| Artículos | 01 MAR 2003

Cambio de modelo

Ya es sabido que, como dijo recientemente el ministro Piqué en la entrega de los Premios Salvà i Campillo que otorga anualmente la Associació Catalana d´Enginyers de Telecomunicació (ACET), “todos hemos fracasado” en el modelo de liberalización seguido hasta ahora. Y una de las primeras conclusiones a las que está llegando la propia Comisión Europea es que, por la propia evolución de la innovación y del mercado, la competencia entre los operadores ya no se producirá tanto por tecnologías sino por servicios finales, con independencia de la solución tecnológica en que se basa una determinada oferta; lo importante es el problema que soluciona. Llegar a una evidencia tan evidente ha llevado su tiempo.
El ministro de Ciencia y Tecnología parece estar aprendiéndose bien la lección de los tiempos y afirma estar en esa dirección. Dice Piqué en una entrevista concedida a Europa Press que, ante la “crisis global” que atraviesan las telecomunicaciones en general, se requieren medidas que den un nuevo impulso al sector. En su opinión, el modelo de liberalización seguido en Europa mediante la adjudicación de licencias en diferentes segmentos para operadores alternativos a los antiguos monopolios está llegando a su fin.
Piqué considera que el “fenómeno nuevo” que supone la convergencia de las diferentes tecnologías cambiará el panorama actual y hará que lo importante sea la prestación de servicios a los ciudadanos, dejando en segundo plano “las diferentes vías” por las que se llega a los mismos. Señala, por ello, que el Gobierno ha decidido poner el “énfasis” en promover las inversiones de los operadores para que puedan acometer “los saltos tecnológicos”, tanto en la telefonía UMTS como en la radio y televisión digital. Ante la importancia de todos estos cambios, Piqué destaca la necesidad de un marco jurídico que se adapte al “nuevo modelo de liberalización”. Así, según el ministro, el Gobierno habrá remitido ya en estas fechas al Congreso el anteproyecto de Ley General de Telecomunicaciones.
Respecto de las fusiones o concentraciones en el sector para que los operadores pequeños ganen músculo respecto a Telefónica, Piqué recuerda sus primeras declaraciones al llegar al Ministerio. En su opinión, el Ejecutivo central vería con “simpatía” estos procesos, aunque los mismos dependen de la iniciativa privada y no de la Administración. “No es esencial que haya muchos operadores, sino que haya diversas posibilidades para los usuarios”, señala. Sobre el futuro del consorcio Xfera, adjudicatario de una licencia de telefonía UMTS, asegura que “tiene libertad” para entrar en el mercado ahora o esperar a que esté disponible esta tecnología en fase de explotación comercial.
Y como el movimiento se demuestra andando, Piqué avanza una liberalización “total” en el sector del cable para “revitalizar” el área de las telecomunicaciones e introducir más competencia. Según el ministro, el modelo de concursos que se siguió en su día para adjudicar las concesiones de cable por demarcaciones geográficas está superado. En su opinión, ahora es necesario “liberalizar completamente” el sector. El ministro de Ciencia y Tecnología, como remate, augura un “gran futuro” a esta tecnología “a medida que coja economías de escala” y haya una utilización “masiva” que permita amortizar las cuantiosas inversiones que requiere su despliegue.
Se acercan fechas trascendentales para el sector. Esta vez el fracaso sería un lujo insostenible.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información