| Artículos | 01 JUL 2004

Amor de verano

Todos por el "diálogo" - "Nunca digas nunca jamás" - Cosas de la convergencia
Las cosas están mejor pero siguen muy crudas. Y cuando competir cara a cara con los colmillos afilados sólo puede llevar a prolongar en el tiempo la consecución de los objetivos estratégicos, se imponen las compras o las alianzas, o ambas cosas a la vez. O, al menos, la diplomacia, aunque sólo sea para empezar. Incluso dentro mismo del pequeño círculo de grandes fabricantes con posibilidades reales de llegar a dominar algún día tanto el mercado del networking empresarial como el de los operadores y proveedores de servicios, se están desatando deseos salvajes de “diálogo”. Al grano: el presidente y CEO de Cisco Systems, John Chambers, se manifestaba públicamente el pasado mes de junio a favor de una posible alianza con Nortel Networks. “Creo en las alianzas estratégicas y me gustaría tener a Nortel como socio”, aseguró durante una conferencia celebrada en Toronto (Canadá). Y, aunque Chambers dejó claro que en ningún momento su compañía se ha planteado la compra del fabricante canadiense, remató la aclaración con un ambiguo “nunca digas nunca”, que, en buen castellano, con nuestro sonoro “nunca digas nunca jamás”, suena aún más sugerente.
Los tejos tirados a Nortel por el presidente de Cisco fueron, y muy rápidamente, bien recibidos. William Owens, presidente y CEO de Nortel, comentaba el mismo día que, si bien ambas compañías no han mantenido conversaciones hasta ahora para alcanzar una alianza, se encuentra abierto a posibles discusiones para alcanzar un acuerdo. Hasta tal punto que lo cierto es que las declaraciones de Chambers fueron realizadas a raíz del comentario hecho por Owens el día anterior sobre el interés creciente de su compañía por establecer alianzas con otros fabricantes del sector.
Y en seguida las reacciones de todo tipo. Las económicas: al darse a conocer las palabras del carismático máximo responsable de Cisco, las acciones de Nortel experimentaron una subida de 0,31 dólares (7,58%), alcanzando los 4,40 dólares al final de la sesión. Las de Cisco, por el contrario, sufrieron una caída de 0,52 dólares (2,18%), hasta quedarse en 23,36 dólares. Luego las cosas se estabilizaron en un ambiente favorable para ambas firmas.
Los expertos se han apresurado a aventurar las consecuencias de una posible alianza entre los dos fabricantes. Aquí las que primero llegaron fueron las de Burton Group, que daba su bendición al hipotético acuerdo asegurando que un compromiso de este tipo beneficiaría tanto a Nortel como a Cisco, puesto que si la primera tiene mayor presencia entre los operadores y proveedores de servicios, el liderazgo de la segunda en el mundo corporativo es indiscutible.
Puede que las próximas semanas nos traigan otros análisis más precisos de esta y otras consultoras, incluso algunos rumores sobre el inicio de movimientos de acercamiento entre las dos compañías, rumores que, como en pocos casos antes, vendrían propiciados por los deseos públicos de ambos protagonistas. Y puede que no, que todo quede en pura anécdota, en mero chascarrillo veraniego. Pero una cosa queda clara: todo es posible en un sector que sale de una crisis poniendo en la convergencia tecnológica y de mercados casi todas sus esperanzas.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información