| Artículos | 01 MAR 2007

Contra los elementos

El éxito con que, de nuevo, se cerró el 3GSM World Congress, celebrado en Barcelona el pasado febrero, no puede sorprender, por cuanto las tecnologías móviles han acabado por acaparar el protagonismo del sector tanto por volumen de negocio como por base de clientes. Según datos de Enter e IDATE, con unos ingresos de 616.000 millones de dólares en 2006, un 5,6% más que el año anterior, los servicios móviles representan la mayor parte del crecimiento experimentado por el total del mercado de servicios de telecomunicaciones. En cuanto a usuarios, el pasado año se cerró con 2.600 millones de clientes, 600 millones más que en 2005. Sin embargo, el gran poder de seducción de estas cifras y la rápida evolución que están experimentando estas tecnologías, de los que Barcelona fue testigo, no puede ocultar el hecho de que durante el año pasado el ARPU (los ingresos medios por usuario) cayó un 10% a nivel mundial. Un dato que, por sí mismo, dice poco. Se puede considerar como un reflejo de la madurez que está alcanzando este mercado, que, como en otros segmentos, tarde o temprano acaba por manifestarse en una bajada sostenida de precios. Lo significativo de esta tendencia es que viene a dar veracidad a las recientes predicciones de Gartner sobre el sector. Para la firma consultora, los móviles –al igual que la banda ancha– dejará de ser la gallina de los huevos de oro del sector, llevando al mercado global de servicios de telecomunicaciones a un estancamiento durante los próximos años. De 2006 a 2010, el volumen de negocio sólo crecerá un 1,7%, pasando de 1,1 a 1,3 billones de euros.
Por lo que se refiere a la banda ancha, el vaticinio de Gartner se corrobora con los últimos datos aportados por ECTA (European Competitive Telecommunications Association), que reflejan una brusca ralentización en este segmento. La penetración por número de abonados tan sólo creció un 7% en el tercer trimestre de 2006, con 73 millones de líneas, frente al 23% del mismo periodo de 2005. Una tendencia que se está manifestando claramente en países como Dinamarca, Bélgica, Suecia, Austria e incluso España. Las estimaciones de Ovum sobre las entregas de puertos DSL durante el mismo periodo coinciden en reflejar la caída.
Antes de esperar cruzados de brazos la consolidación de esta evolución negativa en los próximos trimestres y años, como antes tantas veces, la industria y todos sus agentes deben apretar el acelerador hacia un nuevo entorno de desarrollo e innovación. Las soluciones avanzadas que se mostraron en Barcelona, desde HSDPA y HSUPA a WiMAX móvil, junto a los nuevos avances en fijo, abren un nuevo panorama de aplicaciones y servicios convergentes para el consumidor y la empresa que podrían generar nuevas y mejores expectativas. Y, lo más importante, podría acabar por hacer de la tecnología el sustento básico de la sociedad, de una vez por todas. La propuesta de flexibilización y optimización del espectro de radio propuesto por la comisaria de la Sociedad de la Información de la Comisión Europea, Viviane Reding, ayudaría en gran medida a fomentar la innovación y la demanda necesarias para inyectar muchos millones de euros, de empleos y de ofertas atractivas a este mercado. Es sólo un ejemplo, pero realmente positivo. Tratar de recuperar la caída de ingresos que imponen la simple protección de los consumidores y la maduración del mercado mediante subidas de precios artificiales y pactadas dejaría de tener sentido. Si es que hoy lo tiene.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información