| Artículos | 01 NOV 2001

Consolidación y convergencia

Los años centrales de la década de los 90 representan una época crucial en la historia de las redes. Tras el éxito de la conmutación LAN, la identificación de ATM como la solución llamada a hacer converger las tecnologías propias del networking con las de telecomunicaciones aceleró el proceso de concentración de la industria. Pero, luego, IP tomó el relevo como el protocolo ubicuo y se impuso la conmutación de paquetes como el sistema que haría posible la unificación de las redes de voz y datos. Las compañías tradicionales de telecomunicaciones se lanzaron a una continua compra de firmas especializadas en soluciones de networking transformando profundamente el sector.

Corría el verano de 1994 cuando Wellfleett, firma competidora de Cisco en el pujante mercado de routers, y SynOptics, uno de los grandes del networking, anunciaron su fusión creando Bay Networks. Era el último gran movimiento del proceso de concentración que desde hacía un tiempo estaba protagonizando el sector, y, desde luego, a nadie dejó indiferente. Cuando la operación ya estaba prácticamente finalizada, Computerworld y Comunicaciones World reunieron en enero de 1995 a los representantes de las principales firmas de networking presentes entonces en España en una mesa redonda para analizar no sólo esa operación concreta sino todo el proceso en su conjunto, del que ATM se eregía como principal inductor. Pero ATM fracasó en las redes locales e IP revolucionó la industria gracias al éxito de Internet: las compras y fusiones comenzaron a cruzar las fronteras tradicionales de la oferta, en lo que hoy todavía parece una tendencia hacia la unificación, por fin, de las telecomunicaciones y el networking. La conmutación de paquetes e IP marcarían desde entonces el camino de la convergencia de las redes de voz y datos, tanto dentro de las empresas como en las futuras redes públicas. Siguiendo la nueva etapa histórica en la que había entrado el mundo de las redes y las comunicaciones, pocos años después Bay Networks se fusionaría con Northern Telecom creando Nortel Networks, y abriendo un camino que otras muchas firmas recorrerían en esos años.
Tomando como punto de reflexión lo comentado en aquella mesa redonda, donde quedó reflejado el tiempo de cambio que se estaba viviendo en el sector, hemos vuelto a contactar con cuatro de los allí asistentes para que, a partir de sus propias palabras de 1995, reflexionen sobre la evolución tecnológica e industrial seguida desde entonces. Ninguno sigue en el cargo que les llevó a reunirse en la sede de IDG en aquel entonces, pero todos continúan en puestos privilegiados del sector desde donde contemplar las nuevas tendencias. Sus palabras, respaldadas por una amplia experiencia en el sector, valen por mil artículos.

Antonio de Cárcer
1995. Director General de Cabletron Systems.
2001. Director General de Interwoven Software.

1995.“Ahora estamos hablando de compras y fusiones dentro del propio sector del networking, pero puede que muy pronto sean los grandes de las telecomunicaciones los que querrán comprarnos”.

2001. “Enero de 1995 fue justo antes de la explosión de la nueva economía, de la explosión de Internet, tal y como hoy en día la conocemos. Términos que hoy manejamos con comodidad tales como B2B, B2C, E-Learning... eran entonces inexistentes, y el networking básico (LAN y WAN) era un concepto más funcional y menos orientado a negocio que hoy.
En enero de 1995 ninguno de los que estábamos reunidos en IDG éramos capaces de prever lo que se avecinaba. Los más afortunados teníamos una dirección de mail (extraña letra la @ ¿verdad?). Pero lo que sí estaba claro en ese futuro desconocido es que las empresas de tecnología de telecomunicación iban a marcar la pauta en cuanto al desarrollo del mercado. A estas empresas proveedoras tradicionales de operadores de telefonía, cable, móviles y de una incipiente Internet sólo les faltaba una cosa para completar su oferta: dominar la tecnología IP.
Como una reacción en cadena, empresas como Alcatel, Lucent, Nortel o Marconi empezaron a adquirir firmas de networking como Bay Networks, Ungermann Bass, Lannet, Fore, Xylan y otras muchas. Paradójicamente, sólo Cisco, Cabletron y 3Com parecieron librarse de esa fiebre compradora. Cisco porque ya era demasiado grande y se estaba ganando por derecho propio su puesto en el mercado de los grandes proveedores de soluciones de telecomunicación para operadores, compitiendo de igual a igual con Lucent, Nortel, Siemens o Ericsson. 3Com porque supo retroceder hacia el mercado comodity de gran volumen y de tecnología menos sofisticada, abandonado las gamas de producto de conmutación y routing high-end en favor de un mercado de mayor volumen y menos exigencias en costes. Cabletron, finalmente, porque supo fraccionarse a tiempo y centrarse en el nicho de mercado, aún grande y beneficioso, de los sistemas de altas prestaciones corporativas que le estaban dejando abierto la retirada de ese mercado por parte de 3Com y la falta de interés operativo (por causa de objetivos mucho mas ambiciosos) de empresas como Cisco o Nortel Networks.
Con respecto a las tecnologías, durante los últimos 8 años se vieron nacimientos, muertes y resurgimientos típicos de una solución que aún en sus momentos más incipientes se vio catapultada a entornos mucho más abiertos y necesarios que para los que fue planteada. Así, pues, vimos nacer y crecer a Ethernet y sus hermanas mayores Fast Ethernet (que – pese a IBM – acabó por matar a Token– Ring) y Gigabit Ethernet (que arrinconó y alejo del usuario a ATM).
ATM fracasó como solución para la sobremesa pese a todo su potencial y capacidad (quizás porque la sobremesa realmente no necesitaba ese potencial), y se quedó como lo que tenía que haber sido siempre, una gran solución de calidad de servicio y ancho de banda para prestadores de servicios y empresas de telecomunicación que ceden transporte a sus clientes.
Hoy, varios años después de aquella reunión en IDG, y, probablemente un par de “vidas tecnológicas” después de sumergirnos en la nueva economía, el modelo es totalmente diferente. La red ya sólo es un camino por el que circulan contenidos y millones de dólares de nuevos negocios, sin apenas importar la tecnología que la construya. Hay tantos servidores en activo en las empresas que es más importante la elección de un balanceador de carga que la de un switch-router para la LAN, aunque físicamente son el mismo dispositivo.
Y todavía quedamos algunos románticos que pensamos que cualquier tiempo pasado fue mejor..... Ha sido un placer vivirlo...”

Gabriel Jimena
1995. Director General de la filial española de UB Networks.
2001. Socio-Director de DIRCO Asesores.

1995. “La aparición de la tecnología ATM ha provocado la necesidad de converger tecnológicamente (...) ATM abre grandes posibilidades de negocio para compañías como IBM, HP, Digital...”

2001. “Dentro del entorno LAN, ATM se configuró como el protocolo del futuro pues era el que mejor se adaptaba a la transmisión multimedia al contar con control de nivel de servicio. Su mayor precio no sería obstáculo dado que no habría otro. Su implantación sólo dependía de que las aplicaciones multimedia (datos, voz, vídeo) creara

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información