| Artículos | 01 NOV 2001

802.11a: A velocidades de 54 Mbps

Durante la segunda mitad de 2002 comenzarán a aparecer en el mercado las primeras soluciones de redes locales inalámbricas (WLAN) basadas en la nueva norma IEEE 802.11a, que promete velocidades de hasta 54 Mbps.

A partir de finales de año, más de una docena de firmas de networking introducirán los primeros puntos de acceso y tarjetas de red inalámbricos basados en el estándar IEEE 802.11a, aprobado en 1999. Estos productos utilizarán la frecuencia de radio de 5 GHz, que no precisa licencia, y alcanzarán velocidades de hasta un máximo de 54 Mbps. Las redes inalámbricas de hoy, basadas en el estándar 802.11b, también aprobado en 1999, utilizan la frecuencia de 2,4 GHz y proporcionan un máximo de 22 Mbps.
La técnica de modulación de radio OFDM (Orthogonal Frequency Division Multiplexing) utilizada por 11a es la clave de sus mayores velocidades. OFDM divide una portadora de datos de alta velocidad en 52 subportadoras de baja velocidad que se transmiten en paralelo. Estas subportadoras se pueden agrupar de un modo mucho más integrado que con la técnica de espectro expandido y multiplexación de tiempo utilizada por 11b. Así, con 11a las transmisiones son más eficientes y las velocidades superiores.
Otras diferencias entre ambas especificaciones afectan a las distancias cubiertas, diseño de antenas, prestaciones de seguridad y características de gestión de red. Pero muchas de estas diferencias sólo se manifiestan de un modo contrastable en pruebas piloto. Hay que tener en cuenta que un mismo producto podría aportar rendimientos muy distintos en función de algunas variables de producción, como los materiales de construcción empleados en el lugar donde operan y el número de usuarios a los que da servicio. Teóricamente, mayores anchos de banda significan distancias más cortas, pero algunos expertos aseguran que, en la práctica, podría no haber diferencias entre las distancias cubiertas. De nuevo aquí la “mano” del fabricante se dejará sentir.
Los administradores de redes que adopten WLAN de alta velocidad se enfrentan a algunos retos, como la instalación de un mayor número de puntos de acceso que las que necesitan las LAN inalámbricas actuales y un mayor consumo de potencia para las tarjetas de interfaz de red.

CAIDA DE PRECIOS
Los precios también serán superiores que los de las soluciones actuales de 2,4 GHz, si bien todos los expertos esperan que se reduzcan rápidamente. Las tarjetas de interfaz 11b están alrededor de 150 dólares (casi 30.000 pesetas) y deberían llegar a los 75 (casi 15.000 pesetas) a final de año. Sus equivalentes 11a aparecerán a un precio estimado de aproximadamente 200 dólares (37.000 pesetas), pero se prevé que caigan rápidamente a los 150. Los puntos de acceso actuales están en alrededor de 900 dólares (170.000 pesetas), si bien bajarán a unos 600 (150.000 pesetas) en el futuro. Los puntos de acceso 11a inicialmente podrán ser adquiridos por alrededor de 195.000 pesetas, pasando enseguida a la banda de 650-750 dólares (150.000-170.000 pesetas) en 2003.
Los precios caerán progresivamente también a medida que los fabricantes de chipset consigan integrar un mayor número de funciones en menos chips. Tales desarrollos harán posible disponer de chips cada vez más pequeños, potentes y baratos.
Estas cuestiones de un mayor coste crearán nuevos problemas a los administradores de redes. De hecho, habrá que configurar la red 802.11a de un modo diferente, teniendo en cuenta que se precisarán más puntos de acceso: mientras que las distancias de radio de 2,4 GHz son de 80 a 100 metros, las de 5 GHz son de 30. En la práctica, esto conlleva un coste total de propiedad más elevado que el de las redes 802.11b, aún cuando los precios bajen considerablemente.
Al objeto de que los costes totales de propiedad no se disparen, los fabricantes deberían formar adecuadamente en las tecnologías inalámbricas a sus canales de distribución, y crear servicios de soporte muy especializados. La inversión en el canal y la calidad del servicio de cada suministrador serán criterios de compra fundamentales para los administradores de redes.
La carrera ha empezado y, como siempre, sólo el tiempo dirá si las LAN inalámbricas 802.11a serán capaces de quitar espacio comercial a las ampliamente difundidas 802.11b.


En competencia con HiperLAN 2
--------------------------------------------
Ahora que los productos 802.11a ya están preparados para salir pronto al mercado, otra especificación de LAN inalámbrica de alta velocidad está a punto de aparecer. Se trata de HiperLAN 2, estándar de ETSI (European Telecommunications Standards Institute), que, como 11a, opera en la frecuencia de 5 GHz y ofrece velocidades de 54 Mbps. Ya finalizado, los primeros productos se esperan para dentro de unos meses. A fin de que no haya problemas, ETSI y IEEE trabajan unidos para que las soluciones basadas en los dos estándares de 5 GHz sean capaces de operar en conjunción y sin interferencias.


¿Más por menos?
--------------------------
Los precios estimados de los productos 802.11a que aparecerán a partir de finales de año se están revisando a la baja...

802.11a
Estimaciones anteriores
Tarjetas de red $200-285
Puntos de acceso $1.000-2.000

Estimaciones actuales
Tarjetas de red $150-200
Puntos de acceso $700-1.400
...... acercándose a los de los productos 802.11b.


IEEE 802.11a: Estándar del IEEE que opera en la frecuencia libre de licencias de 5 GHz y soporta velocidades de hasta 54 Mbps. Compite directamente con el estándar europeo HiperLAN 2 (5 GHz, 54 Mbps), y pronto lo hará con IEEE 802.11g (22 Mbps), la próxima generación de WLAN a 2,5 GHz.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información