| Artículos | 01 ENE 2003

Afortunados, gigantes y supervivientes

Ni los malos tiempos son iguales para todos. En el último número de 2002 de Network World, nuestra revista hermana en Estados Unidos, se incluye un amplio artículo sobre las primeras empresas de networking en aquel país, donde queda de manifiesto que, aún dentro de la crisis, ese concepto tiene distintos significados según los casos. Obviando las referencias de algunos operadores aquí inoperantes, y salvado todas las distancias salvables por las diferencias de mercado –a veces insalvables, cierto es–, a título ilustrativo conviene tener en cuenta tal análisis.
Una de las compañías citadas es, como no, Cisco, de la que en el citado reportaje se afirma que sigue siendo un “vendaval” en el mercado corporativo. De hecho, es uno de los pocos compradores de empresas que quedan, aun cuando desde 2000 se haya reducido el ritmo de sus adquisiciones. Durante los últimos meses compró cinco firmas mediante acuerdos valorados en alrededor de 385 millones de dólares: Andiamo Systems (conmutadores de almacenamiento Fibre Channel), AYR Networks (routing distribuido), Hammerhead Networks (software de agregación IP), Navarro Networks (ASIC de conmutación Ethernet) y Psionic Software (sistemas de detección de intrusiones).
En cuanto a resultados, el rey del router ha hecho un buen año, con unos ingresos netos de 729 millones de dólares en el tercer trimestre, frente a los 2.700 millones de pérdidas del mismo periodo del año anterior; es decir, ha más que triplicado el beneficio operativo. Y en el primer trimestre del año fiscal de 2003 (que coincide con el tercer trimestre natural de 2002), registró ingresos netos por 618 millones de dólares, frente a las pérdidas netas de 268 millones sufridas en el mismo periodo del último ejercicio.
Aún así, Cisco sigue actuando con cautela. El pasado mes de mayo, con muy poco ruido, el fabricante reorganizó sus once grupos tecnológicos en ocho, en lo que autocalificó como una “evolución natural”. Y en septiembre, rompió el acuerdo de reventa con Dell, que pasó a ser un competidor en la gama baja.
Y hablando de Dell, es de destacar el entusiasmo y el éxito con el que la compañía se ha lanzado al mercado de redes de empresa. Tras considerarlo como un nuevo competidor, Cisco, 3Com y HP, cancelaron los respectivos acuerdos de reventa que mantenían con la compañía. Y, financieramente, todos ya sabemos que a Dell las cosas le han ido a las mil maravillas en 2002.
Otro fabricante de éxito durante el año pasado han sido EMC, que ha sabido defender sus posiciones frente a sus nuevos y tradicionales competidores, y Symantec, gracias a su dominio creciente en el mercado de seguridad y a las mejoras introducidas en sus servicios para empresas. Y no hay que olvidar a la nueva HP, que, bregando con las consecuencias de la fusión con Compaq, se ha sabido defender en el almacenamiento, mientras avanzaba en Linux, gestión de red, soluciones inalámbricas y conmutación de gama alta.
La lista no podría estar completa sin mencionar a Intel, IBM y Microsoft. Los cada vez más potentes chips de Intel han dado aire corporativo a Linux, y mejorado el soporte del almacenamiento, las soluciones inalámbricas y los servidores blade. Su comportamiento durante 2002 es propio de lo que Forrester Research califica de “agresor sigiloso”, es decir, aquél que, sin mucho ruido y de forma constante, aprovecha los tiempos turbulentos para adelantarse a sus competidores.
Bajo el liderazgo de Sam Palmisano, su nuevo CEO, IBM tampoco ha perdido el tiempo, dando pasos de gigante en áreas como servicios de integración (compra de PricewaterhouseCoopers Consulting por 3.500 millones de dólares), Linux (llevándolo al mainframe), seguridad (acuerdos con VeriSign y Microsoft), almacenamiento (alianzas con Hitachi y HP), servicios Web, sistemas inalámbricos e informática grid. En términos financieros, IBM no ha tenido muchas alegrías, si bien se mueve en los beneficios.
¿Y Microsoft? Con sus más y sus menos, la compañía se ha mantenido a salvo en 2002 en el campo de los servidores y los puestos de trabajo, incluso ganando terreno en el mercado PDA. En general, su posición se reforzó en diversas áreas emergentes, como dispositivos de mano e inalámbricos, servicios Web, CRM, mensajería instantánea e incluso almacenamiento.
Desde nuestra perspectiva española, es seguro que no están todos los que son, e incluso muchos pensarán que no son todos los que están, pero en su dimensión internacional, menos por cifras económicas que por ímpetu tecnológico, las firmas referenciadas no son para olvidar.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información