| Artículos | 01 ABR 2005

BFD agiliza la detección y recuperación de fallos

Las infraestructuras de routing convencionales ofrecen hoy capacidades de resolución de fallos muy limitadas, un impedimento que a su vez limita el correcto funcionamiento de las aplicaciones en tiempo real, como la voz. El nuevo protocolo BFD ayuda a solucionar el problema.

Las redes IP no han sido diseñadas de origen para reparar fallos en tiempos cortos, por debajo del segundo, pero las aplicaciones del tipo de la voz sobre IP están creando la necesidad acuciante de disponer de funciones de detección y corrección de fallos muy rápidas. El nuevo protocolo Bidirectional Forwarding Detection (BFD), todavía en estado de borrador en el seno del IETF, ayuda a superar tales barreras al incrementar la velocidad de detección y recuperación de fallos. Para ello, proporciona un método simple, abstracto y ligero de detectar la capacidad de los enlaces y sistemas antes de enviar tráfico.
BFD es lo suficientemente independiente de las tecnologías de transporte subyacentes como para detectar fallos en múltiples niveles. Así, puede ser utilizado para monitorizar la validez de redes Ethernet, rutas de etiquetas conmutadas Multi-protocol Label Switching (MPLS), Generic Routing Encapsulation, túneles IPSec y, prácticamente, cualquier otro tipo de transporte. Se trata, en esencia, de un protocolo autónomo de alta velocidad, similar a los protocolos de routing, como Open Shortest Path First (OSPF) o Intermediate System-to-Intermediate System (ISIS), que puede ser asociado a un enlace, una interfaz, un túnel, una ruta o cualquier otro componente de red válido para enviar datos.

Simplicidad y abstracción
En su funcionamiento básico, los sistemas vecinos de BFD negocian entre sí una asociación “peer” y monitorizan el flujo de paquetes BFD procedentes del resto de sistemas a la velocidad negociada, que puede ser fijada en incrementos especificados en unidades de tiempo inferiores al segundo. Cuando un sistema “peer” pierde la recepción de un cierto número de paquetes predeterminado, infiere el fallo de la infraestructura hardware o el software protegido por BFD, ya sea una ruta de etiquetas conmutadas, un túnel de otro tipo o una red Ethernet conmutada.
La simplicidad de BFD hace posible su uso en algunas aplicaciones que nunca antes habían tenido una solución adecuada para la detección de fallos de envío. Considérese, por ejemplo, un gateway de medios VoIP conectado a una red central IP sobre una red Ethernet conmutada. Generalmente, este tipo de aplicación presenta dos retos:
Actualmente, los gateways de medios no mantienen relaciones “peer” a nivel IP con otros sistemas, de modo que no hay medio visible para la red de detectar fallos entre ellos y el router de extremo IP.
Ethernet no dispone de ningún mecanismo o técnica para notificar a un host o a un router que se ha producido un fallo en una parte distante de una red conmutada. La rápida detección de un fallo en un enlace es fundamental para asegurar la alta disponibilidad que requiere la VoIP, pero no es fácil de conseguir cuando un conmutador está presente entre el host y el router.
BFD es lo suficientemente simple como para ser incluido en plataformas de gateway de medios, y en el ejemplo citado puede ser empleado para mantener la conectividad entre el gateway y sus routers de extremo. La detección de un fallo de uno o más segmentos Ethernet intervinientes en la transmisión por el protocolo permite al gateway y al router alternar caminos redundantes. Una vez detectado y verificado el fallo, BFD puede lanzar el mecanismo de resolución entre todos los sistemas de tunelling, transporte y routing.
Gracias a su simplicidad y al nivel de abstracción con el que opera, BFD puede concentrarse en encontrar con rapidez fallos de envío, y, por tanto, permite suministrar con éxito voz, vídeo y otros tipos de tráficos. Su empleo hace posible proporcionar VoIP y otros servicios en tiempo real con los niveles de fiabilidad y disponibilidad que los clientes demandan.


Cómo funciona
----------------------
BFD detecta errores en las rutas de envío y puede ser utilizado para conmutar el tráfico a rutas, interfaces e incluso redes alternativas.

1. Un gateway de medios o una PBX establece relaciones “peer” con el router situado
en la red central IP.
2. Un fallo en la red Ethernet provoca la interrupción de la transmisión de los paquetes BFD.
3. El router y el gateway o PBX conmuta el tráfico a rutas redundantes alternativas.

Más información en http://www.ietf.org/html.charters/bfd-charter.html

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información