| Artículos | 01 DIC 2003

802.11n: LAN inalámbricas a 100 Mbps

¿Una Wireless LAN con capacidad de proceso suficiente como para igualarse a una infraestructura Ethernet conmutada? Eso es lo que pretende el estándar IEEE 802.11n, que aportará una capacidad de proceso de hasta 100 Mbps.

Recientemente, la entidad dedicada al desarrollo de estándares internacionales Electrical and Electronics Engineers (IEEE) ha constituido un nuevo grupo de trabajo dedicado a desarrollar la especificación de un estándar que permite a las LAN inalámbricas (WLAN) operar a velocidades máximas de 100 Mbps. El nuevo estándar, denominado 802.11n, contará con las aportaciones de Atheros Communications “Super G” y “Super A/G”, técnicas propietarias utilizadas en sus chipset wireless que permiten conseguir capacidades de proceso de 100 Mbps.
Aunque los fabricantes de chips han potenciado las capacidades de proceso de las WLAN hasta alrededor de 100 Mbps, es preciso disponer de los mismos chips tanto en el punto de acceso como en el del cliente. Cuando 802.11n aparezca este problema desaparecerá, pero para ello habrá que esperar, según los expertos, al menos tres años. El principal escollo en el desarrollo de la norma será lograr proporcionar rendimientos mayores al tiempo que se reducen el coste y el consumo de energía..

Velocidades sólo teóricas
En cualquier caso, hay que tener en cuenta que la cifra de 100 Mbps no se ha de identificar con la capacidad de proceso sino con la velocidad de los datos, que representa la velocidad raíz antes de sustraer el overhead asociado o sobrecarga de información que añade un protocolo a los datos a transmitir. Y, en el caso de 802.11, el overhead a añadir es muy elevado; típicamente supone más de la mitad de la velocidad de los datos. Así, un punto de acceso 802.11b, con velocidades de 11 Mbps, proporciona generalmente una capacidad de proceso de menos de 6 Mbps. Por su parte, el hardware 802.11a y 802.11g pueden dar a los usuarios capacidades de proceso de 18 a 22 Mbps, a partir de su velocidad estandarizada en 54 Mbps.
La capacidad de proceso de las WLAN se reduce a medida que los dispositivos cliente se desplazan de un punto de acceso a otro, dependiendo de factores como los materiales de construcción. Además, lo más común es que un punto de acceso sea compartido por varios usuarios, entre los que se repartirá la capacidad de proceso de la que es capaz de suministrar. Por ello, los responsables de redes inalámbricas de determinados entornos wireless ya conocen las quejas de los usuarios por las reducciones de capacidad de proceso que se suelen experimentar con las WLAN.
No obstante, no todo el mundo ve una necesidad inmediata de disponer de tan elevados anchos de banda como los que proporcionará 802.11n, salvo para soportar aplicaciones del tipo de las de streaming de vídeo. En cualquier caso, una de las primeras tareas del grupo de trabajo que desarrollará la norma será la definición de un conjunto de escenarios de aplicación del estándar en los que se describan el modo en que se utilizará la tecnología. Tales escenarios servirán de base de evaluación y prueba.

Multimedia wireless
802.11n es una de las novedades wireless que vienen de camino. IEEE también trabaja en la especificación de 802.15.3, estándar que permitirá servir streaming multimedia a través de LAN inalámbricas a un máximo de 245 dispositivos fijos o portátiles wireless y a distancias de hasta cien metros. Al igual que 802.15 y 802.11b, opera en la banda de frecuencias de 2,4 GHz, y especifica anchos de banda de 11, 22, 33, 44 y 55 Mbps.
En sus mayores velocidades, la norma 802.15.3 soportará conexiones multimedia de baja latencia y transferencias de grandes archivos, mientras que 11 y 22 Mbps estarán más indicadas para transmisiones de radio. Para conseguir calidad de servicio, emplea TDMA (Time Division Multiple Access).
El estándar está siendo apoyado por la ZigBee Alliance, y ya ha conseguido el respaldo de WiMedia Alliance, entidad similar a la Wi-Fi Alliance, encargada de certificar y difundir la tecnología 802.11.


Estándares 802.11
-------------------------
En desarrollo
802.11d Permite al hardware 802.11 funcionar en países donde hoy no es posible.
802.11e Mejora el nivel Media Access Control de 802.11 para soportar características de calidad de servicio, como priorización de voz o tráfico de vídeo.
802.11f Establece recomendaciones a los fabricantes de equipos WLAN para asegurar la interoperatividad entre puntos de acceso de múltiples marcas.
802.11h Para la gestión de señales de radio de 5GHz en WLAN 802.11a.
802.11i Cubre las debilidades del esquema de encriptación Wired Equivalent Privacy (WEP).
802.11k Aporta un medio para que los puntos de acceso pasen datos relativos a la gestión y estado de las frecuencias de radio a aplicaciones de gestión de mayor nivel.
802.11n Diseñado para potenciar la capacidad de proceso a 100 Mbps. La idea es que las WLAN obtengan rendimientos similares a LAN Ethernet conmutadas.

Ya publicados
802.11a Describe las WLANs en la banda de 5 GHz y velocidades de 54 Mbps.
802.11b Para WLAN en la banda de 2,4 GHz y velocidades de 11 Mbps.
802.11g WLAN en la banda de 2,4 GHz, pero con modulación de 802.11a para alcanzar 54 Mbps.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información