| Artículos | 01 FEB 2009

A finales de año, las comunicaciones entre Europa y Asia sufrieron la rotura de los cables submarinos que conectan ambos continentes

A finales de año, las comunicaciones de voz e Internet entre Europa y Asia sufrieron un duro revés debido a la reiterada rotura de los cables submarinos de fibra óptica que conectaban ambos continentes. Para Ciena, las perdidas económicas que ocasionan estas interrupciones podrían minimizarse si los operadores adoptaran un nuevo planteamiento para construir redes ópticas completamente malladas y autorregenerables que sepan “sobrevivir”. Es por esto que las redes ópticas están migrando de las topologías punto a punto o en anillo, hacia las redes en malla para diversificar rutas y lograr la máxima solidez.

TE PUEDE INTERESAR...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios