| Artículos | 01 ENE 2005

Cisco mejora el almacenamiento para oficinas remotas

Networkers 2004
Fernando Ujaldón.
Durante el evento Networkers 2004, y dentro de su estrategia INN, Cisco Systems ha presentado File Engine, una línea de dispositivos de almacenamiento y caching destinada a mejorar la gestión y protección de datos de delegaciones. La nueva serie implementa la tecnología adquirida por el fabricante con la compra de Actona el pasado mes de agosto.

Cannes, (Francia). Cisco Systems ha avanzado en la incorporación en su oferta de conectividad de soluciones de almacenamiento con la presentación, durante el transcurso de las jornadas Networkers 2004, celebradas en la ciudad francesa de Cannes, de una serie de dispositivos orientados a ofrecer una solución de soporte remoto de sistemas de ficheros, principalmente útil para compañías con delegaciones. Se trata del motor de archivos de Cisco (Cisco File Engine Series), capaz de mejorar los servicios de almacenamiento para oficinas remotas gracias a la implementación de tecnología WAFS (Wide Area File Service). Con este lanzamiento, la compañía pretende hacer más sencillo el trabajo de los administradores TIC de las empresas, simplificando la gestión y mejorando la protección de los archivos almacenados en sus sucursales y oficinas remotas. Según Cisco, se trata básicamente de brindar la posibilidad de que sea posible acceder a todos los archivos de una empresa desde una delegación con el mismo rendimiento que permite una red LAN.
Concretamente, la solución File Engine, la primera en la que Cisco ha incluido la tecnología adquirida con la compra de Actona Technologies en agosto de 2004, se compone de Edge File Engine, un appliance que se despliega en cada sucursal local para sustituir a los servidores de archivos e impresión existentes y proporcionar a los dispositivos cliente locales (ordenadores portátiles o de sobremesa) acceso rápido a los archivos, y de Core File Engine, plataforma que les da soporte desde la central. El producto para el núcleo de la red, se despliega en el centro de datos y se conecta directamente con uno o más servidores de archivos o pasarelas de almacenamiento NAS (Network Attached Storage). File Engine está en condiciones de procesar en el núcleo de la red, mediante la plataforma Core, las peticiones de archivos optimizados para redes WAN generadas desde los File Engine de los extremos de la red.

Tecnología WASF
“Llevamos tiempo percibiendo una fuerte demanda por parte de los usuarios para implantar políticas de gestión de datos centralizadas, y ahora ofrecemos una manera eficaz de incluir en estas políticas a las oficinas regionales y a sucursales. Con la solución WAFS es posible la gestión centralizada mediante la aplicación de políticas corporativas a todos los puntos de la organización, aumentando la fiabilidad y la protección de los datos”, aseguró Marcus Chambers, director de Operaciones, Almacenamiento y Negocio Óptico de Cisco, durante la presentación de la nueva línea.
La tecnología WAFS permite la consolidación de la infraestructura de servidores y dispositivos de almacenamiento existente en cada empresa y ofrece una mayor protección para los datos de las sucursales remotas. Combinada con el resto de funciones de la solución, ofrece a los administradores TIC la posibilidad de consolidar la totalidad de los datos de sus sucursales en servidores de almacenamiento ubicados en los centros de procesos de datos corporativos.
“WAFS es una solución tecnológica novedosa y emergente diseñada para superar los problemas de rendimiento asociados a los protocolos habituales de acceso a archivos vía redes de área amplia, como el sistema común de acceso a archivos (CIFS) para entornos Windows o el mecanismo de acceso a archivos de red (NFS) para entornos Unix”, especificó Chambers.
Como consecuencia directa de las mejoras introducidas por WAFS, los clientes podrán, según la compañía, conseguir ahorros importantes en costes de propiedad, mediante la consolidación de los diversos dispositivos de almacenamiento de las sucursales de las empresas, incluidos los servidores de archivos y de impresión, y los equipos que permiten realizar copias de seguridad en cinta magnética. Asimismo, File Engine mejora la eficiencia operativa del entorno y simplifica la gestión de los datos, según Chambers.

Iniciativa IIN
El lanzamiento de la nueva línea de almacenamiento forma parte de una estrategia global que se apoya en la visión de Cisco sobre el futuro de la conectividad. IIN (la Red de Información Inteligente), nombre que la compañía ha dado a esta visión tecnológica de la evolución de las redes, marcará las directrices de actuación del fabricante en los próximos años con el propósito de ayudar a sus clientes a alcanzar los objetivos empresariales y a aprovechar al máximo “el gran valor de la red” para lograrlo. “IIN constituye un valor diferencial para el cliente, ya que la tecnología de Cisco permite a las empresas de todos los tamaños optimizar sus recursos de red, protegerse ante riesgos y crecer con respecto a la competencia”. De esta manera, las organizaciones estarán en condiciones de obtener una serie de beneficios, como una infraestructura más segura, un despliegue más rápido de los servicios y aplicaciones, menor complejidad y reducción de costes, según el fabricante. De acuerdo con Chambers, “un entorno IIN incorpora inteligencia a la red para soportar aplicaciones y servicios bajo demanda mediante redes más rápidas, duraderas, inteligentes y sólidas, que se integran con los sistemas existentes de manera flexible”.
El objetivo fundamental de esta iniciativa no es, en síntesis, “más que contribuir a que las empresas puedan sacar el máximo rendimiento y aprovechen las posibilidades que ofrece la red como soporte de sus estrategias empresariales, impulsando la productividad y agilizando el negocio”. Para la consecución de esta meta, el proceso de desarrollo de la Red de Información Inteligente se producirá en tres fases. “Actualmente nos encontramos en la primera, que supondrá la convergencia de voz, datos y vídeo a través de una única infraestructura”, explica Chambers. La segunda fase tiene que ver con una utilización dinámica de los recursos que facilite el aprovechamiento más eficiente de todos los sistemas conectados a las redes, para, finalmente, durante la tercera fase, avanzar hacia la virtualización de las aplicaciones y servicios.

Nuevos mercados
“Consideramos que el networking está en un punto importante de inflexión, en el que la evolución de los sistemas es fundamental para alcanzar las necesidades cambiantes de nuestros clientes. A medida que avancemos en IIN, posicionaremos el networking como propiciador clave del desarrollo de arquitecturas de última generación, capaces de soportar la informática bajo demanda”, aseguró el director de Operaciones, Almacenamiento y Negocio Óptico de Cisco. En este escenario, podrán generarse “nuevos ingresos y mercados, así como un marco consistente para la integración de las empresas con sus socios de negocio, favoreciendo la incorporación a las redes de aplicaciones y servicios”. Una declaración de principios no exenta de optimismo en un contexto internacional ansioso por recuperar la estabilidad y acelerar el ritmo del crecimiento sostenido.
En cualquier caso, las expectativas del fabricante respecto a File Engine son

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información