| Artículos | 01 MAR 2002

Ciencia y Tecnología mantiene la fecha para el lanzamiento de UMTS

No habrá terminales a la venta hasta 2003
Si las cosas no cambian, la llegada de las comunicaciones móviles de tercera generación (3G) UMTS a España tendrá lugar el próximo mes de junio. Durante el reciente encuentro 3GSM celebrado en Cannes, los fabricantes de tecnología 3G han coincidido en la opinión de que la tecnología –especialmente los terminales y la interoperatividad multifabricante- que habrá de soportar los nuevos servicios multimedia no estará disponible hasta finales de 2003, pero Anna Birulés, Ministra de Ciencia y Tecnología, se muestra inflexible; UMTS, ya ha sido retrasado una vez y no volverá a serlo. En caso contrario, el Ministerio ejecutará los avales bancarios presentados por los concesionarios de licencias –Telefónica Móviles, Vodafone, Xfera y Amena– para garantizar sus compromisos.
Para defender sus exigencias, Birulés argumenta que las tecnologías de red estarán listas, por lo que los operadores no tendrán impedimento para cumplir las condiciones de despliegue. En cuanto a los servicios, podrán ser GPRS hasta que los terminales empiecen a comercializarse a gran escala. Telefónica Móviles, que recientemente ha sellado un acuerdo por valor de 6.000 millones de euros con Nortel y Ericsson para la construcción de sus redes UMTS tanto en España como en Alemania, asegura estar en condiciones de poder cumplir los plazos establecidos por el Ministerio. Vodafone y Xfera tampoco han realizado declaraciones relativas a la imposibilidad de poner en marcha los servicios en la fecha prevista; Amena simplemente ha pedido del gobierno una actitud comprensiva ante las diferencias de tamaño y los recursos de las operadoras que competirán en el mercado 3G.

Bélgica se echa atrás. La postura de Birulés contrasta a todas luces con la del gobierno belga, que ha decidido posponer la fecha oficial de lanzamiento de los servicios de telefonía móvil de tercera generación, inicialmente previsto para septiembre –es decir, incluso dos meses más tarde que la fecha fijada en nuestro país- por un período de un año, reconociendo que ni las redes ni los terminales están aún preparados.
Los consorcios que obtuvieron licencias para la prestación de servicios 3G en Bélgica son Mobistar, división móvil belga de France Telecom, Proximus, compañía conjunta de Vodafone y el antiguo monopolio Belgacom, y KPN Orange. “Estamos satisfechos de contar con un año más para la construcción de la red”, ha declarado Jean-Luc Van Kerckhoven, portavoz de Proximus. “Si hubiéramos tenido que lanzarlo en septiembre, el servicio hubiera defraudado las expectativas de los usuarios. Contando con doce meses más podremos realizar un lanzamiento realmente comercial”.
Los operadores móviles suecos se convirtieron el mes pasado en los primeros en abrir sus redes 3G. Sin embargo, se trató de un acto casi simbólico -bastante parecido a lo que, según todo hace prever, ocurrirá en España- dado que todavía no están ofreciendo servicio UMTS alguno de forma comercial. Los pocos dispositivos 3G disponibles vienen del mercado asiático; por ejemplo, NEC está ya suministrando los aparatos para el servicio limitado de NTT DoCoMo en Japón. Pero los fabricantes europeos, como ya han advertido, no estarán preparados hasta transcurridos varios meses. Nokia planea empezar a comercializar productos 3G en el tercer trimestre del año en curso y estar preparado para comenzar la entrega de grandes volúmenes de productos en los tres últimos meses de 2002.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información