Actualidad | Noticias | 22 FEB 2006

Telefónica es investigada en Bruselas por abuso de posición dominante en banda ancha

La Comisión Europea ha abierto una investigación contra Telefónica por ejercer desde el 2001 un supuesto abuso de posición dominante en el mercado de banda ancha de Internet, mediante la imposición a sus competidores de unos precios para el acceso a la infraestructura que les impiden competir en el mercado minorista.
Comunicaciones World
La Comisión Europa ha anunciado hoy que ha expedientado a Telefónica por abuso de posición dominante en el mercado de banda ancha desde el año 2001. Los cargos están contenidos en un dictamen motivado que Bruselas ha enviado ya a la compañía. No obstante, el Ejecutivo comunitario ha destacado que la apertura del expediente no implica necesariamente que Telefónica haya infringido las reglas comunitarias de competencia.
La Comisión Europea alega que Telefónica ha debilitado las actividades competitivas de los proveedores de banda ancha por Internet en España mediante una estrategia de estrechamiento de márgenes, ya que desde 2001 la diferencia entre los precios mayoristas solicitados por Telefónica a sus competidores por los servicios de banda ancha y las tarifas minoristas que pagan los consumidores es insuficiente para cubrir los propios costes de Telefónica para suministrar estos servicios minoristas.
La compañía telefónica habría incurrido en pérdidas sustanciales si hubiera tenido que pagar las tarifas que impone a sus rivales, según la Comisión. Ello constituye un caso de margen de beneficios insuficiente (margin squeeze, en inglés), ya que Telefónica no deja margen a las nuevas empresas que necesitan acceder su infraestructura de red un margen suficiente para competir por los clientes minoristas. De hecho, Telefónica es el único operador de red que cubre todo el país.
La Comisión deberá adoptar ahora una decisión sobre si hay o no abuso de posición dominante, aunque sólo después de analizar la respuesta que reciba de la compañía telefónica. De confirmarse el abuso en la evaluación preliminar, Bruselas podría imponerle multas por comportamiento anticompetitivo.

El Ejecutivo comunitario ha recordado además que los precios minoristas de la banda ancha en España son altos y se sitúan muy por encima de la media de la UE, así como que el desarrollo de infraestructuras de red alternativas está muy por debajo de la media de los Veinticinco: aunque en 2004 se empezó a implantar el desdoblamiento del bucle local, su uso todavía no ha despegado.
En este escenario, los nuevos proveedores de Internet no tienen otra opción, aparte de la construcción de una red alternativa de acceso local, que contratar uno de los tres productos al por mayor que les ofrece Telefónica: acceso al bucle local, acceso regional al por mayor y acceso nacional al por mayor.
Dado que exige construir nuevas redes, el desdoblamiento local no constituye en estos momentos una opción viable económicamente en el conjunto del territorio español, de acuerdo con la Comisión. Por lo tanto, las nuevas empresas no pueden, con los actuales precios de venta al por mayor, repetir las tarifas de Telefónica a los consumidores finales en el conjunto de España.
La experiencia de otros Estados miembros demuestra, según Bruselas, que la actuación de las autoridades de competencia para tratar abusos como precios excesivos puede abrir los mercados y resultar en precios más bajos y más posibilidades de elección para los consumidores.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información