| Artículos | 01 SEP 2001

Conmutador/router RDSI para pymes

DI-308 de D-Link
Fernando García.
D-Link es un fabricante taiwanés que está logrando hacerse con un espacio en el mercado gracias a una política orientada especialmente a la fabricación y distribución de productos de redes para la pequeña y mediana empresa. En esta línea, su router RDSI DI-308, con funciones de conmutación añadidas, constituye una muy buena opción a un precio interesante.

DI-308 es un producto pensado para actuar de elemento único de comunicaciones en pequeñas oficinas, que añade a su faceta de router RDSI funciones de conmutación que permiten unir los diversos elementos informáticos de tales entornos.
En primer lugar, el producto actúa como un conmutador 10/100 de ocho puertos que destaca sobre otras ofertas similares por el propio hecho de aportar funciones de conmutación –y proporcionar, por tanto, una mejor distribución del tráfico que el ofrecido por un hub– y sobre todo porque sus puertos son autoajustables a 10 y 100 Mbps. Si bien esta diferencia de velocidad no es importante para utilizar los servicios de Internet, sí que puede representar una ventaja significativa cuando se emplea el dispositivo para conectar ordenadores entre sí y, por ejemplo, se copian archivos de gran tamaño de una máquina a otra. En estos casos, utilizar una u otra velocidad puede representar varios minutos de espera.
Junto a esta función de conmutador, y como apoyo a sus funciones de red local, el dispositivo también incluye un servidor DHCP para la distribución de direcciones IP a los equipos de usuarios, además de un sencillo servidor DNS.
La segunda faceta de este producto es la de router RDSI, que, aunque por lo general se empleará para acceder a Internet, lógicamente también puede ser empleado por las delegaciones de las empresas para conectarse a la red central corporativa. En este aspecto, sin embargo, si bien las capacidades del dispositivo resultan adecuadas, no llegan a equipararse a las de los equipos de otros fabricantes que implementan los principales protocolos de routing, además de filtros, listas de acceso, etc. De hecho, DI-308 únicamente implementa RIP-1 y RIP-2, además de rutas estáticas. Pero el hecho de carecer de soporte de OSPF, por ejemplo, no es un gran problema, ya que este protocolo realmente es muy poco utilizado por las pymes. Además, con NAT es posible que todos los equipos de la empresa accedan a Internet con una única dirección pública, bajo demanda, y con una conexión de hasta 128 Kbps si se agregan los dos canales RDSI mediante Multilink PPP.
Finalmente, el producto también puede utilizarse como simple terminal telefónico: dispone de dos conectores en su parte trasera que permiten la conexión de dos teléfonos convencionales para utilizar la línea RDSI cuando no está siendo usada para acceder a Internet. Esta característica no incluye ninguna función de centralita.

INSTALACION
El router, de tamaño reducido, no dispone de ningún tipo de enganche o soporte para ser montado en rack o en pared, por lo que debe instalarse encima de una mesa o estante. En su parte frontal se muestra un conjunto de leds que, además de las indicaciones de un router convencional, informa de la utilización de los dos canales B, los puertos analógicos y los enlaces y tráficos de los ocho puertos Ethernet, en lo que se podría considerar como un completo “festival” de luces.
En la parte trasera, el número de conectores es tan abundante como el de luces en la delantera: el conector de la fuente de alimentación externa, el conector serie para la configuración del equipo, dos puertos para teléfonos analógicos, el conector RDSI, un puerto Ethernet para la conexión de otro conmutador o hub y, finalmente, los ocho conectores Ethernet.
Destaca la ausencia de un interruptor de encendido, ya que el aparato está pensado para permanecer en funcionamiento permanentemente. La fuente de alimentación externa representa un espacio adicional a ocupar, por lo que hubiera resultado más cómodo el que se encontrara integrada en el equipo.
Una vez conectados los cables y encendido el aparato, llega el momento de la configuración. Esta puede efectuarse de tres formas distintas: mediante un cable serie incorporado y un emulador de terminal; a través de un telnet desde la red local, pero sólo después de realizar la configuración inicial; y mediante un navegador web, también por la red local pero utilizable incluso en la configuración inicial.
En cualquiera de los casos, la configuración resulta sencilla si se conoce la terminología de redes y se sigue el manual. No obstante, pueden presentarse problemas si lo intenta configurar un usuario sin experiencia, factor a tener en cuenta ya que se trata de un aparato orientado a pymes, en los que debe primar la sencillez de uso. Pero esta ligera dificultad no es insalvable, sobre todo si se emplea la configuración mediante web, con la que se pude tener todas las funciones programadas en un tiempo de 10 a 15 minutos.

FUNCIONAMIENTO
Después de la configuración inicial, el dispositivo funciona sin ningún problema y se puede integrar en un entorno de oficina sin grandes inconvenientes: sólo se oye tímidamente el ventilador interno, y eso cuando la habitación está en silencio.
Tanto las funciones de router como las de conmutador se realizan perfectamente y la rapidez de conexión a la red remota es instantánea, como sucede con cualquier dispositivo RDSI. También operó perfectamente el enlace Multilink de ambos canales B, que logró proporcionar los prometidos 128 Kbps.
Además de su uso para esta conexión y también para el empleo de teléfonos analógicos y faxes, los dos canales B RDSI pueden configurarse para recibir llamadas desde el exterior para la conexión a la red interna, pero lamentablemente esta conexión sólo puede ser RDSI y no con módem analógico, lo que resta gran parte de la utilidad a este componente del dispositivo.

BALANCE
Aunque DI-308 carece de algunas opciones que un purista desearía, como funciones de cortafuegos que permitan proteger totalmente la red interna o que las llamadas de entrada pudieran ser también de módem analógicos, pero bastan sus prestaciones reales para que el dispositivo suponga una opción muy atractiva para las pequeñas empresas.
La unión de las funciones de router RDSI, conmutador y soporte de teléfonos analógicos, además de la inclusión de los servicios de NAT, que en cierto modo protege la red aunque sin llegar al nivel que da un cortafuegos real, y DHCP, junto con un precio muy por debajo del de los routers RDSI de otras marcas, le convierten en una alternativa de conectividad a tener en cuenta.


DI-308
--------
Fabricante: D-Link
www.dlinkiberia.es
Telf: 93 496 57 51
Fax: 93 496 57 01
Precio: 73.125 PTA
Pros Precio moderado, conmutación 10/100, funciones NAT.
Contras Ausencia de cortafuegos, llamadas entrantes sólo en RDSI.
Puntuación: 8,5

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información