| Artículos | 01 SEP 2001

10 Gigabit Ethernet: donde nunca antes

Francisco Sánchez.
El grupo de trabajo de IEEE 802.3ae está cerca de completar un estándar que permite trabajar con la tradicional Ethernet a la enorme velocidad de 10 Gbps. La nueva norma no sólo dotará a esta tecnología de una capacidad diez veces superior a su máximo actual, sino que también le abrirá las puertas a otras áreas de aplicación diferentes de las LAN –su ámbito tradicional-, como las MAN y las WAN, al cubrir distancias de hasta 40 kilómetros. En efecto, un nuevo método de transportar tramas Ethernet nativas sobre redes de área metropolitana (MAN) y redes de área amplia (WAN) permitirá trabajar con aplicaciones con la que hasta ahora no era rentable, ya fuera porque resultan muy caras de desplegar en entornos convencionales o porque consumen demasiado ancho de banda. Con Ethernet a 10 Gbps (10 GE) será posible transferir los contenidos de un disco duro de 10 Gigabytes en 8 segundos o hacer backup de un sistema de almacenamiento corporativo de 2 Terabytes en 27 minutos, y, aunque en principio su aplicación está más orientada a datos, podría transportar de una sola vez 833 señales de vídeo digital o 156.250 llamadas telefónicas. Y ya se habla de alcanzar en el futuro los 40 Gbps.

Frente a otras alternativas de alta velocidad, la gran ventaja del nuevo estándar 10 Gigabit Ethernet (10 GE), cuyo lanzamiento definitivo está previsto para marzo de 2002, se basa en su gran compatibilidad con la base instalada de interfaces 802.3 y con los principios de gestión y operación de red propios de Ethernet, así como en la preservación de las inversiones ya realizadas en investigación y desarrollo respecto de esta tecnología. Y todo ello tanto para entornos LAN como MAN y WAN. Como afirma Jordi Fernández, ECLIPS&Multiservice Networks Business Development Manager de Avaya, “la tecnología 10 GE representa un salto sustancial en velocidad con las ventajas que proporciona la madurez, facilidad de gestión del entorno Ethernet, posibilidades de QoS integradas y coste asociado respecto de otras tecnologías como ATM”.
De hecho, la 802.3ae Task Force de IEEE (Institute of Electronic and Electronics Engineers), grupo de trabajo encargado del diseño de 10 GE, ha establecido cinco criterios que debe cumplir el nuevo estándar:
- Ha de contar con un amplio mercado potencial, soportando un gran conjunto de diferentes clases de aplicaciones y clientes, así como un nutrido grupo de fabricantes.
- Debe ser compatible con otros protocolos estándar 802.3 ya existentes, así como con las especificaciones de gestión OSI (Open Systems Interconnection) y SNMP (Simple Network Management Protocol).
- Ha de resultar sustancialmente diferente de otros estándares 802.3, convirtiéndose en una solución única para un problema determinado en vez de en una solución alternativa.
- Su viabilidad técnica ha de quedar demostrada antes de proceder a su ratificación final.
- Debe resultar económicamente viable para los usuarios, en lo que se refiere tanto a costes de instalación como de gestión.
Si se cumplen todos estos criterios, que pueden ser debatidos en http://grouper.ieee.org/groups/ 802/3/ae/criteria.pdf, 10 GE se convertirá en una solución de red real altamente aceptada y difundida entre la comunidad mundial de usuarios de networking. No en vano, IDC espera que, sólo en lo que queda de año, se suministren alrededor de 230.000 puertos 10 GE, cifra que podría ascender a 4 millones a finales de 2004. Echando mano de datos de Dataquest, Roberto Pozzi, director general para el Sur de Europa y de la filial española de Extreme Networks, predice “un crecimiento de un 2.500%, hasta alcanzar una cifra de ventas de 1.800 millones de dólares en 2003, cifra que pasará a 3.600 millones en 2004. Este incremento está previsto fundamentalmente dentro de los entornos MAN y WAN, seguido posteriormente por los entornos LAN, ya que actualmente las necesidades de un entorno LAN en la mayoría de los clientes pueden ser cubiertas con Gigabit Ethernet”.
A ello contribuirá enormemente la aparición ya durante el último trimestre del año, en espera del estándar definitivo, de módulos y conmutadores 10 GE. Su mercado objetivo serán tanto los operadores y proveedores de servicios dispuestos a desplegar servicios MAN y WAN basados en Ethernet como aquellas empresas que precisen dotarse de troncales LAN multigabits altamente escalables. Y es que, contra lo que pudiera parecer a primera vista, también las corporaciones acabarán por sucumbir a las ventajas de 10 GE. Según Current Analysis, las empresas finalmente migrarán a troncales 10 GE, con gigabit en las sobremesas. Sobre las bases actuales de Ethernet a 1 Gbps, será –afirma la consultora– un cambio tranquilo, natural y, a diferencia de lo que ocurrió con Fast Ethernet (100 Mbps), silencioso y con poco ruido mediático alrededor.
“La tendencia del mercado es, por una parte, migrar absolutamente hacia una infraestructura de red multiservicio que integre QoS y aumentar la velocidad de la conectividad de la troncal corporativa. La demanda de 10 Gbps ya es una realidad en nuestros clientes, sobre todo por la necesidad de comunicar adecuadamente sus centros de proceso de datos y edificios corporativos”, asegura Sergi Fernández. En su opinión, “la tecnología 10 GE está principalmente dirigida a cubrir las demandas de conectividad en entornos LAN y MAN: 10/100 Mbps en el puesto del usuario, gigabit en la troncal y 10 Gbps en conexión metropolitana, entre edificios, en entornos de campus”.
En similar línea, Francisco García, Director Técnico de Enterasys Networks, predice la penetración de 10 GE en el mercado “para la integración de troncales de grandes redes y en las infraestructuras de los operadores. Asimismo, es de esperar un incremento de soluciones de hosting, de entrega de vídeo en tiempo real, etc.”
“Con 10 GE las organizaciones pueden incrementar la velocidad y desarrollo de sus redes diez veces más, aumentando la productividad de cada empleado. Además, una gran ventaja de 10 GE es que permite a las organizaciones desarrollar su rendimiento basado en Gigabit mientras mantiene las aplicaciones, sistemas operativos, protocolos y herramientas de gestión de red actuales, lo que ahorra costes y tiempo. Asimismo, la capacidad de consolidar los servicios LAN, MAN y WAN en la misma plataforma reduce los costes de las redes al permitir un diseño de red simplificado y sencillo de administrar y mantener”, explica Enrique Barbudo, Director Técnico de Cisco Systems España.

Nivel físico: algo nuevo bajo el Sol
La compatibilidad prometida con las actuales modalidades de Ethernet (10, 100 y 1000 Mbps) puede conducir a equívocos, pues, aunque 10 GE respeta el formato y longitud de tramas propio de esta tecnología, da paso a diferencias considerables en cuanto a distancias, cableado, gestión y diseño de red. Esto, sin embargo, no impide que queden aseguradas las inversiones previas en equipamiento Ethernet y en formación del personal responsable de la red.
Como ya se ha dicho, el formato y las longitudes mínima (64 bytes) y máxima (1.518 bytes) de las tramas no han cambiado, de modo que un flujo de datos 10 GE tendrá la misma apariencia que el de cualquier otro tipo de Ethernet. Y lo que es más importante, el nuevo estándar portará el mismo tipo de tráfico que sus modalidades

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información