| Artículos | 01 ABR 2004

Comienza el movimiento en torno a WiMax

Acceso wireless MAN de banda ancha
Esther Macías.
Acceso de banda ancha y wireless son sin duda dos de las tendencias más candentes del sector TIC hoy en día, y su unión, encarnada en el estándar WiMax, no podía dejar de levantar pasiones en la industria. Recientemente, Alcatel e Intel, uno de los fabricantes que más interés está demostrando por la nueva tecnología, anunciaban un acuerdo estratégico de colaboración para facilitar su despliegue. Operadores como Iberbanda y BT también están incluyendo esta alternativa en sus planes de futuro.

Los suministradores empiezan a tomar posiciones para aprovechar la nueva oportunidad de negocio que generará el despliegue de la tecnología wireless de área metropolitana (WMAN) WiMax (Worldwide Interoperability for Microwave Access) por los proveedores de servicios como medio sencillo y económico de llevar todo tipo de servicios a sus clientes, tanto empresariales como particulares. A finales de marzo, Intel anunciaba una alianza con Alcatel con el propósito de ofrecer sistemas basados en el estándar WiMax 802.16d para conexiones de banda ancha inalámbricas fijas, en una relación global que incluirá tareas de definición, estandarización, desarrollo, integración y comercialización de soluciones de extremo a extremo. Alcatel asegura que dispondrá de productos basados en el sistema 802.16d de Intel en la segunda mitad de 2004, aunque el proceso de evaluación y pruebas implicará que estas soluciones no lleguen al mercado hasta un año más tarde.
En cualquier caso, el acuerdo con Alcatel marca un cambio importante en la estrategia de Intel, dado que hasta ahora, la relación con los fabricantes de telecomunicaciones de esta compañía se basaba en la venta de productos basados en arquitectura Intel, como servidores. “Los operadores necesitarán suministradores sólidos, como Alcatel, para garantizar la fiabilidad y escalabilidad de los despliegues WiMax”, ha asegurado Sean Maloney, vicepresidente ejecutivo y director general de Intel Communications Group. “El liderazgo de Alcatel en el acceso de banda ancha fijo y móvil unido a la experiencia de Intel en el desarrollo y la estandarización de nuevas tecnologías nos permitirá acelerar la difusión del nuevo estándar en el mercado mundial de los servicios de banda ancha”.

Múltiples aplicaciones
Son múltiples los problemas que esta nueva tecnología puede resolver. Así, además de una opción válida para el acceso en la última milla, como ADSL (cuya velocidad duplica) o cablemódem, representa una alternativa especialmente interesante cuando se pretende dar cobertura de banda ancha en zonas con poca densidad de población o de difícil acceso. Además WiMax puede servir de complemento para despliegues WLAN Wi-Fi basados en 802.11 dado que al ser compatible con estas normas, es utilizable como sistema de interconexión de hotspots entre sí y a Internet. “Nosotros vemos tres fases en el despliegue de la tecnología 802.16. La primera empezará con la instalación de antenas fijas externas, y rápidamente llegará a mercados emergentes acelerando la instalación de servicios de banda ancha sin necesidad de tender hilos o cables”, asegura Maloney. “Después la tecnología progresará rápidamente hacia instalaciones interiores ampliando su atractivo para operadores que deseen simplificar el despliegue en los locales de los clientes. Finalmente, en una tercera fase, el software certificado WiMax estará disponible en soluciones portátiles dirigidas a usuarios que requieran roaming entre áreas de servicios”.
El nuevo estándar promete un rendimiento teórico de hasta 70 Mbps en distancias que pueden alcanzar los 50 kilómetros, e incorpora tecnología punto a multipunto, por lo que, a diferencia de alternativas como LMDS, no exige que los puntos de interconexión estén en una misma “línea de visión” (sin obstáculos intermedios) para que las transmisiones puedan llevarse a cabo. Esto constituye una ventaja esencial, como también su cobertura (LMDS sólo soporta distancias de hasta 7 kilómetros desde la estación base), pero, además, el elevado rendimiento de WiMax, permite que los proveedores puedan utilizarla para ofrecer, no sólo banda ancha, sino todo tipo de servicios de voz vídeo.

Respaldo de los operadores
Algunos operadores están demostrando ya su interés por la tecnología y su rápida puesta en funcionamiento. British Telecommunications (BT) está probando WiMax, en su versión fija inalámbrica (802.11d) como una forma económica de conectar áreas rurales remotas con servicios inalámbricos capaces de cubrir las mismas necesidades que ADSL. BT comunicó el mes pasado que está probando la versión fija de WiMax en Escocia, Gales e Irlanda del Norte, y que investigará la versión móvil cuando esté disponible con la ratificación de 802.16e, lo que se espera ocurra el próximo año. Esta especificación pretende añadir capacidades móviles al equipamiento 802.16d con una sencilla actualización.
En España, Iberbanda, adjudicataria de una de las licencias LMDS, que la permite operaren la banda de 3,5GHz, trabaja activamente en la nueva alternativa WMAN. Actualmente sus servicios de acceso fijo inalámbrico están basados en LMDS, cuyo alcance no es comparable a los 50 Kilómetros soportados por WiMax. Según Ana Pérez Naves, responsable de Marketing de la operadora, “aunque WiMAX es una tecnología aún en fase de evaluación e implementación, esperamos que para el segundo trimestre de este año comencemos a ofrecer los primeros servicios de banda ancha a través de esta tecnología”.


¿Por qué y para quién?
--------------------------------
La tecnología de acceso a banda ancha WiMAX u 802.16 es ideal para entornos rurales y zonas aisladas dentro de las ciudades, donde no llega la tecnología de banda ancha tradicional, como el ADSL o el cable. Incluso se cree que impactará favorablemente en países en desarrollo, como China, India y Latinoamérica, debido al bajo coste de su despliegue.
Entre sus ventajas, como explica Ana Pérez Naves, responsable del área de Marketing de Iberbanda, operador español de LMDS (Local Multipoint Distribution System) que está trabajando para implementar esta tecnología a partir de la segunda mitad de este año, WiMax supone un salto exponencial en la tecnología de acceso en banda ancha vía radio. “Si con LMDS las estaciones base poseen un radio de cobertura de hasta siete kilómetros con línea de visión directa, con WiMAX podremos conectar a usuarios situados a 50 kilómetros de la estación base con línea de visión directa, y hasta 30 kilómetros sin ella. Esto, junto con la reducción del coste de los equipos del cliente, facilita la oferta masiva de servicios de banda ancha. Además, WiMAX ofrece mayores prestaciones, como la simetría en la conexión o la escalabilidad en el ancho de banda del servicio hasta los 70 Mbps con precios similares a ADLS y al cable”.
Actualmente Iberbanda implementa nuevas redes de banda ancha en zonas rurales de Andalucía y Cataluña utilizando LMDS. Además de sustituir estos sistemas por WiMax, Pérez asegura que la compañía prevé usar 802.16 para complementar su red de acceso vía radio LMDS ya instalada en la

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información