| Artículos | 01 NOV 2001

Banda ancha, ofertas estrechas

Accesos
Alejandro García-Morato.
La vuelta del verano ha traído consigo un aluvión de ofertas de todo tipo para conectarse a Internet a alta velocidad y durante las veinticuatro horas del día. Es la fiebre de la banda ancha, a la que se han apuntado todo tipo de compañías. Desde las operadoras de telecomunicaciones más clásicas, las de telefonía fija, hasta los portales de Internet, pasando por los cableoperadores. El motor de este nuevo boom ha sido la tecnología ADSL.

Si bien la tecnología ADSL ya estaba disponible desde hace más de un año, ha sido la intervención de la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT), forzando a Telefónica a bajar precios, la causa de su despegue. A comienzos de verano, la CMT obligó a Telefónica a reducir los precios que cobraba como mayorista a otras compañías por dar el servicio de ADSL. De esta forma, los nuevos operadores conseguían cierto margen para después dar su propio servicio de forma minorista al usuario final.
Desde ese momento, el escaparate de ofertas de conexión no ha parado de incrementarse. Incluso muchas compañías, como Wanadoo, que habían retirado sus servicios de ADSL antes del verano por entender que no existía margen de negocio, han vuelto a presentar sus ofertas. Con diferencia, y al margen de las operadoras de cable, ADSL se está convirtiendo en la modalidad estrella de la banda ancha, desplazando a otros sistemas más antiguos, como las convencionales líneas RDSI.
A falta de que lleguen otros sistemas de forma masiva, como GPRS y UMTS, a través de los teléfonos móviles, o los sistemas inalámbricos fijos LMDS, ahora en fase de despegue, ADSL dominará el mercado. Para finales de este año, se calcula que puede llegar a haber en España más de medio millón de conexiones de este tipo, fundamentalmente de Telefónica de España y de Terra, su filial de Internet.
Sin embargo, y a pesar de la enorme variedad de ofertas y de precios que existe en estos momentos en España, se da la circunstancia de que todas son muy parecidas en cuanto a precio y prestaciones. De esta forma, lo que aparentemente iba a ser una batalla comercial despiadada por hacerse un hueco en el mercado, con ofertas agresivas y muy diferenciadas entre operadores, se ha convertido en un escenario donde las tarifas y prestaciones presentan divergencias muy estrechas. Una breve muestra de todas las ofertas que existen en el mercado (ver cuadro), nos da idea de cómo los servicios de una y otra compañía se parecen como gotas de agua.
Si acaso, tan sólo hay grandes variaciones con respecto a las ofertas de las operadoras de cable, que para dar servicio de banda ancha utilizan, en lugar de la tecnología ADSL, las conexiones a través de fibra óptica (de enorme capacidad), o, en la mayoría de los casos, de cable coaxial.
Como media, se puede decir que el precio estándar para una conexión de banda ancha elemental y básica se ha situado entre 6.000 y 7.000 pesetas al mes (es decir, entre los 36 euros y los 42 euros). A partir de aquí, el operador telefónico, o el portal de Internet, hacen todo tipo de juegos malabares para atraer al usuario, y utilizan reclamos como la capacidad de conexión, las rebajas en los precios, o los servicios añadidos que lleva aparejado el contrato, como los contenidos o las capacidades de correo electrónico. Todas las ofertas parten, como mínimo, de una capacidad de conexión de 128 Kbps, y pueden llegar a 2 Mbps si el usuario está dispuesto a pagar por encima de las 20.000 pesetas (120 euros) al mes. En algunos casos, como Airtel, el precio puede llegar a las 51.000 pesetas (306 euros) al mes.

REGALO DE ALTAS Y CUOTAS DE CONEXION
Al margen de la calidad del servicio y atención al cliente que ofrezca cada compañía, e independientemente del número de cuentas de correo electrónico que proporcione, o la capacidad de almacenamiento de webs, la última batalla comercial se está centrando en el regalo de las cuotas de conexión y de alta. Es precisamente este gasto inicial el que más asusta a los consumidores, y por ello, las compañías están haciendo un gran esfuerzo por minimizarlo.
El caso más extremo ha sido, durante el mes de octubre, el de Terra. La filial de Internet de Telefónica, que tenía una oferta muy similar a la de otros portales como EresMas, Wanadoo y Ya.com, ha dado una vuelta de tuerca a su estrategia comercial. En lugar de las habituales 6.500 pesetas (39 euros) al mes que cuesta el abono mensual de ADSL con cualquiera de los portales, Terra subió esa cantidad hasta las 6.995 pesetas (42 euros) en su oferta ADSL Plus. Sin embargo, redujo a cero el coste de adquisición del módem y el alta inicial del servicio, con lo que el usuario puede ahorrarse en este capítulo hasta 30.000 pesetas (180 euros). Además, con el nuevo ADSL Plus de Terra, el usuario puede acceder de forma ilimitada a los servicios de contenidos de pago del portal, que se irán desarrollando a partir de ahora. Terra pone así en marcha la estrategia que anunció a comienzos de año, y según la cual, llevará a la compañía a introducir cada vez más servicios de pago en Internet, en detrimento de la filosofía del “todo gratis” que ha imperado hasta ahora en la red.
Otros grupos, como Jazztel y Ya.com, su antigua filial de Internet, han tratado de diferenciarse con una gran apuesta por los servicios informáticos añadidos. Así, Ya.com ofrece hasta cien megas de capacidad para alojamientos de páginas web, además de diez cuentas de correo electrónico para el usuario. Jazztel, por su parte, permite conexiones no sólo de ADSL sino también de RDSI.

OPERADORES DE CABLE
Un capítulo aparte merecen los operadores de cable, que han conseguido bajar de la barrera de las 6.000-7.000 pesetas de cuota mensual gracias a que poseen su propia red de conexión. El usuario que se conecta con operadores como ONO, por ejemplo, puede llegar a pagar las dos terceras partes de lo que pagaría un usuario conectado a ADSL de un portal o de un operador fijo convencional.
El gran inconveniente de los operadores de cable es que sólo están disponibles en aquellas demarcaciones en las que tienen actividad. Por ejemplo, ONO sólo está en demarcaciones como la de Valencia, Santander, Huelva, Mallorca y Albacete. Supercable, que también presenta unos precios de conexión de banda ancha similares a los de ONO, sólo está en Andalucía. Esta limitación les impedirá ofrecer al usuario la posibilidad de conexión en cualquier punto de España con su misma cuenta, precisamente uno de los servicios a los que apuntan todas las compañías que ofrecen ADSL.


UN ESCAPARATE LLENO DE OFERTAS
EJEMPLO DE ALGUNAS OFERTAS DE BANDA ANCHA
COMPAÑIA OFERTA PRECIO PRESTACIONES OTRAS CARACTERISTICAS
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------
TELEFONICA - ADSL Entre 6.500 ptas Entre 128 Kbps El precio de la cuota de alta
- Estándar y 25.000 ptas al mes. y 2 Megas. y el modem ronda las 30.000 ptas.
- Class
- Premium

UNI2 FORMULA@ 5.900 ptas al mes. 256 Kbps. Se regala la primera cuota mensual.
Está dirigida a profesionales y pymes.
Promoción especial para SIMO.

AIRTEL AIRTELNET Entre 5.500 ptas Entre 256 Kbps Cuota de alta entre 15.000 y 51.000 ptas.
y 51.000 ptas al mes. y 2 Megas. Cuota de i

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información