| Artículos | 01 JUN 2006

Cisco basa su futuro en las tecnologías emergentes

Telepresencia, videovigilancia e IPICS
Juana Gandía.
Con una fuerte apuesta por las redes IP, el Departamento de Tecnologías Avanzadas de Cisco Systems centra su actividad en el desarrollo de tecnologías emergentes como telepresencia, videovigilancia e IPICS. La compañía apuesta firmemente por las nuevas oportunidades de negocio que brindará esta nueva generación de capacidades de red.

Hace ya diez años que Cisco comenzó a cimentar una estrategia de negocio que ha permitido que hoy sea uno de los máximos representantes del entorno de las comunicaciones. Ya en 1996, la compañía hablaba de redes de extremo a extremo seguras, inteligentes y con capacidades multiservicio. En la actualidad, su negocio gira en torno a cinco áreas fundamentales: VoIP, seguridad, wireless, almacenamiento, Linksys y ANP (Servicios de Aplicaciones sobre Networking). Todas ellas están alcanzando unos resultados óptimos, con crecimientos que superan el 30%. En España, se sigue la misma línea ascendente. En el área de telefonía IP la compañía registra crecimientos del 80%, del 60% en seguridad, en wireless del 34% y del 30% en almacenamiento.
En su fuerte apuesta por la tecnología IP, en la que centra su futuro, Cisco avanza ahora en el desarrollo de una segunda generación de capacidades de red que enriquecerá sus prestaciones. “Con las tecnologías emergentes que estamos desarrollando se consigue una experiencia más rica de las comunicaciones, tan rica que tendremos que ampliar los anchos de banda del hogar. Habrá más fibra directamente a las viviendas para aprovechar todo lo que nos ofrecen estas tecnologías. Nos encontramos ante una segunda generación de las capacidades de la red, que viene a validar la correcta estrategia de Cisco”, comenta Edison Peres, vicepresidente de Cisco Systems para Programas y Venta de Tecnologías Avanzadas.
Hace cinco años, Cisco puso en marcha el Departamento de Tecnologías Avanzadas, que centra su actividad en el desarrollo de nuevas capacidades para las redes IP. Actualmente, sus investigaciones en este ámbito de las tecnologías emergentes giran en torno a tres mercados: vídeo, IPICS y Skypixx.
El vídeo no es un elemento nuevo, como tampoco lo es su transporte por IP. En este campo la novedad en la que está trabajando la compañía es la telepresencia; es decir, conseguir videoconferencias de tal calidad que parezca que la otra persona está en la sala. Se trata de una tecnología en la que, según Edison Peres, lleva una clara delantera. “Somos pioneros, somos inventores prácticamente de esta tecnología. Y no nos vamos a quedar sólo en la invención del transporte en la red, también vamos a extender la solución a los terminales, que en algunos casos serán pantallas de plasma, e, incluso, el entorno de oficina. La telepresencia va a cambiar la forma en que la gente se reúne y en que la gente viaja”.

Tecnologías de hoy, soluciones de mañana
Este cambio va a afectar no solo a los usuarios sino también a las empresas. Los usuarios dispondrán de un entorno más real, más perceptivo. Las empresas podrán reducir sus costes, sobre todo en lo que afecta a los gastos de viaje, y recuperar en un breve espacio de tiempo la inversión.
Aunque esta tecnología aún no se comercializa, ya se están proyectando las primeras experiencias piloto, como la que se llevará a cabo en la propia Cisco. “Estamos tan convencidos de esta tecnología que la vamos a desplegar en los próximos 18 meses dentro de nuestra compañía y esperamos bajar nuestros gastos de viaje en un 20%. La tecnología se paga en pocos meses, la inversión se recupera en un breve periodo de tiempo y, además, es tan sencilla como apretar un botón”.
La segunda tecnología emergente en la que Cisco está inmerso es la que denominan seguridad física, que se basa en la integración de los sistemas de videovigilancia analógicos con los operativos bajo IP. Implantar una solución de videovigilancia IP en una empresas nueva es sencillo, pero adaptar la estructura de un sistema analógico ya implantado con equipos IP resulta más complejo y, aquí es donde están centrando sus investigaciones, tal y como explica Edison Peres. “Lo que queremos es hacer converger e integrar el mundo analógico e IP. Esto nos permite ver las cámaras de todas las delegaciones de una multinacional desde un único punto, lo que favorece nuevamente el ahorro de costes, tanto de operación como de personal. Las perspectivas de negocio son muy amplias, pues se puede aplicar a múltiples sectores, como banca, gestión del tráfico, etc.”
En el desarrollo de esta tecnología se ha contado con las soluciones de Skypixx Networks, firma adquirida por Cisco hace pocos meses. Esta empresa desarrolla software y hardware de videovigilancia en red que permite a los sistemas analógicos de videovigilancia operar como parte de una red IP abierta.

Interoperatividad IP
Otra tecnología emergente en la que trabaja la compañía es IPICS (IP Interoperability and Collaboration System), tecnología de comunicación diseñada para integrar múltiples sistemas de radio con otros recursos de comunicación como la voz, el vídeo y los dispositivos de datos. Muchas organizaciones y agencias, como los bomberos, la policía o las ambulancias, dependen de sistemas de comunicaciones por radiofrecuencia que, al no estar integradas, quedan aisladas unas de otras. Con IPCS tanto los sistemas particulares de radio como los que se basan en las normas del sector interactúan entre ellas, así como con teléfonos analógicos y otros dispositivos fijos e inalámbricos. “Si antes hablábamos de la convergencia de los sistemas de vídeo ahora lo hacemos de los sistemas de radio. Los sistemas de radio de la policía se basan en un estándar diferente de los bomberos, las ambulancias… y, en caso de crisis, la comunicación entre ellos es muy compleja. Lo que estamos haciendo con IPICS es la convergencia de todos esos sistemas sobre una red IP con un centro de conmutación central para que puedan interactuar sin que sea necesario cambiar la tecnología”.


Naturaleza de comprador
-----------------------------------
El carácter innovador de Cisco ha conducido a la compañía a una política en la que prima la integración de tecnologías de terceros y la inversión en I+D, que se eleva a 3.700 millones de dólares. La integración se consigue mediante la adquisición de firmas especializadas en tecnologías clave para la compañía. A lo largo de su historia, Cisco ha comprado más de cien empresas.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información