Actualidad | Noticias | 12 MAR 2010

Telefónica lanza un plan estratégico para alcanzar los 320 millones de clientes en 2012

Telefónica lanza un programa estratégico a tres años para acelerar el proceso de transformación de la compañía y convertirse en el mejor "operador global del mundo digital". Crecer entre el 1 y el 4% anual en los próximos cuatro años y alcanzar en 2012 los 320 millones de clientes son dos de sus principales objetivos.
Network World

El programa, denominado bravo!, persigue convertir a Telefónica en la mejor compañía global de comunicaciones del mundo digital. “bravo! nos va a permitir hacer seguimiento de los proyectos y de la consecución de objetivos a medio y largo plazo, y será clave para aprovechar al máximo las oportunidades únicas que nos ofrece nuestra escala”, aseguró César Alierta, presidente del operador en la 5ª Cumbre de Directivos de Telefónica, celebrada ayer en Madrid, en la que han participado 1.200 principales dCesar Alierta, presidente de Telefónicairectivos de la compañía.“Creo que las empresas de telecomunicaciones tenemos un papel fundamental que jugar en el futuro del sector TIC y estoy convencido de que para aquellos que seamos capaces de anticiparnos a las tendencias de la industria habrá muchas oportunidades de crecimiento, y para asegurar que las aprovechamos al máximo, lanzamos hoy el programa bravo!”, explicó Alierta.
Según el presidente de Telefónica, los operadores globales emergen como los mejor posicionados en la nueva cadena de valor por tratarse de quienes mejor pueden formular nuevas propuestas, y para ello tanto la escala como una base de clientes global es clave. Telefónica, con presencia en 25 países y más de 265 millones de clientes, es para Alierta la compañía mejor posicionada para explotar las oportunidades de negocio que ofrecen los servicios y la conectividad digital desde plataformas avanzadas, esenciales para ofrecer servicios de calidad y para acceder a nuevas fuentes de crecimiento y modelos de negocio.
Las personas, los hogares y los negocios son cada vez más digitales y esta mayor implicación está llamada a impulsar la demanda de nuevas aplicaciones y servicios desde diferentes sectores -financiero, entretenimiento, educación o salud-, y a través de alianzas con terceros. La demanda de conectividad seguirá creciendo, y se espera que en 2020 haya una penetración estimada de PC de más del 50% de los hogares en el mundo y entre 4.800 y 5.300 millones de usuarios móviles. Los expertos apuntan, igualmente, a que el porcentaje del gasto del consumidor en comunicaciones se verá incrementado en un 20% durante el periodo comprendido entre 2010 y 2015 hasta alcanzar el 4,2% del gasto total.
Con el fin de capturar el crecimiento futuro del sector, el programa bravo! fija las prioridades estratégicas para alcanzar este objetivo, así como las iniciativas clave para conseguirlas a través del alineamiento operativo de las tres regiones de Telefónica y con carácter transversal.  Para ello, el programa bravo! se apoya en cuatro pilares fundamentales: el cliente, la oferta, las plataformas y la cultura.
“En 2012 Telefónica espera contar con más de 320 millones de clientes, un 30% del mercado en las regiones donde operamos”, explicó César Alierta. En palabras del presidente de la compañía, el objetivo es convertir a Telefónica en la primera compañía por índice de satisfacción del cliente en todos sus mercados. En relación a la oferta, las expectativas para 2012, marcadas en la VII Conferencia de Inversores, contemplan un crecimiento de entre el 1 y el 4% anual en los próximos cuatro años.

César Alierta recordó en su discurso el perfil de liderazgo internacional de Telefónica, segunda compañía de telecomunicaciones del mundo por valor de empresa, al tiempo que reiteró los objetivos financieros comprometidos por la compañía a 2012. “Somos una compañía de crecimiento y nuestra prioridad sigue siendo maximizar el valor para nuestros accionistas. En la actualidad, Telefónica es la compañía número uno en términos de  rentabilidad por dividendo esperado para 2010 (8,2%) de entre las 50 mayores compañías del mundo por capitalización bursátil”. Telefónica se comprometió el pasado mes de octubre a repartir un dividendo de 1,75 euros por acción en 2012 en el marco de una política de remuneración creciente desde 1,40 euros por acción en 2010.

Por otra parte, Julio Linares, consejero delegado de Telefónica, hizo balance de 2009, “un ejercicio difícil y exigente en el que hemos cumplido con nuestros compromisos y objetivos”, para pasar a destacar el nuevo entorno de cambio acelerado por la crisis donde la innovación, el mercado y los distintos jugadores del sector marcarán el futuro próximo. Un futuro, en opinión de Linares, “en el que los clientes disfrutarán de más dispositivos y todos conectados, donde el dominio de los smartphones será determinante y donde la demanda de comunicaciones seguirá creciendo. Un nuevo mercado que acentuará la dinámica competitiva del sector”.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios