| Artículos | 01 MAR 2002

Compartir infraestructuras

Autel.
El sector de las telecomunicaciones aún sigue atravesando tiempos de convulsión y todavía se abren nuevos frentes donde los problemas crecen. Una de las polémicas que, lejos de olvidarse, sigue aumentando es el problema de las emisiones electromagnéticas relacionadas con las antenas de la telefonía móvil. La norma que debía regular el emplazamiento y los niveles de potencia de estas estaciones base fue esperada con anhelo. Primero, porque se pensaba que aportaría la información suficiente que la sociedad reclamaba (y necesitaba) y, además, porque se esperaba que su aprobación implicaría una mayor tranquilidad para aquéllos que dudaban de la inocuidad de las ondas radioeléctricas. No obstante, con la ley ya en vigor las cosas no han cambiado mucho y las dudas siguen, con la única diferencia de que ahora existe una norma a la que se juzga como insuficiente.
¿Dónde puede estar la causa de que siga habiendo alarma social? El ciudadano no entiende de leyes cuando lo que ve son miles de antenas que coronan las azoteas de los edificios. La solución puede pasar por hacer que el número de mástiles no aumente e incluso conseguir que se reduzca. ¿La clave? Compartir las infraestructuras y los emplazamientos, postura que Autel defiende y que, poco a poco, va cuajando dentro del sector.
Los motivos que han llevado a los operadores a plantearse esta cuestión no han sido tanto los relacionados con la salubridad (aunque la presión social, lógicamente, ha podido influir) como los momentos de crisis que se están viviendo en el mercado de las telecomunicaciones, agravado, entre otras cosas, por el retraso de UMTS. Las infraestructuras que, hace un par de años, resultaban estratégicas para estas empresas han dejado de serlo en favor de los servicios que ofrecen y la calidad de éstos. Por eso, muchas compañías se plantean compartir sus redes y paliar así los efectos de una crisis financiera que a muchos les está ahogando.

Nuevo modelo de negocio. Autel piensa que la compartición de infraestructuras podría solucionar el problema que se está planteando en el despliegue de las redes de tercera generación, que implica altos costes de inversión. Sin embargo, puede plantear problemas legales, ya que una de las condiciones para obtener una licencia de UMTS fue el compromiso de acometer una serie de inversiones que, de esta manera, no se cumpliría. Así, aquéllos que no resultaron adjudicatarios (hay que recordar que la adjudicación de licencias en España se hizo por concurso de méritos) podrían denunciar esta situación. En algunos países europeos como Alemania se ha permitido que las empresas de telefonía móvil aúnen inversiones para el despliegue de redes de tercera generación. Incluso, algunas compañías españolas se han planteado esta solución en países de la Unión Europea donde tienen socios para el negocio de UMTS.
Pero esta estrategia no sólo se plantea entre las operadoras como tabla de salvación, sino que poco a poco en España está surgiendo un nuevo tipo de empresa cuyo modelo de negocio es, precisamente, gestionar las infraestructuras de terceros. El anuncio que hizo Amena, hace un par de meses, sobre su intención de poner a la venta parte de su red (unas 4.000 estaciones base) ha despertado el interés de cuatro de estos nuevos gestores de infraestructuras. Anteriormente, algunas compañías inalámbricas ya llegaron a acuerdos con este tipo de empresas para el despliegue de sus redes. Las ventajas parece que son para todos. Para las operadoras, porque, además del ahorro de costes, les permitirá centrase en la prestación de sus servicios y en la calidad de los mismos; y para la sociedad, porque ver reducido el número de antenas tranquilizará a la población.
Autel cree que cualquier iniciativa en este sentido favorece a todos, y apoya también que desde la Administración se planteen alternativas y posibles soluciones. Hace poco, en la Comunidad de Madrid (donde sólo en la capital existen 1.200 estaciones base), la Consejería de Economía ha comenzado a negociar con las tres operadoras de telefonía móvil para llegar a un acuerdo para compartir sus emplazamientos.

AUTEL (Asociación Española de Usuarios de Telecomunicaciones)
autel@autel.es

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información