talleres, pasando por “thinktanks”, que permitan explorar el arte de lo posible. Por otra parte, también puede ayudar el recurrir al apoyo de servicios externos prestados por empresas especializadas. Las ideas parecen cobrar una mayor credibilidad cuando son presentadas y soportadas por expertos.


Ross y la nueva empresa
------------------------------------
Philip Ross es CEO de Cordless Group y consultor, crítico e investigador especializado en tecnología y futuros espacios de trabajo. Ha sido pionero en la investigación del impacto de las nuevas tecnologías sobre los procesos y el espacio en que las empresas desarrollan sus actividades. En 1999, publicó su primer libro, “The Creative Office” (La Oficina Creativa), al que le han seguido hasta el momento otras tres obras: “The Cordless Office” (La Oficina sin Hilos), “The 21st Century Office” (La Oficina del Siglo XXI) y “Space to Work” (Espacio para Trabajar). Asimismo, Ross ha trabajado con organizaciones como Ernst and Young, Allen and Overy, GlaxoSmithKline, Jones Lang LaSalle y Ericsson en proyectos relacionados con los conceptos de los futuros lugares de trabajo basados en las emergentes tecnologías inalámbricas de alta velocidad.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información