| Artículos | 01 MAY 2002

Arquitecturas Metro DWDM

A medida que las empresas intentan extender las capacidades de sus redes LAN Gigabit Ethernet a sus propias WAN, la creciente necesidad de disponer de mayores anchos de banda está llegando también a las redes metropolitanas, creando uno de los mercados de más rápido crecimiento. En consecuencia, la tecnología DWDM –hasta hace poco enfocada exclusivamente a las infraestructuras centrales de larga distancia– comienza a ser utilizada también en este tipo de redes.

Los proveedores de servicios que intentan dar respuesta a la creciente demanda en las redes de área metropolitana (MAN) se han dado cuenta de que las capacidades de SDH/SONET no permiten una escalabilidad suficientemente rápida. Por lo general, esta tecnología no puede sobrepasar los 2,5 Gbps, y las corporaciones empiezan a demandar servicios de Gigabit Ethernet y velocidades superiores.
Para satisfacer estas nuevas necesidades, muchos fabricantes se están apresurando a lanzar productos DWDM (Dense Wavelength-Division Multiplexing) para incrementar la capacidad de las redes metropolitanas. Pero no todos siguen el camino correcto: algunos fabricantes se están limitando a reconfigurar para estos entornos los sistemas DWDM de larga distancia de primera generación, no muy adecuados para los requerimientos peculiares del área metropolitana. Generalmente grandes, incómodos y difíciles de instalar, estos sistemas ofrecen muy poco desde el punto de vista de la agregación de servicios por longitud y sublongitud de onda, que posibilita, por ejemplo, enviar una sola longitud de onda a un edificio. Además, entre otras limitaciones, estos sistemas reconfigurados no fueron diseñados para interoperar transparentemente con equipos de transporte óptico metropolitano, como los multiplexadores add/drop (ADM) SONET/SDH y los routers de última generación que predominan en las actuales MAN.
En un informe de febrero de 2001, la firma consultora RHK preveía un incremento espectacular en el despliegue de WDM en las redes metropolitanas. RHK vaticinaba que este segmento del mercado pasará de un volumen de negocio de 167 millones de dólares en 1999 a 2.300 millones en 2004, con una tasa de crecimiento anual acumulado del 68,5%. Si bien es cierto que la etapa de ralentización económica está afectando también a este negocio, la tendencia al alza parece asegurada.
Pero para que se produzca el éxito a gran escala de DWDM, RHK sugiere que los fabricantes deben saber adaptar esta tecnología a los requerimientos peculiares de las redes metropolitanas, diferentes de las necesidades de los tramos punto a punto de larga distancia, para lo que fue inicialmente usada durante 1998 y 1999. Y, según la consultora, estos requisitos son, fundamentalmente, menor coste, soporte de nuevos servicios de longitud de onda, protección de la capa óptica, multiplexación de múltiples señales en una longitud de onda, consolidación de elementos de red y un más eficiente transporte de tráfico mixto.

FIBRA ÓPTICA VIRTUAL
Teniendo en cuenta estas premisas, Ufinet, compañía del Grupo Unión Fenosa, ha puesto en marcha una de las más amplias coberturas metropolitanas de DWDM en España mediante la instalación de los equipos ONS 15200 de Cisco Systems. Ufinet, dedicada al negocio de soluciones integrales de comunicaciones y servicios de información, actúa como central de compras de telecomunicaciones de las empresas del Grupo y como operador, gestionando la red internacional en más de quince países.
“Nuestra red de fibra virtual basada en DWDM proporciona un conjunto de longitudes de onda de gran fiabilidad, siguiendo un modelo de red mallada de fibra que alcanza gran parte del área metropolitana de Madrid y Galicia”, asegura Gabriela Navarro López, Gerente Comercial del Departamento de Operaciones de la compañía. La infraestructura de Ufinet se basa en más de 3.500 kilómetros de fibra óptica, más de 2.300 kilómetros de radioenlaces multicanal, circuitos ópticos de capacidad y una red VSAT con más de 160 terminales.
Según Navarro, dos son los escenarios de la red de Ufinet. “El primero se basa en redes de transporte mediante anillos troncales, donde los nodos DWDM se encuentran ubicados en subestaciones eléctricas de Unión Fenosa próximas a entornos empresariales, desde donde se reparte el tráfico a los clientes. Esta solución permite que los anillos soporten múltiples canales con servicios de varios clientes diferentes.”
El segundo escenario está enfocado a atender las comunicaciones de clientes específicos por medio de enlaces punto a punto entre sus diferentes nodos. Para ello se emplea también la creación de anillos, garantizando así la protección de línea de los canales utilizados. En toda ocasión, el número de canales demandados en cada enlace debe justificar el despliegue de los nodos en la sede del cliente.
“Ambos escenarios son complementarios y aportan una solución integral a la optimización de nuestra red, transparencia, flexibilidad y protección de canales”.
Apoyándose en esta red, Ufinet ofrece a los propietarios de infraestructuras la posibilidad de dotar de más capacidad a la fibra ya instalada, “casi de manera inmediata”, y a los proveedores de servicios la posibilidad de proporcionar cualquier tipo de tráfico de voz, datos y/o multimedia, tanto sobre IP como sobre ATM con transformación de sincronía SDH/SONET. Así, los servicios principales ofrecidos por la red de banda ancha de Ufinet son comunicaciones SDH (STM-1, STM-4, STM-16), comunicaciones IP (Fast Ethernet y Gigabit Ethernet) e interconexión de CPDs (ESCON, Fibre Chanel y Fibra Óptica Tansparente hasta 2,5 Gbps).
“A pesar de que es muy difícil predecir el crecimiento de una red DWDM, ya que ésta surgirá o se ampliará hacia aquellos puntos donde exista demanda de servicios, sí se prevé un posible despliegue hacia entornos empresariales en la periferia de Madrid mediante anillos complementarios. También se tiene previsto un futuro crecimiento de la red existente, con objeto de abastecer las propias necesidades de la empresa, mediante la instalación de nuevos nodos de alta capacidad en subestaciones de Unión Fenosa”.
En lo que a expansión geográfica respecta, se está desarrollando la tecnología en A Coruña, aprovechando la infraestructura de fibra óptica que allí se posee. A partir de ese momento, se podrá realizar la unión de ambas regiones, Madrid y Galicia, a través de un enlace DWDM de larga distancia, que también permitirá la introducción de nuevos servicios a su paso por Castilla y León. “Una vez consolidada la red en el ámbito nacional, y adquirido el conocimiento necesario para su explotación, se exportara la tecnología al resto de países donde Ufinet tiene presencia, con objeto de obtener el máximo rendimiento y beneficio en aquellas redes de bajo número de fibras”, asegura Navarro.

TECNOLOGÍA CLAVE
El proyecto DWDM de Ufinet, en el que participó SOLUZIONA telecomunicaciones como socio integrador, supuso la primera instalación en España de los equipos ONS 15200 de Cisco Systems. Esta falta de referencias próximas, según Cesar Raymundo, Consultor Senior de SOLUZIONA telecomunicaciones, exigió una total implicación del departamento de Servicios Profesionales de la empresa “para minimizar los riesgos y asegurar un
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios