Actualidad | Noticias | 19 FEB 2003

Telefónica Móviles perdió 3.724 millones de euros en 2002

Telefónica Móviles registró unas pérdidas netas de 3.724 millones de euros en el ejercicio de 2002. Según la compañía, estos resultados negativos se explican por la contabilización de importantes partidas extraordinarias por un importe neto de 5.049,8 millones de euros imputables al saneamiento de activos y a la reestructuración de las operaciones en Alemania, Austria, Suiza e Italia.
Comunicaciones World

El reflejo del valor actual de las inversiones del Grupo en estos países, siguiendo una política que el operador llama de prudencia valorativa, implica una mayor provisión neta de 148 millones de euros sobre la provisión neta de 4.902 millones dotada en el segundo trimestre del año, derivado principalmente del saneamiento total de activos en los tres primeros países.

Excluyendo el impacto neto de la contabilización de dichas partidas extraordinarias, el beneficio neto consolidado acumulado en el año 2002 hubiera ascendido a 1.405,8 millones de euros, lo que hubiera supuesto un incremento anual del 46,9% respecto al ejercicio 2001.

Según el operador, el EBITDA de Telefónica Móviles ha tenido una muy positiva evolución en el año, lo que, junto con el estricto control de la inversión llevado a cabo en las distintas operadoras, redunda en una sustancial generación de flujo caja. Así, el Flujo Libre de Caja Consolidado en el conjunto del año 2002 ha superado los 1.805 millones de euros, con un incremento del 134% sobre el importe generado en 2001 (770 millones). Todo ello –asegura la compañía- a pesar de que en el año 2002 los resultados del Grupo, en euros, han estado impactados negativamente por los movimientos de los tipos de cambio de las monedas latinoamericanas, siendo éste uno de los principales factores que explica la desaceleración en la tasa de crecimiento de los resultados del Grupo a lo largo del año.

A pesar de los resultados negativos, el Consejo de Administración propondrá para su aprobación a la próxima Junta General de Accionistas el reparto de un dividendo por importe de 0,175 euros por acción con cargo a reservas de prima de emisión. Este dividendo se haría efectivo a lo largo de junio de 2003.

Telefónica Móviles logró una favorable evolución de los ingresos por operaciones, con un crecimiento interanual que se sitúa en el 8,7% en el conjunto del año 2002 y en el 3,0% en términos trimestrales (cuarto trimestre de 2002 frente a cuarto trimestre de 2001).

Asumiendo tipos de cambio constantes, el crecimiento de los ingresos consolidados en el año 2002 se hubiese situado en un 18,7% respecto al año 2001.

Por componentes, el crecimiento de los ingresos viene explicado principalmente por el incremento de la base de clientes de las operadoras consolidadas globalmente (del 16,9% y del 9,4% excluyendo Tele Leste Celular y Grupo Pegaso Telecomunicaciones en 2002) y por el mayor tráfico cursado por las redes de estas operadoras (del 17% en minutos aire y del 36% en mensajes cortos SMS). En sentido contrario, los ingresos medios por cliente (ARPU) han mostrado una caída media de 9,6% en moneda local, fundamentalmente por el mayor peso del segmento prepago en el parque de las operadoras latinoamericanas. Asimismo, debe tenerse en cuenta el impacto negativo de las fluctuaciones de las divisas.

A finales del año 2002 el parque gestionado del Grupo, incluyendo todas las operadoras participadas por Telefónica Móviles (y por tanto todas las filiales de la joint venture con Portugal Telecom en Brasil), así como las operadoras gestionadas en Chile y Puerto Rico, ascendía a 41,4 millones, lo que supone un aumento del 38,9%.
Por áreas geográficas, con unos ingresos de 6.770 millones de euros, Telefónica Móviles España representa el 74% de los ingresos consolidados en el año 2002, y registra un incremento anual de sus ingresos en valores absolutos del 18%.

Las operadoras latinoamericanas que se consolidan globalmente representan el 25% de los ingresos del Grupo en 2002. En términos absolutos, los ingresos de estas filiales, asumiendo tipos de cambio constantes crecen un 16,8% respecto del año 2001; si bien debido al impacto de los tipos de cambio, en euros, muestran una disminución del 14,7%.

Por su parte, las operaciones de Group 3G en Alemania se han cerrado con éxito en el cuarto trimestre del año, no generándose ingresos en este período.

En cifras absolutas, el EBITDA consolidado del Grupo en conjunto del año 2002 se sitúa en 3.736 millones de euros, un 12,1% superior al alcanzado en 2001. Asumiendo tipos de cambio constantes, el crecimiento del EBITDA consolidado sería del 19,1%.

En términos trimestrales, la no existencia de pérdidas de EBITDA en las operaciones europeas fuera de España en el cuarto trimestre ha permitido revertir la tendencia de caída interanual observada en el trimestre anterior, situándose el EBITDA del cuarto trimestre de 2002 un 11,5% por encima del correspondiente al mismo período de 2001, y a pesar del impacto de la incorporación de Grupo Pegaso Telecomunicaciones y de las fluctuaciones de las divisas latinoamericanas.

Todo ello supone una mayor provisión neta de 148 millones de euros sobre la provisión neta recogida al cierre de septiembre 2002. Adicionalmente, los resultados extraordinarios recogen el saneamiento acelerado del fondo de comercio de Terra Mobile, como consencuencia del proceso de reestructuración de las operaciones de esta compañía fuera de España, y que ha supuesto un importe bruto de 154 millones de euros.

Telefónica Móviles obtuvo una reducción anual del 3,6% en el resultado financiero neto negativo del Grupo. Esta evolución es especialmente destacable si se tiene en cuenta el efecto negativo de la devaluación del peso argentino (36,7 millones de euros en el acumulado del año), la no capitalización de los gastos financieros asociados a la adquisición de la licencia UMTS de Group 3G desde de julio 2002, y el impacto de los cambios en el perímetro de consolidación del Grupo. La tendencia positiva de los gastos financieros se explica principalmente por la evolución favorable seguida por la deuda consolidada del Grupo, así como por las políticas de cobertura seguidas.

Los resultados negativos de las empresas consolidadas por puesta en equivalencia (40 millones de euros) vienen explicados principalmente por las pérdidas atribuibles a IPSE 2000 (98 millones), que más que compensan la favorable evolución de los resultados de Médi Telecom y el cambio en el método de consolidación de Terra Mobile en el cuarto trimestre de 2001.


El mercado español de telefonía móvil superó a finales de 2002 los 33,5 millones de líneas, lo que supondría alcanzar, teniendo en cuenta los parques declarados por cada operador, una penetración que ya se sitúa en el 79,8% de la población.

En este contexto Telefónica Móviles España ha concluido el año con más de 18,4 millones de clientes activos, un 10% más que a finales de 2001. De esta forma, la compañía ha mantenido su posición de liderazgo en el mercado español, manteniendo la mayor cuota de mercado (estimada en el 55%) entre los grandes operadores incumbentes europeos y habiendo capturado más del 40% del crecimiento del mercado español en el conjunto de 2002.

http://www.telefonicamoviles.com


Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información