| Artículos | 01 ENE 2004

El Congreso aprueba la ley de firma electrónica

El Congreso de los Diputados ha aprobado la ley de firma electrónica, elaborada por el Ministerio de Ciencia y Tecnología, junto con los de Administraciones Públicas, Economía, Interior y Justicia. La ley intentará promover su uso más generalizado, “como instrumento generador de confianza en las comunicaciones telemáticas y como factor dinamizador de la Administración y comercio electrónico”, según declaraciones oficiales. La normativa recoge la experiencia y los avances constatados en las prácticas de la Administración desde la entrada en vigor del Real Decreto-Ley de Firma Electrónica del año 1999. Introduce diversos “elementos que contribuirán al desarrollo del comercio electrónico y de la Administración electrónica, como la firma de las personas jurídicas, que podrá ser utilizada en múltiples aplicaciones, en especial en procesos automatizados, como la realización de pedidos o la emisión de facturas”.

Pensando en el usuario
En la Ley se ha pretendido contribuir a incrementar el uso de la firma electrónica en nuestro país. Así, por ejemplo, se ha cuidado especialmente la utilización de una terminología más accesible, el establecimiento del marco jurídico necesario para desarrollar en un futuro el Documento Nacional de Identidad electrónico y la regulación de la emisión de certificados de personas jurídicas.
Como medio de promover la confianza de los potenciales usuarios de las nuevas herramientas, entre otras consideraciones, el texto establece una garantía económica por parte de los prestadores de servicios de certificación de tres millones de euros, de manera que dichas empresas puedan responder ante los usuarios con garantías suficientes.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios