| Artículos | 01 JUL 2005

Adios al viejo mundo

El nuevo modelo de centro de datos
Los principios y soluciones TIC que conforman el centro de datos del mañana ya están aquí. Siguiendo este nuevo modelo, tres consultoras ofrecen sus distintos remedios a los problemas tecnológicos de una empresa ficticia.

IDG ha recabado la opinión de tres firmas consultoras a fin de comprender la realidad tecnológica hoy disponible y los distintos enfoques con que enfrentar en la actualidad los problemas operativos de las empresas. A partir de un escenario ficticio, pero muy común en nuestros días, Thinkstrategies, Forsythe Technology y Accenture exponen sus respectivas soluciones dentro del nuevo modelo de centro de datos.

El escenario del problema. Con el tiempo, la arquitectura TIC de un gran fabricante de bienes de consumo ficticio ha acabado por convertirse en un verdadero revoltijo tecnológico. El rápido crecimiento experimentado durante los últimos años impuso al departamento de TIC de la empresa un modelo de operación claramente reactivo. El fuerte carácter descentralizado del departamento ayudó a que muy frecuentemente las directrices definidas para afrontar el despliegue de aplicaciones e infraestructuras fueran ignoradas: las decisiones tomadas tan sólo buscaban dar una rápida respuesta a necesidades concretas. En un año, el número de servidores se duplicó, sin ninguna consistencia a escala corporativa a la hora de seleccionar sistemas operativos. Hoy el 60% de los servidores corren diversas versiones de Windows, Linux está presente en el 25% y Unix en el 15% restante. Algunos usuarios comienzan a quejarse de la progresiva caída del rendimiento de las aplicaciones, y no faltan los que protestan por el excesivo número de contraseñas que se ven obligados a recordar para hacer su labor diaria. Veamos una visión detallada de tal entorno:
- Aplicaciones: Las aplicaciones más críticas de la empresa están basadas en los veteranos mainframes y en unos cuantos desarrollos internos que corren sobre versiones muy antiguas de Windows. Y como lo hacen bien nunca ha sido prioritaria su actualización a las nuevas versiones de este sistema operativo. Asimismo, la empresa dispone de varias aplicaciones de negocio, desde ERP y CRM a e-mail y mensajería instantánea. En paralelo, durante los últimos tiempos algunos responsables de TI han favorecido la presencia de Java y otras plataformas distintas de Microsoft, e incluso han comenzando a “jugar” con los servicios Web.
- Servidores. La empresa dispone de un centro de datos en su sede corporativa replicado en espejo en otra localidad cercana, más otros dos en sus principales filiales internacionales. En estos cuatro centros se pueden encontrar distintos servidores Unix de Sun y HP, junto a una mezcolanza de servidores Wintel. El número total de ellos se ha duplicado en los últimos tiempos hasta sumar 450 unidades, de las que casi un tercio, con más de cinco años, están ya totalmente amortizadas.
- Infraestructura de red. La firma tiene una troncal de 1 Gigabit Ethernet entre su sede central y sus siete principales oficinas en el interior del país, con enlaces de sobremesa a 100 Mbps. El resto de conexiones entre oficinas y filiales utilizan redes privadas virtuales (VPN) IPSec. Además, aun sin el reconocimiento oficial del departamento TI central, han ido apareciendo redes locales inalámbricas (Wireless LAN).
- Almacenamiento. La rápida expansión de la compañía ha generado una mezcla heterogénea de arrays de almacenamiento, con una SAN basada en Fibre Channel en el centro de datos principal.
Ante esta caótica situación, el departamento de TIC del fabricante toma conciencia de la necesidad de convertirse en una organización de servicios orientados al negocio. Pero, ¿por dónde empezar?


Solución 1
Thinkstrategies: Outsourcing al rescate
-------------------------------------------------------
Obviamente, el enfoque descentralizado, inmediato y reactivo de la empresa no se adapta a sus objetivos corporativos, provocando un serio deterioro de la fiabilidad de sus infraestructuras y sus servicios de aplicaciones. En consecuencia, los responsables tecnológicos han de tomar un mayor control de las operaciones del día a día en todos los ámbitos, creando una visión común del papel que han de jugar las TIC en la empresa.
El primer paso será establecer estrictos procedimientos, políticas y prioridades que sirvan de base para la gestión de las operaciones, alineando las decisiones TI con los objetivos corporativos. Estas decisiones, además, se han de tomar de un modo más centralizado, a fin de asegurar una mayor coordinación y favorecer los ahorros de costes. Como estas medidas chocan de plano con la gran autonomía reinante y suponen un cambio radical de la cultura corporativa, han de ser impuestas y apoyadas por la alta dirección de la empresa, incluyendo al consejero delegado y al responsable financiero.

Auditoría global. Con su nueva autoridad, el liderazgo de TIC debe iniciar una auditoria global de los niveles de servicio y aplicaciones existentes, así como un análisis de los requerimientos de negocio presentes y futuros. Para que dicha evaluación sea objetiva, la auditoría debe estar dirigida por una firma independiente o por un equipo interno en el que también participen representantes del negocio. La auditoría debe centrarse en los problemas de rendimiento concretos que están perjudicando el éxito del negocio y que en un futuro podrán afectar a las actividades de la empresa. Se ha de determinar qué problemas están directamente relacionados con cuestiones propiamente tecnológicas, y aquellos que sólo se deben a unas prácticas de gestión de TIC inadecuadas. Y dado el impacto cada vez mayor de los problemas operativos, este proceso no debería durar más de 90 días.

Hacia una estrategia de externalización. Dados los recursos limitados de la empresa, convendrá desarrollar una estrategia de outsourcing basada en las prioridades específicas detectadas tras el proceso de auditoría. Dicha estrategia ha de determinar qué roles han de jugar los proveedores de soluciones externos en la resolución de los problemas actuales mediante la remodelación de las infraestructuras de TIC y las aplicaciones.
En este sentido, no es recomendable transferir las operaciones en su totalidad a terceros. No sólo muchos de los acuerdos de externalización fallan sino que existe en la actualidad una gran diversidad de servicios gestionados que pueden dar soluciones específicas a los problemas más acuciantes.

Servicios gestionados específicos. Según van madurando, los servicios gestionados se van haciendo más eficientes, convirtiéndose en una solución idónea para aquellas empresas que quieran transferir a terceros algunas funciones de TIC. Hoy se dispone de una amplia oferta procedente no sólo de proveedores independientes, sino también de grandes firmas de hardware y software, integradores y operadores de telecomunicaciones. Esta rápida evolución se está viendo acompañada del resurgimiento de los servicios de software bajo demanda en la modalidad de hospedaje, que están atrayendo la atención de, además de las pymes, las grandes empresas en áreas como la automatización de las fuerzas de ventas, CRM y gestión de la cadena de suministro.

Estandarización de plataformas. Se opte por la actualización interna de las TIC o por contratos de externalización, la estandarizació

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información