| Artículos | 01 NOV 2001

Convergencia es progreso

Marcelo Vázquez.
Hablar de convergencia no es sólo hablar acerca del concepto inicial asociado con dicho término; es decir, la integración de voz y datos sobre un mismo soporte de red. Convergencia es, además, la tecnología que proporciona al usuario final la libertad de elección para comunicarse desde y del modo que quiera en el momento que quiera, tal y como propagan los lemas de las campañas publicitarias de los principales líderes del mercado.

Según un reciente estudio de Infotech sobre una muestra de más de 27 empresas usuarias de telefonía IP, muchas de ellas mencionaron estar satisfechas e incluso haber obtenido mejores resultados de lo esperado en el momento de la compra de sistemas de convergencia, reportando unos ahorros de costes medios del 30% sobre soluciones tradicionales. Uno de los datos más destacados es que más de dos tercios de los encuestados indicaron su voluntad de añadir nuevas funcionalidades y aplicaciones a los sistemas adquiridos, junto con la intención de extender su uso a otros nodos geográficos de sus corporaciones.
No obstante, frente a estos datos de usuarios early adopters satisfechos, hay una mayoría de potenciales consumidores de estas tecnologías que están a la espera. ¿Qué argumentos impiden una más amplia adopción de estas soluciones tecnológicas?
- Son muy caras. Nos encontramos en un momento en que las tecnologías están ahí y funcionan, en un primer análisis, bajo un entorno de precios similar al de tecnologías tradicionales (si nos vamos a costes a largo plazo asociados con administración y mantenimiento los ahorros de costes se disparan a favor de la convergencia). ¿Y los beneficios intangibles que proporciona?
- Son inmaduras, no hay demasiadas referencias. Evidente, pero aunque el departamento técnico tenga que enfrentarse a los retos que siempre supone la adopción de nuevas tecnologías, la empresa podrá empezar a beneficiarse de las ventajas antes de que lo haga la competencia, porque son aplicaciones que inciden directamente en mejoras apreciables del negocio.
Con la utilización masiva de Internet, los clientes se han acostumbrado al self-service y lo que valoran es la aportación de un mayor valor por parte de las empresas y su efectividad en el traspaso de información y comunicación.
Cómo negar el impacto fundamental que las arquitecturas convergentes provocan sobre los negocios, acercando, por ejemplo, a los mejores profesionales de nuestras empresas al cliente final: expertos en ventas que utilizan comunicaciones multimedia a través de Web Colaborativo para presentar sus propuestas o contact centers especiales para soporte técnico avanzado basados en teletrabajo.
- ¿Qué hacer con lo ya instalado? Los sistemas convergentes están siendo diseñados para integrarse con los sistemas ya existentes, sin ninguna transgresión y preservando la inversión ya efectuada. Por lo general, son sistemas abiertos basados en tecnología IP, con APIs disponibles a terceros que favorecen la interrelación entre red y aplicación o, por qué no, entre tecnología y negocio.
- Constituyen un riesgo para los sistemas actuales. ¿A qué esperar para empezar a hacer pruebas? Estos sistemas permiten ser probados en grupos departamentales, delegaciones, etc., de modo que su evaluación no implica un traspiés traumático, en el hipotético caso de que no nos convenza su implementación.
Imaginemos un día no muy lejano en que se impondrán aplicaciones convergentes como un portal de voz integrado con mensajería unificada, como aplicación corporativa. Una solución de este estilo, nos permitiría indudablemente aumentar la eficacia de nuestro trabajo y reducir considerablemente el tiempo dedicado a resolver este tipo de transacciones.
¿Por qué no empezar a implementar ya soluciones introductorias que nos permitirán adquirir conocimiento y experiencia, antes de que en cualquier momento nos impongan por decreto ley todas estas aplicaciones que van a transformar las empresas?
- Falta de confianza en productos y servicios. Los fabricantes han reorganizado sus estructuras en este sentido y han apostado claramente por la convergencia, tanto en sus productos actuales como en su I+D.

TECNOLOGÍA Y NEGOCIO
Desde el punto de vista de los servicios, la implantación de una solución de este tipo requiere un minucioso diseño que tenga en cuenta la calidad de servicio (QoS) y un conocimiento de los requisitos de las aplicaciones a integrar, bien sea telefonía corporativa o videoconferencia. Si no se conocen los requisitos funcionales que establecen las aplicaciones, difícilmente se pueden marcar las características de las redes que los soportan. Este, por ejemplo, ha sido uno de nuestros principales retos como integrador y para el que nos hemos venido preparando desde hace años, desde el mundo de las redes y desde el mundo de las aplicaciones.
Desde nuestra responsabilidad como empresa de servicios profesionales de Ingeniería, operando en este entorno de matrimonio idílico entre aplicaciones y redes, nuestro objetivo ha sido no quedarnos en la mera etiqueta de Convergencia, sino llegar a poder ofrecer al cliente su “traje a medida”. Para ello, hemos establecido un marco sólido de alianzas y un desarrollo constante de nuestros servicios.
En definitiva, actualmente, en la labor de impulso de la convergencia, los responsables técnicos de las empresas juegan un papel fundamental. Es una cuestión de progreso, en la que los que toman las decisiones tecnológicas de las organizaciones se han de involucrar en su desarrollo. En estos tiempos de relación entre tecnología y negocio, un departamento técnico es una fuente indudable de grandes ideas para las actividades comerciales de las empresas. Y no se ha de dejar pasar esta oportunidad.

Marcelo Vázquez Larruscain
mvazquezl@soluziona.com
Director de Marketing y Preventa de SOLUZIONA telecomunicaciones en su Línea de Negocio de Telemática

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información