| Artículos | 01 SEP 2004

Cisco aconseja cautela

Lo que hasta aquí ha dado de sí el año en el sector ha sido, en general, positivo, o, al menos, moderadamente positivo. Los excelentes resultados conseguidos por Cisco Systems en el último trimestre de su ejercicio fiscal de 2004 bien valen de muestra de la clara recuperación que ya reina en el mercado de redes. La compañía registró ventas netas por valor de 5.900 millones de dólares, frente a los 4.700 millones contabilizados en el cuarto trimestre de 2003, lo que representa un aumento del 26%, y del 5,4% respecto del tercer trimestre fiscal. Los ingresos netos, excluidos ciertos cargos, fue de 1.500 millones de dólares (21 centavos por acción), un poco por encima de los 20 centavos previstos por los analistas. Los ingresos netos en el último trimestre del año fiscal de 2003 ascendieron a 1.100 millones de dólares (15 centavos por acción), y de 1.400 millones (19 centavos por acción) en el tercer trimestre. En cuanto al ejercicio recién finalizado en su totalidad, las ventas netas de Cisco fueron de 22.000 millones de dólares, 3,1 millones más que en 2003.
Pero parece que, de nuevo, los próximos meses podrían enfriar el ambiente. El optimismo inicial con que fueron recibidos los recientes resultados de la compañía, con cifras récord, se ha visto contenido en las últimas semanas por la cautela con que Cisco afrontan el actual trimestre: según sus responsables, los clientes ralentizarán de nuevo los gastos en equipamiento de red debido a la delicada situación de la economía mundial y la incertidumbre que provocan las próximas elecciones presidenciales USA. Así, si el trimestre pasado obtuvo los mayores ingresos netos y ganancias por acción de su historia, el fabricante prevé una evolución más modesta para el actual, el primero de su ejercicio fiscal de 2005.
“El gasto en capital dependerá de la evolución del producto interior bruto (PIB)”, ha advertido John Chambers, CEO de Cisco, en referencia al mercado estadounidense, asegurando detectar un comportamiento un poco más precavido y menos optimista por parte de las empresas. Algo que vale también para España, donde ha caído significativamente el índice de confianza empresarial en el inmediato futuro. De hecho, la compañía espera que para su primer trimestre de 2005, iniciado el pasado 1 de agosto, los ingresos experimenten un comportamiento prácticamente plano o, como mucho, crezcan hasta un 2%, una previsión inferior a la de algunos analistas que, como UBS Warburg, preveían un incremento del 3%. En un boletín de esta firma de análisis financiero se puede leer: “Nuestras propias evaluaciones, basadas en contactos con el personal de ventas de la industria del networking, indican una evolución descendente en la segunda mitad del año, en contraste con el comportamiento registrado hace unos pocos meses”.
Los recientes indicadores muestran, en definitiva, una ralentización del gasto previsto por las firmas de investigación de mercado durante los primeros seis meses del año, que generalmente vaticinaban un incremento del gasto en TI del 5% o más para 2004 respecto al pasado año. De hecho, son varias las firmas de análisis financiero que dan fe del buen número de proyectos que se están posponiendo a causa de la delicada situación económica. En su opinión, el tan conocido lema de la época de crisis de “hacer más con menos” y su variante “sacar el máximo provecho a lo ya existente” va a seguir siendo la norma de las empresas a corto plazo.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información