| Artículos | 01 ABR 2004

Certificaciones electrónicas estables y seguras

Tags: Actualidad
Fernando Ujaldón.
El Consejo General del Notariado ha conseguido implementar con éxito la Firma Electrónica Reconocida Notarial (FERN) entre los 3.000 despachos de este colectivo profesional, tras un proceso de renovación tecnológica llevado a cabo durante los últimos años que exigió el despliegue de infraestructuras de clave pública (PKI).

Hasta 1999, el número de servicios telemáticos corporativos ofrecidos por el Consejo General del Notariado era muy reducido, pero las nuevas demandas de sus propios profesionales propiciaron un importante cambio en este sentido. Concretamente fue en ese año cuando los responsables de tecnologías de la información del Consejo decidieron que se debía dotar al organismo de una solución tecnológica que permitiera la centralización de las aplicaciones y el uso de firma digital.
Fue así como el Consejo General del Notariado (CGN) comenzó un complejo y ambicioso plan estratégico de modernización tecnológica que pretendía preparar sus recursos para el soporte de las nuevas funcionalidades. En esta renovación era necesario desarrollar una serie de aplicaciones telemáticas corporativas del CGN que posibilitaran de manera ágil y flexible la gestión de su Centro de Procesos de Datos, y la provisión también a las diferentes notarías de servicios de consultoría tecnológica, soporte técnico y asesoramiento de compras de material informático, según señala Marek Szymanski, director general del Instituto Notarial para las Tecnologías de la Información (INTI), la empresa tecnológica de Consejo.

Los pasos de la evolución
Dada la existencia de esta empresa propia encargada de la gestión de los servicios informáticos de la organización, se contaba ya con la estructura y recursos humanos requeridos para realizar este proyecto de forma interna, sin necesidad de contratar ayuda externa. La primera fase del plan de modernización, iniciada en 2000, contemplaba la introducción de la tecnología de seguridad de accesos PKI (Public Key Infrastructure) en casi todos los 3.000 despachos notariales existentes en nuestro país. “Se trata de la primera experiencia de gran magnitud en España en lo que respecta a asociaciones profesionales”, asegura Szymanski.
Posteriormente, en 2002, se emprende una segunda etapa, consistente en la puesta en marcha de varias aplicaciones corporativas. En este sentido, actualmente el organismo se halla en una fase de consolidación del uso de las aplicaciones ya desarrolladas, y su extensión a otras instituciones de la Administración Pública y entidades financieras. Para utilizar estas aplicaciones, ahora el usuario tan sólo requiere un navegador Web y un lector de tarjetas inteligentes en el caso de la firma digital.
Los servicios tecnológicos con los que cuenta hoy el notariado incluyen, por ejemplo, el Archivo de Renovación de Poderes, una gran base de datos donde pueden consultarse más de 130.000 poderes revocados. Destaca también el sistema electrónico Vigía, creado para garantizar la autenticidad de las actas de invitación y que desde noviembre de 2003 ha cursado unas 11.400 comunicaciones.

Una plataforma sólida
La infraestructura de clave pública (PKI) necesaria para el funcionamiento de la firma electrónica es gestionada por el INTI. Los certificados digitales de la Firma Electrónica Reconocida Notarial (FERN) cumplen con el estándar internacional X.509 v3 de ITU-T y se entregan en formato de tarjeta inteligente criptográfica protegida por una contraseña alfanumérica. La FERN permite realizar operaciones de firma digital sobre documentos y comunicaciones, acreditando la identidad del notario en entornos telemáticos. Con la solución implantada es posible la emisión de certificados digitales reconocidos ante notario a personas físicas, empresas y corporaciones de derecho público cumpliendo con todos los requisitos impuestos y actualizados por la Ley 59/2003 de 19 diciembre de Firma Electrónica.
Como parte de los servicios ofrecidos por la infraestructura de clave pública de la FERN, el Consejo General del Notariado ha constituido una Autoridad de Sellado de Tiempo Digital (TSA), cuyo funcionamiento se basa en un mecanismo criptográfico estándar. Para la realización de dicho proyecto, el INTI contó con Gedas Iberia, que ha utilizado la solución Keon de RSA Security. “La adopción de Gedas ha hecho posible no sólo mejorar la operativa y añadir servicios a la infraestructura PKI del notariado, sino también la participación del organismo en iniciativas que harán de la seguridad una actividad presente en todos los aspectos de la administración, la industria, el comercio y, por supuesto, en la mejora de la profesión notarial”, señalan los responsables.
Según los gestores del proyecto, la plataforma de gestión de certificados digitales Keon, junto con la tecnología de timbrado digital de documentos Digital Time Stamping de RSA, que asocia una fecha inalterable a la generación de un documento digital, convierte al Consejo “en una de las autoridades de certificación europeas más avanzadas del momento en el ámbito notarial”.

CPD 24 x 7
Para poder alojar todos los servicios del Consejo General del Notariado y garantizar su máxima disponibilidad 24 x 7 fue necesario acondicionar un Centro de Procesos de Datos dotado de características específicas. Esta infraestructura está compuesta por equipos de IBM, Sun Microsystems, Cisco y Dell, entre otros. De esta manera se pudieron centralizar todos los servicios corporativos de esta asociación profesional en un único sitio, “con el consecuente ahorro de costes en infraestructuras de comunicaciones y una mejora significativa de la seguridad de los sistemas”.
El propio INTI posee varios accesos a Internet suministrados por diferentes proveedores utilizando BGP4. Actualmente, el Instituto administra los sistemas operativos (principalmente AIX, Sun Solaris y Linux), todas las bases de datos (Oracle v. 9), servidores de correo electrónico, servidores Web, cortafuegos, routers, líneas de comunicaciones, antivirus, etc. La empresa cuenta con un sistema de monitorización de todos los componentes hardware y software para detectar anomalías.
También se utilizan varios sistemas de protección y seguridad. Respecto del control de acceso, todas las aplicaciones críticas del CGN requieren la autenticación con los certificados digitales.

Red privada virtual
Gracias al proyecto de modernización de sus recursos TIC, el CGN ha podido no solamente responder mejor a todas las exigencias de la Sociedad de la Información, sino también “posicionarse como empresa puntera en la aplicación de medios telemáticos en contratación y gestión electrónica”, asegura Marek Szymanski.
Pero la implementación de la firma electrónica no agota los proyectos de modernización tecnológica del Consejo. Así, durante el primer semestre del año está prevista la implementación de la denominada “Red Privada Notarial”, una VPN que permitirá conectar 3.000 notarías y 16 colegios notariales con los sistemas de información corporativos. La red privada virtual utilizará el protocolo MPLS (Multiple Protocol Label Switching) y combinará tecnologías de acceso como ADSL, RDSI y enlaces dedicados a diferentes velocidades para enlazar los sistemas del INTI. Habrá c

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información