| Artículos | 01 NOV 2008

AcuaNorte

Aguas bajo control IP
Juana Gandía.
El sistema de “Abastecimiento de agua a Cantabria”, puesto en marcha por acuaNorte, está dotado de una completa solución de seguridad basada en IP destinada a evitar intrusiones y detectar incendios.

La Sociedad Estatal Aguas de la Cuenta del Norte (acuaNorte), dependiente del Ministerio de Medio Ambiente, se constituyó en julio de 2001 como respuesta administrativa a la necesidad de invertir en obras públicas hidráulicas en las cuencas del Noroeste de España. En concreto, su ámbito de actuación se centra en las demarcaciones hidrográficas de la vertiente cantábrica, así como de los sistemas Miño-Sil y las cuencas internas de Galicia.
Dentro de sus competencias, acuaNorte puso en marcha hace cuatro años el proyecto de “Abastecimiento de agua a Cantabria”, con el fin de desarrollar una infraestructura que asegurase el suministro en época estival a los principales núcleos de población de la región -sobre todo a Santander, Torrelavega y sus comarcas-, evitando la sobreexplotación de las aguas de los ríos Besaya y Pas. Con ese fin, se ha construido un complejo sistema de estaciones de bombeo, conducciones y depósitos que recoge el exceso de agua generado durante los meses de mayor precipitación. El agua se almacena en el embalse del Ebro y se vuelve a distribuir de nuevo a los sistemas de abastecimiento cuando el caudal del Pas y el Besaya desciende por debajo del “caudal ambiental”.
En la actualidad, la ejecución del proyecto, que cuenta con un presupuesto de más de 104 millones de euros, se encuentra en la primera fase, consistente en la construcción de una conducción reversible de unos 55 kilómetros por la que se transportará el agua hasta el embalse del Ebro durante los meses más lluviosos; en época estival se llevará por la misma tubería, pero en sentido contrario, hasta las instalaciones de cabecera de los sistemas municipales. “En estos momentos, nos encontramos rematando los últimos detalles para empezar a operar. Hasta el año que viene no comenzaremos a definir el alcance definitivo de la segunda fase, en la que se abordará la ampliación de las infraestructuras para conseguir una gestión más eficiente de los recursos hídricos”, explica Ricardo Herranz Serrano, técnico Informático de acuaNorte.
Como la infraestructura a instalar ha de garantizar el abastecimiento de agua a casi 500.000 personas, se precisaba una solución que securizará las instalaciones y previniera posibles incidencias sobre cualquiera de los elementos críticos del sistema. Ambar Security & Network fue la empresa adjudicataria de la realización de esta parte del proyecto. “Aunque ya habíamos trabajado anteriormente con Ambar Telecomunicaciones, nunca lo habíamos hecho con Ambar Security & Networks, que resultó seleccionada tras la valoración de las ofertas técnicas y económicas que concurrieron a la licitación”.

Sistemas de detección
Los dispositivos de seguridad instalados, dotados de conexiones IP, se han montado sobre la red de comunicaciones implantada por acuaNorte para la explotación de la infraestructura hidráulica. En concreto, se han ubicado en todas las estaciones de bombeo, así como en una planta de filtrado cuyo objetivo es depurar el agua procedente del embalse del Ebro para evitar la introducción a través de la nueva infraestructura del mejillón cebra en los cauces de la vertiente cantábrica.
Las estaciones de bombeo son edificios diáfanos en los que están instaladas las bombas de agua y los elementos mecánicos, eléctricos y electrónicos necesarios para su control y correcto funcionamiento. A estas construcciones se les ha dotado de un sistema de detección de incendios y otro de intrusión, así como un sistema de circuito cerrado de televisión. El primero se basa en barreras de infrarrojos instaladas en lo alto de la nave que disparan la central homologada de incendios cuando el humo corta los haces.
Por otra parte, en la planta de filtrado se ha incluido un sistema de detección de intrusión y otro de CCTV que evita la entrada de personal ajeno a la explotación en el recinto que alberga la instalación, además de permitir identificar a los posibles intrusos.

Monitorización en tiempo real
Las señales de los distintos subsistemas se envían al centro de control, ubicado junto a la estación de bombeo del embalse del Ebro, para su monitorización en tiempo real mediante un ordenador equipado con software especializado y dos pantallas: una controla el sistema de intrusión y el de incendios, y la otra gestiona el CCTV. En este centro también se ha ubicado el sistema SCADA (Supervisory Control and Data Acquisition), implantado por Siemens, que sirve para monitorizar, controlar y accionar los elementos instalados en la obra hidráulica (bombas, motores, válvulas, sensores de depósito…).
El SCADA se encuentra unido a los PLC (Programmable Logic Controller) situados en cada punto a controlar, que, a su vez, se conectan a los sensores y demás elementos de la obra hidráulica. Esta comunicación se realiza a través de una red de fibra óptica monomodo, instalada de forma paralela a las tuberías, cuyos switches ofrecen capacidades de routing avanzado de Nivel 3 y calidad de servicio de Nivel 2 y 4. También dispone de interfaces de fibra óptica que proporcionan enlaces Gigabit Ethernet a cada estación de bombeo partiendo desde el centro de control. Estos enlaces, con transceptores SFP, poseen un rango dinámico de funcionamiento que va desde los dos metros hasta los 70 kilómetros.


El proyecto en cifras
-----------------------------
- 50 kilómetros de tuberías.
- 6 estaciones de bombeo
- 2.500 litros por segundo (caudal punta) en sentido Ebro-Norte


Sencillez e innovación
-------------------------------
Según el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, el funcionamiento del proyecto “Abastecimiento de agua a Cantabria” es “tan sencillo como innovador: en los meses de invierno, en los que hay agua en abundancia en las cuencas del norte, se toma el agua de estos ríos, se bombea hacia el sur y se almacena en el embalse del Ebro, donde este nuevo uso es totalmente compatible con el actual y con su estado ecológico. El agua permanece allí almacenada hasta el verano, cuando todo el agua disponible en los cauces fluviales resulta imprescindible para el mantenimiento de los ecosistemas. En esa época estival se suspenden todas las captaciones, incluidas las del abastecimiento, dejando que el río discurra con su caudal natural intacto, suministrando agua a la red con la que ha sido embalsada previamente en invierno, todo ello sin necesidad de construir nuevas presas”.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información